Vacuna contra la gripe, ¿debo aplicármela? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Gripe, ¿vacunarme o no?

Miércoles 19 de abril del 2017, 10:25 am, última actualización

La vacuna contra la gripe es clave para evitar la enfermedad, pero ¿sabes cómo funciona o quién debe recibirla? Conoce las 10 ventajas de la vacuna contra la influenza.

Vacunación contra la gripe, Vacuna contra la influenza

Virus de la temporada invernal

Las infecciones respiratorias se presentan todo el año, aunque el número de casos generalmente crece más durante los meses fríos (octubre a marzo), en los que la influenza se convierte en importante amenaza para el ser humano, de ahí que los microorganismos responsables de la afección se encuentren entre los principales virus de la temporada invernal.

La influenza es grave enfermedad que puede llevar a la hospitalización e, incluso, en ciertos casos provocar la muerte, razón por la que las autoridades sanitarias de México y todo el mundo recomiendan a la población la vacuna contra la gripe estacional, pues constituye la mejor manera de protegerse.

¿Por qué conviene recibir la vacuna antigripal?

A continuación describimos las principales ventajas que tiene la aplicación de la vacuna contra la influenza.

  1. Previene hospitalizaciones y visitas al médico. La vacuna contra la influenza estacional está elaborada para proteger contra los virus que, según los investigadores, tienen más probabilidades de diseminarse y causar trastornos durante la temporada de influenza en curso. Por tanto, si te preguntas: ¿cuándo debo vacunarme contra la gripe?, debes saber que una vez que recibes la vacuna, transcurren alrededor de dos semanas para que la protección comience a funcionar, de manera que entre más rápido te apliques la vacuna antiinfluenza, menor riesgo tienes de enfermar, tener que acudir al médico o permanecer varios días en el hospital.
  2. Evita enfermos en casa y propagación de los virus. Basta que alguien de la familia presente influenza para que en pocos días los casos se multipliquen en casa, el trabajo o la escuela. Por tanto, la vacuna contra la gripe estacional protege a quien la recibe y a todos los individuos de su entorno, especialmente a quienes son más vulnerables a enfermarse gravemente de esta afección.
  3. Si se presenta, la enfermedad suele ser más leve. La vacuna contra la influenza puede hacer que la afección sea menos grave en caso de contraerla; también disminuye el riesgo de consecuencias más serias a raíz de la gripa, desde cancelar cualquier plan para disfrutar unas vacaciones invernales o las fiestas de fin de año, hasta obligar al paciente a internarse en una institución médica (con el consiguiente gasto que esto generalmente implica).
  4. Protege a las embarazadas. Cuando se aplica a una mujer en estado gestante, ayuda a proteger su salud y la del bebé en camino, incluso hasta seis meses después de nacer. Según estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la vacuna contra la gripe estacional en embarazadas tuvo una efectividad de 92% en la prevención de hospitalizaciones de bebés a causa de la enfermedad.
  5. Reduce el gasto en medicamentos. Los síntomas de influenza surgen repentinamente e incluyen fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta y cabeza, además de fatiga; en algunos casos, también aparece vómito y diarrea. Si la persona ha recibido la vacuna antiinfluenza, existen grandes probabilidades de que estas molestias sean mínimas y no requieran la compra de numerosos medicamentos.
  6. Constituye poderoso escudo contra otros virus. Continuamente aparecen nuevas cepas (variante del virus) de la enfermedad, por lo que cada año se crean nuevas versiones de la vacuna contra la gripe estacional para proteger contra cualquier microorganismo que circule durante la estación más reciente. Según autoridades de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (origen de la mayor parte de las investigaciones sobre el tema), para la temporada de influenza 2015-2016 han sido fabricadas vacunas que protegen contra ciertos virus de la influenza, que son virus AH1N1, virus H3N2 y virus tipo B (cepa análoga b). Sin embargo, las defensas que el organismo adquiere (anticuerpos) en respuesta a la vacunación también pueden formar un escudo contra otros virus diferentes, pero relacionados.
  7. No provoca la enfermedad. Aunque muchas personas tienen esta errónea idea, la aplicación de la vacuna contra la influenza no causa la afección, ya que se fabrica con virus que han sido "inactivados" y, por tanto, no son infecciosos, o bien, sin ningún virus.
  8. Efectos secundarios que en nada se comparan a los síntomas de influenza. Como sucede con cualquier medicamento, existen efectos secundarios que pueden estar relacionados con la administración de la vacuna antigripal, los cuales generalmente son leves y duran poco tiempo, en especial si se comparan con los síntomas de un caso grave de influenza estacional que puede comprometer seriamente la salud.
  9. Fácil de aplicarse. Si temes sufrir al recibir la vacuna contra la influenza estacional, no tienes de qué preocuparte. Esta inoculación se aplica mediante inyección intramuscular en el brazo izquierdo que toma algunos instantes, en cambio, ofrece protección por largo tiempo (alrededor de un año) que inicia aproximadamente dos semanas después de suministrada.
  10. Numerosos puntos de vacunación. Muchas personas se resisten a vacunarse porque suponen que es difícil hallar un sitio para recibir el medicamento, lo cual es erróneo.

¿En dónde me puedo vacunar contra la influenza?

En México la Secretaría de Salud inició la campaña de vacunación contra la influenza (vigente hasta marzo de 2016) para aplicar de manera gratuita 32.2 millones de dosis a nivel nacional, lo que significa que el medicamento estará disponible en los centros de salud en todo el país (incluso, quienes viven en la Ciudad de México pueden encontrar puestos de vacunaciones en algunas estaciones del Metro) para las personas dentro de los grupos más vulnerables:

  • Niños de 6 meses a 5 años de edad.
  • Adultos mayores de 60 años.
  • Personas que padecen el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con enfermedades crónicas: diabetes, obesidad, afecciones cardiovasculares, pulmonares, cáncer en tratamiento y receptores de trasplante.
  • Personal de salud.

Si no estás dentro de los grupos de riesgo, puedes acudir a tu médico de cabecera y pedir que te aplique la vacuna antiinfluenza (cada año debes recibir nueva dosis), a fin de que la protección para tu salud sea óptima. Recuerda que entre más personas se vacunen contra la enfermedad, menos podrá propagarse este virus de la temporada invernal en su entorno. 

SyM - Laura Ruiz

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Gripe

Tips para evitar y tratar la gripe en bebés


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore