¿Qué es malestar general? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

10 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Malestar general

Martes 20 de junio del 2017, 11:03 am, última actualización

Comúnmente se habla de malestar general cuando hay sensación generalizada de molestia, incomodidad inexplicable o falta de bienestar, síntomas que suelen acompañarse de cansancio o fatiga. Por lo regular se asocia a problemas de salud físicos o mentales, y puede desarrollarse de manera lenta o de improviso, dependiendo de la naturaleza del origen.

Malestar general, Fatiga, Cansancio

Causas

  • Falta de limpieza al preparar alimentos incidirá en problemas digestivos, tal como sucede por consumo de productos irritantes (grasas, picantes, alcohol o café, entre otros).
  • Fumar o beber alcohol en exceso.
  • No cumplir con todas las vacunas.
  • No dormir.
  • No procurar la mejor higiene personal.
  • No usar condón al tener relaciones sexuales con desconocidos.
  • Tener contacto directo con enfermos contagiosos.

Como se mencionó con anterioridad, el malestar general suele asociarse a problemas de salud, siendo los más comunes:

  • Deficiente alimentación. La desnutrición, por lo general, se asocia a dieta pobre en vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas. Este padecimiento se desarrolla por etapas, pues en un principio genera cambios en los valores de sustancias nutritivas contenidas en sangre, después ocasiona disfunción en órganos y tejidos y, finalmente, genera síntomas físicos con el consecuente riesgo de muerte.
  • Intoxicación. La ingestión o inhalación, por lo regular de manera accidental, de ciertos productos químicos puede comprometer la vida seriamente. Al primer indicio de malestar por esta razón debe llevar al afectado a recibir atención médica inmediata.
  • Infecciones. Se reconoce así a cualquier daño a la salud causado por el ataque de microorganismos (hongos, bacterias o virus) ajenos al cuerpo; las características o síntomas dependerán del sitio en el que se suscite el trastorno.
  • Hipertensión arterial. La presión arterial alta o elevada ocurre cuando la sangre viaja a una presión mayor a la normal, es decir, 120/80 mm Hg (milímetros de mercurio); en alto porcentaje no presenta síntomas significativos, por lo que puede pasar desapercibida por años y causar paulatino daño a riñones y la visión, sin olvidar que incrementa el riesgo de sufrir un infarto en corazón o cerebro.
  • Insuficiencia de un órgano. Todos los órganos del cuerpo realizan importantes funciones, algunas de ellas vitales, por lo que su mal desempeño puede propiciar malestar general. Para darnos una idea de ello, pensemos en que particularmente el hígado participa en más de 500 actividades bioquímicas en el organismo, varias relacionadas con la asimilación y eliminación de los productos que ingresamos al cuerpo; los riñones, a su vez, son el filtro purificador de la sangre, y su mal desempeño deriva en acumulación de gran cantidad de toxinas que pueden llevar a la muerte.
  • Enfermedades del tejido conectivo. Se refiere al daño que puede sufrir el conjunto de células similares que actúan como sostén y protección de huesos, cartílagos, ligamentos, tendones y articulaciones; es característica de estas fibras su cualidad elástica. Son ejemplos de este tipo de deterioro artritis reumatoide (padecimiento inflamatorio que puede ocasionar gran limitación de movimiento) y osteoartritis (enfermedad en la que se desgasta el cartílago que hay dentro de la articulación para amortiguar impactos), entre otros.
  • Enfermedades cardiopulmonares. Afecciones producidas en pulmones caracterizadas por dificultad para respirar y que afectan el funcionamiento del corazón. Ejemplo de ello es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en la cual las llamadas pequeñas vías aéreas (bronquiolos y alvéolos) sufren daño irreversible, hecho que produce que la incorporación de oxígeno a los principales órganos se dificulte considerablemente.
  • Trastornos sanguíneos. La sangre es la vía de comunicación por la que se transporta a todos los órganos los elementos que requieren para desempeñar sus funciones de manera óptima; además, recoge los de compuestos de desecho para que sean eliminados. Por ello, el fluido es muy susceptible de sufrir daños, siendo algunos de consideración, como leucemia (cáncer en sus células) o septicemia (infección por microorganismos), entre otros. No obstante, el más común de sus trastornos es la anemia, originada por una alimentación deficiente en hierro, ácido fólico y vitamina B12, así como por hemorragias o alteraciones en el funcionamiento de órganos, como el bazo (alojado detrás del estómago) o médula ósea (tejido que se encuentra en el interior de los huesos), ambos encargados de producir y regenerar células sanguíneas; la afección se caracteriza por disminución de los niveles de hemoglobina (proteína que se encuentra en glóbulos rojos y transporta oxígeno desde pulmones a todo el cuerpo a través de venas y arterias).
  • Enfermedades endocrina o metabólica. La deficiente función de cualquier glándula afectará la producción de hormonas, mismas que cumplen importantes funciones en el organismo; algunas, por ejemplo, regulan el crecimiento y desarrollo de un individuo, además de que participan en su labor reproductiva, mientras otras contribuyen a la producción, utilización y almacenamiento de energía. Los anteriores son apenas dos ejemplos del sinfín de funciones que desempeñan las hormonas.
    Particularmente, cuando es la glándula tiroidea la afectada puede producir en exceso hormonas (hipertiroidismo) y provocar que una persona sienta más calor del normal y pierda peso; de igual forma, se le dificulta conciliar el sueño, puede experimentar temblores en las manos y ritmo cardíaco fuerte o irregular (palpitaciones), además de que es común que se muestre irritado y se enoje con facilidad; cuando sucede lo opuesto, producción baja (hipotiroidismo), el afectado suele presentar aumento de peso, es incapaz de tolerar el frío, manifiesta pérdida de cabello, piel seca y escamosa, hormigueo en manos, pulso lento, voz ronca, párpados caídos, inflamación en rostro y, en algunos casos, falta de memoria.
    Asimismo, la diabetes puede originarse por la deficiente labor del páncreas, glándula responsable de la producción de la hormona llamada insulina, la cual se encarga de mantener los niveles de azúcar normales en sangre; como es sabido, de no ser controlado este problema puede traer complicaciones como ceguera, daños renales y vasculares, así como amputación de piernas, entre otros.
  • Neoplasias. Con este nombre se identifica a la multiplicación incontrolada de células anormales o que sufren alteración en su código genético, mismas que serán propensas a desarrollar cáncer, pudiendo llegar a formar una masa de tejido (tumor) o invadir órganos adyacentes (metástasis); el proceso puede acelerarse por la incidencia de factores como contaminantes químicos, virus y luz solar, entre otros.
  • Depresión. Trastorno mental que se caracteriza por fuerte decaimiento del estado de ánimo, que se expresa mediante tristeza profunda, vacío existencial, autoculpa y soledad; además, ocasiona en el afectado ofuscación, pesimismo, inseguridad y baja autoestima. La persona que sufre este problema emocional no duerme bien ni tiene apetito sexual, está de mal humor, se cansa y aburre con facilidad y se siente incapaz de adaptarse a las circunstancias problemáticas por las que atraviesa, no las puede modificar y está imposibilitado para emprender retos.

Síntomas

Aunque el malestar depende directamente del problema que lo causa, en general puede mencionarse que el paciente experimenta.

  • Cansancio.
  • Sensación de cuerpo cortado.
  • Dolor de cabeza y muscular.
  • Lagrimeo y ojos enrojecidos.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Indisposición para realizar las actividades diarias.

Diagnóstico

El médico tomará como base los síntomas antes citados, y a continuación realizará examen físico para conocer el estado de salud del afectado en ese momento, el cual comprende:

  • Comprobación de peso, altura, presión arterial y frecuencia cardiaca.
  • Inspección (observación) del interior de boca y garganta, así como ojos, oídos, nariz y piel.
  • Palpación (sentir por medio del tacto) de cuello, axilas e ingles en busca de ganglios inflamados.
  • Auscultación, es decir, escuchar corazón, pulmones y abdomen en busca de ruidos anormales.
  • Golpeo de rodillas para verificar los reflejos.
  • El facultativo hará historia clínica del paciente para conocer estilo de vida y hábitos, así como antecedentes familiares de problemas de salud.
  • Ante la mínima sospecha de complicación mayor, el médico indicará posteriores exámenes de sangre y/u orina.

Prevención

  • Abrigarse en invierno.
  • Cumplir al pie de la letra los tratamientos médicos para aliviar cualquier afección.
  • Dejar de fumar; puede recurrirse a deshabituantes del tabaco.
  • Dormir las horas que el cuerpo exige para recuperar energías.
  • Eludir los cambios bruscos de temperatura.
  • Evadir el contacto directo con quienes padecen enfermedades contagiosas.
  • Evitar la cercanía a sustancias toxicas.
  • Extremar la limpieza al preparar alimentos.
  • Hacerse chequeos de salud periódicamente.
  • Procurar la mejor higiene personal.
  • Reducir el consumo de grasas, picantes, alcohol o café.
  • Seguir una dieta balanceada.
  • Usar condón en las relaciones sexuales.

Tratamiento

  • Analgésicos de libre venta disminuyen los síntomas del malestar general.
  • Para aliviar las molestias de la gripe, tos o fiebre es recomendable tomar antigripales, antipiréticos, antitusivos o expectorantes.
  • Reposo y dieta blanda acompañada de gran cantidad de líquido.
  • Si hay irritación de garganta puede recurrirse a pastillas que tienen efecto anestésico y antibacteriano.
  • Tras el examen físico del médico y el resultado de las pruebas de laboratorio puede conocerse el origen del malestar, cuando se sospecha de alguna complicación de importancia. De manera general se remite al paciente con el especialista que pueda dar solución al problema.

Consulta a tu médico

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Gripe

Tips para evitar y tratar la gripe en bebés


Ver más...

Los niños que conviven con mascotas desde pequeños desarrollan un sistema inmune más fuerte, reduciendo el riesgo de padecer alergias y obesidad.




Comscore