Estreñimiento y diarrea, responsables de lesiones anales - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Septiembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Estreñimiento y diarrea, responsables de lesiones anales

Martes 28 de marzo del 2017, 10:27 am, última actualización.

La evacuación de heces grandes, secas y duras, así como diarrea constante pueden ocasionar desgarres en la región anal. Conoce cómo se tratan las fisuras anales, no prolongues este doloroso padecimiento o requerirá tratamiento quirúrgico.

Dolor intenso al evacuar, Tratamiento de fisuras anales

Tipos de fisuras anales

Cuando se padece estreñimiento existe alto riesgo de sufrir heridas en ano, trastorno conocido como fisura anal. "Este padecimiento se genera, principalmente, a causa de traumatismos. Por ejemplo, en la mayoría de casos es ocasionado por expulsar heces grandes y/o secas, quemaduras por diarrea, golpes directos y contacto con el asiento de la bicicleta", explica el cirujano coloproctólogo Carlos Toledo Caballero.

Existen dos tipos de fisuras anales:

  • Fisuras anales agudas. Se presentan de manera ocasional y suelen cicatrizar en menos de seis semanas. Son superficiales, mientras que sus bordes son finos y limpios.
  • Fisuras anales crónicas. Ocurren al existir traumatismo constante, como en el estreñimiento, lo que favorece que las fisuras permanezcan por más de seis semanas. Son heridas profundas con bordes engrosados y duros. A menudo se asocian a pliegues duros y dolorosos que pueden confundirse con hemorroides.

"Quienes tienen este tipo de lesión experimentan dolor muy fuerte tras defecar, síntomas de fisura anal que pueden mantenerse por horas o, incluso, todo el día. Asimismo, las heces suelen estar manchadas de sangre", indica el especialista.

Debido a que el dolor ocasionado por fisura anal se incrementa con el contacto con deposiciones, como reflejo los pacientes suelen contraer el esfínter del ano. Así, se evita la evacuación y obstaculiza la irrigación sanguínea a la zona; en consecuencia, se impide la adecuada cicatrización de fisuras anales mientras que la materia fecal se compacta, ocasionando mayor daño y dolor.

¡Cuidado! Lesiones anales no siempre son hemorroides

Si padeces dolor intenso al evacuar y heces con sangre (principales síntomas de fisura anal), quizá pienses que las hemorroides han comenzado a hacer de las suyas y te untes crema para aliviar las molestias, pero ¿por qué no desaparecen tras minutos u horas?

"Con frecuencia, toda dolencia en la región anal se achaca a hemorroides, lo cual es un error, ya que existe gran cantidad de padecimientos que afectan dicha zona, como fisuras, fístulas, abscesos y cáncer", resalta el doctor.

Por ello, es fundamental acudir con el médico coloproctólogo, quien realizará un diagnóstico de fisura anal, el cual consiste en exploración a base de cuatro procedimientos:

  • "El primero está constituido por inspección que implica separar los glúteos y pedir al paciente que relaje el esfínter para poder observar, en este caso, la fisura en el ano".
  • Si el paciente tolera el dolor, se continúa con tacto rectal, cuya finalidad es verificar si existe hipertonía del esfínter, es decir, tiene incremento exagerado del tono muscular, pues esta condición se relaciona con la formación de fisuras.
  • "El tercer paso consiste en revisar la región anal con un aparato llamado anoscopio, el cual se introduce en el ano y permite visualizar todo el conducto para descartar otra alteración agregada".
  • "Finalmente, se realiza una rectosigmoidoscopia, exploración del recto y porción terminal del intestino grueso (colon sigmoide) por medio de un instrumento (rectosigmoidoscopio) que permite la visualización de la mucosa de dichos órganos", expresa el Dr. Toledo.

Hacia la cicatrización de fisura anal

El tratamiento de fisuras anales por un profesional de la salud alcanza una mejoría equivalente a 100%, tanto en pacientes con fisuras agudas como en quien sufre las de tipo crónico. Los cuidados para cada tipo incluyen:

  • Cuando se trata de fisuras anales agudas y el paciente refiere que en los últimos días ha tenido evacuaciones difíciles, se corrige el problema con una dieta rica en fibra y líquido para ablandar las heces, lo que ayuda a cicatrizar la herida. "A lo anterior podemos agregar pomadas que favorecen el control del dolor y disminuyen la inflamación, así como analgésicos que producirán alivio de los síntomas", añade el especialista.
  • En el caso de las fisuras anales crónicas el manejo es más complejo porque el paciente no responde a tratamientos locales. "Aquí observamos que al estreñimiento se ha agregado hipertonía del esfínter; ello implica modificaciones en la dieta y procedimiento quirúrgico". La intervención es sencilla: requiere corte parcial en el esfínter anal para que se relaje y, luego, se resecan los márgenes inflamados de la fisura.

 "Se han descrito otros métodos terapéuticos 'de moda', como la aplicación local de isosorbide, medicamento para relajar el esfínter y cuyo porcentaje de éxito es 30 a 40%. Asimismo, se ha llegado a inyectar toxina botulínica en la región perianal (alrededor de la fisura); sin embargo, al terminar su efecto el paciente requiere cirugía", advierte el Dr. Toledo Caballero.

No está de más decir que ante cualquier síntoma extraño o lesión anal, siempre hay que acudir con el coloproctólogo. Recuerda que el médico general y otros especialistas no poseen la infraestructura para realizar un estudio completo.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Hemorroides y Enfermedades Colorrectales

Plato del bien comer


Ver más...

Sabías que...

La enfermedad de Alzheimer causa que el paciente "olvide" tragar, por lo que parte del alimento termina en sus vías respiratorias provocando serias afecciones.




Comscore