Hemorroides mal tratadas, peligrosas complicaciones - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Enero 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Hemorroides mal tratadas, peligrosas complicaciones

Viernes 29 de julio del 2016, 01:58 pm, última actualización

En México, hasta 5% de la población general presenta síntomas relacionados con enfermedad hemorroidal. Sin embargo, al presentarse molestias no todos acuden al médico, el resultado: dolorosas complicaciones de hemorroides. ¡No llegues a este punto, conoce cómo identificarlas!

Por qué aparecen las hemorroides, Cuándo deben operarse las hemorroides

¿Qué son las hemorroides?

Es común referirse coloquialmente a éstas como almorranas, pero el término más correcto es hemorroides. "Se definen como complejo anatómico constituido por tejido vascular (red de comunicaciones arteriovenosas), músculo liso y tejido fibroelástico, presentes normalmente en el ano-recto", explica el coloproctólogo Francisco Javier Barrientos Castro.

"Forman 'almohadas' anales, estructuras participantes en la continencia anal (capacidad de retener el contenido intestinal) que protegen a este segmento de posibles lesiones durante la defecación", añade el médico.

Cuando se presenta alguna alteración en dicha zona se habla de enfermedad hemorroidal, "cuyas causas no son del todo conocidas y precisadas, aunque sí se han reconocido diversos agentes que contribuyen en la alteración", precisa el médico egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM y especializado en el Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

¿Por qué aparecen las hemorroides?

Un factor que participa en su desarrollo es el debilitamiento o deterioro de los tejidos de soporte de las almohadillas anales. "Esta condición facilita su deslizamiento distal y hacia la luz del ano-recto, lo que produce distensión venosa, engrosamiento de las paredes, erosión o ulceración, hemorragia, trombosis y, finalmente, salida de las mismas hemorroides (prolapso)". Lo anterior se asocia a factores desencadenantes de hemorroides como:

  • Edad avanzada.
  • Postura inadecuada, permanecer de pie o sentado mucho tiempo.
  • Esfuerzo en la defecación o estreñimiento (así como permanencia prolongada en el inodoro durante las evacuaciones).
  • Sobrepeso.
  • Dieta baja en fibra.
  • Embarazo, trabajo de parto y alumbramiento.
  • Menstruación.

Síntomas de enfermedad hemorroidal

Los signos de la enfermedad dependen de cuál de los plexos (redes) hemorroidales está más comprometido. De acuerdo a su localización, existen dos variantes:

  • Hemorroides internas. Se ubican en la porción inferior del recto.
  • Hemorroides externas. Surgen en el conducto anal, no significa que estén fuera del ano, aunque pueden exteriorizarse.

Los síntomas de hemorroides internas más evidentes incluyen hemorragia rectal con sangre de color rojo brillante, se asocia frecuentemente con defecación. La cantidad de sangre expulsada es variable y puede presentarse acompañada de materia fecal en forma de estrías (sangre en las heces), como mancha en el papel higiénico o dejando rastro en el espejo del agua del inodoro.

Asimismo, en ocasiones puede haber prolapso o salida de las hemorroides (básicamente las internas) a través del orificio del ano. Esto puede clasificarse en diferentes grados, en tanto salgan y puedan regresar a su sitio original:

  • Grado 1. No descienden durante el acto defecatorio, pero habitualmente se asocian con hemorragia rectal.
  • Grado 2. Salen por el ano, pero regresan a su sitio en forma espontánea, una vez que cede el esfuerzo.
  • Grado 3. Prolapsan o salen durante la defecación y requieren reducción en forma manual para reubicarlas en el conducto ano-rectal.
  • Grado rectal. Las que no reducen y permanentemente están expuestas o prolapsadas.

En cuando a los síntomas de hemorroides externas, habitualmente son dolor (sobre todo si se inflaman), sangrado (aunque con menor frecuencia que las internas) o incomodidad (ardor y comezón en el ano).

Diagnóstico de hemorroides

Si presentas los síntomas mencionados, acude de inmediato con el coloproctólogo, especialista que realizará un diagnóstico para descartar otros padecimientos como cáncer rectal.

Tras realizar detallada historia médica, "es necesario hacer inspección de la región ano-perianal, realizar tacto rectal y revisar con anoscopio, instrumento pequeño que nos permite observar el interior del conducto anal y la porción inferior del recto. Finalmente se completa la exploración en el consultorio con la rectosigmoidoscopia, método con el que se revisan por dentro los últimos 25 cm del intestino grueso", detalla el Dr. Barrientos Castro.

¡Acaba con las molestias!

Una vez que se establece el diagnóstico, el tratamiento para hemorroides se elige según el grado de la enfermedad. Cuando es leve a moderada, incluye:

  • Modificación de hábitos dietéticos: evitar o disminuir el consumo de alimentos irritantes e incrementar líquidos, frutas, verduras y cereales integrales, los cuales favorecen la defecación y reducen molestias en la zona.
  • Practicar ejercicio con regularidad: beneficia la actividad intestinal.
  • Mejorar el aseo de la región afectada: tomar baño de asiento durante cinco minutos tras haber defecado y limpiar la zona con papel higiénico.

"Si el paciente sufre estreñimiento pese a haber incrementado el consumo de fibra y líquido, puede recurrirse a laxantes suaves, por ejemplo, aquellos elaborados con Psyllium plantago, ingrediente que ayuda a regular el hábito intestinal", aconseja el experto.

Asimismo, en ocasiones se recomienda la aplicación de pomadas antihemorroidales durante cortos periodos. Su fórmula contiene analgésicos, anestésicos locales y antiinflamatorios. "Estos productos no deben utilizarse más de 7 a 10 días porque pueden causar en algunos pacientes dermatitis medicamentosa, que a veces resulta más molesta que la propia enfermedad".

¿Cuándo deben operarse las hemorroides?

Se debe recurrir a la cirugía de hemorroides cuando la enfermedad se encuentra en fase avanzada, no responde al tratamiento o existen complicaciones como trombosis masiva (formación de coágulos en venas y arterias locales). "Consiste en extirpar las venas enfermas, con lo que se resuelve el problema en forma radical y, en términos generales, sin el dolor excesivo que le ha dado mala fama a esta cirugía", comenta el especialista.

El coloproctólogo aclara que existen otros procedimientos alternos enfocados básicamente al componente interno de la enfermedad hemorroidal. Entre ellos se incluyen técnicas para curar hemorroides:

  • Fotocoagulación. Funciona a base de calor, sea con láser, rayos infrarrojos o radiofrecuencia.
  • Electrocoagulación monopolar o bipolar. Mediante corriente eléctrica destruye tejidos.
  • Criocirugía. Utiliza temperaturas muy bajas, aunque se encuentra prácticamente en desuso.
  • Inyección de sustancias esclerosantes. Transforman la vena en cordón fibroso que posteriormente se desprende o desaparece, incluyen la combinación de urea y quinina o morruato de sodio y fenol al 5%.
  • Ligadura elástica. Técnica mecánica de colocación de banda elástica en las venas inflamadas para reducir la circulación sanguínea, con lo que el tejido muere y cae.
  • Mucosectomía (hemorroidopexia) con anoplastía. Se realiza con una engrapadora.
  • Ligadura de la arteria hemorroidal superior. Guiada con doppler (sistema de permite obtener imágenes de la región, a través del uso de ondas de sonido).

Cabe mencionar que estos métodos son aplicables la mayoría de los casos cuando se trata principalmente de hemorroides internas. Sin embargo, el paciente por lo general tiene compromiso en ambos territorios hemorroidales (aunque eventualmente puede haber mayor predominio en alguna de las dos).

Ante cualquier síntoma o molestia de tipo hemorroidal, es indispensable que acudas al coloproctólogo, quien te dará el tratamiento adecuado. Olvida los productos "milagro" que se anuncian para aliviar este problema, pues no solucionan la enfermedad.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.




Comscore