Síndrome de intestino irritable, motivo de incapacidad laboral - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Intestino irritable, motivo de incapacidad laboral

Viernes 20 de octubre del 2017, 02:07 pm, última actualización

También conocido como síndrome de colon irritable, trastorno funcional digestivo y coloquialmente con el nombre colitis, esta enfermedad cobra mayor importancia dadas las condiciones de la vida moderna. Es crónica e incurable, pero se puede controlar.

Síndrome de colon irritable, Síndrome de intestino irritable
El síndrome de colon irritable es la primera causa de consulta en gastroenterología.

Es probable que después comer, con frecuencia tengas que desabrochar tu ropa ante la presencia de dolor abdominal e inflamación (distensión), la cual se acompaña frecuentemente de estreñimiento o diarrea.

Tal vez estés en la antesala del síndrome de intestino irritable (SII), trastorno que se cree afecta hasta a 23% de la población mundial y probablemente uno de los trastornos del aparato digestivo más frecuentes.

Quien cursa este padecimiento presenta alteraciones en alguna o varias partes del tracto gastrointestinal (estómago, intestino delgado y grueso), lo cual determina que haya desequilibrio en el número y consistencia de las evacuaciones.

Causas ocultas

Aunque se sabe que el SII es una enfermedad determinada por diversos factores, generalmente existe un mecanismo desencadenante, por ejemplo, una diarrea por comer en lugares insalubres, o un cuadro infeccioso mal atendido. Asimismo, dieta abundante en grasas, irritantes y condimentos, así como baja ingesta de fibra (consumo insuficiente de agua, frutas, verduras y cereales).

La gente con estrés, ansiedad y depresión tiene más tendencia al síndrome de intestino irritable. Esto debido a que en el intestino intervienen vías nerviosas y hormonales que regulan su movimiento y grado de sensibilidad. Este tipo de señales son enviadas al cerebro en donde se traducen en forma de sensaciones y se hacen conscientes.

Arriba las mujeres

El síndrome de colon irritable es padecimiento característico de la edad adulta (afecta entre 16% y 21% de la población), principalmente a mujeres entre 20 y 40 años. Se cree que hay una relación de 2.5 mujeres por cada hombre enfermo; la frecuencia del padecimiento disminuye ligeramente en la población de edad avanzada, y se sabe que es más común en gente de raza blanca.

La proporción en contra de la mujer pude deberse al factor hormonal, pues se sabe que ellas tienen más propensión al estreñimiento, ya que las hormonas femeninas relajan el músculo liso y hay una tendencia a que en los últimos días de su ciclo menstrual haya gran concentración de hormonas femeninas circulando dentro de su cuerpo que hace que la contracción del colon sea menos importante. Aunque otros dicen es debido a que las mujeres se preocupan más por su salud y acuden con mayor frecuencia a consulta que los hombres.

Impacto social y laboral del síndrome de colon irritable

Habitualmente, el SII no es una enfermedad que obligue a hospitalizar al afectado, pero este problema es de tal magnitud que se considera la primera causa de consulta de gastroenterología.

En México, el SII es uno de los trastornos funcionales digestivos más frecuentes (se denominan funcionales porque no puede determinarse la existencia de una lesión estructural u orgánica que los explique).

Quienes lo sufren tienen menor desempeño o productividad laboral por ausentismo y demandan mayor atención médica. Además, afecta directamente los costos financieros debido a pérdida de ingresos y gastos no contemplados, implicando costos también para el sistema de salud.

Diagnóstico

En ocasiones, el síndrome de intestino irritable se confunde con otras enfermedades, como diarrea infecciosa, amibiasis, tumor o cáncer de colon, sangrado por enfermedad diverticular, e incluso con apendicitis.

Por fortuna, pocas personas tienen síntomas considerados graves, como dolor abdominal fuerte e intenso, lo cual determinaría que fuera internada y le practicaran exámenes de laboratorio (rayos X, por ejemplo) así como evaluaciones médicas para descartar que se trate de un problema abdominal que requiera otro tipo de tratamiento.

Si un paciente acude al consultorio con signos muy sugestivos de SII, y no hay otro dato de enfermedad orgánica, se puede establecer un diagnóstico presuncional.

Si las molestias persisten, deberán realizarse los exámenes complementarios (endoscopia o radiografías). En caso de ser mayores de 50 o 60 y nunca haber tenido molestias de este tipo, el gastroenterólogo está obligado a no dar un tratamiento sin antes hacer estudios para diagnosticar si en verdad presenta SII.

¿Cómo lo controlo?

El tratamiento del síndrome de intestino irritable estará dirigido a modificar la dieta, dormir mejor, tomar mucha agua, así como eliminar factores que generen estrés; generalmente se requiere la administración de fármacos.

Si bien es cierto que el tratamiento se debe adecuar a los síntomas del enfermo, lo primero que recomienda el médico es la administración de antiespasmódicos. Este tipo de fármacos (los más utilizados son los que contienen butilhiocina) ayudan a que los intestinos no se contraigan, al mismo tiempo que calman el dolor en forma casi inmediata, aunque la duración del efecto es transitoria.

Por otro lado, se puede recurrir a los inhibidores de la recaptura de calcio, como el bromuro de pinaberio, que actúan relajando el músculo liso y quitando el dolor. Tienen un efecto de acción más largo que los anteriores.

En caso de que el enfermo con SII tenga predominio de diarrea deberán administrarse antidiarreicos (los más conocidos son a base de difonexilato y loperamida), que inhiben las contracciones de los intestinos.

También es común el uso de astringentes, laxantes y otros fármacos, pero ninguno de ellos tiene la posibilidad de curar el SII. Sólo lo pueden controlar mientras el afectado empieza a modificar su dieta y canaliza el estrés, al mismo tiempo que realiza actividad física.

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Hemorroides y Enfermedades Colorrectales

Plato del bien comer


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore