Frecuencia de casos de hemorroides en México - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Mexicanos, de los más propensos a tener hemorroides

Martes 21 de febrero del 2017, 05:03 pm, última actualización.

Las hemorroides son venas inflamadas y dolorosas que aparecen en el ano o recto, debido al esfuerzo o presión en dicha zona. Son frecuentes en el embarazo, y últimamente se han generalizado por malos hábitos alimenticios que propician obesidad y estreñimiento.

Hemorroides, Obesidad, Estreñimiento
Mexicanos, de los más propensos a tener hemorroides

La frecuencia de hemorroides en la población mexicana se encuentra a la alza. Diversos especialistas han llamado la atención al respecto con datos contundentes en la mano, ya que las estadísticas señalan que 65% de las personas mayores de 50 años sufren este problema y, de hecho, se estima que podríamos considerarlo la dolencia más frecuente después del resfriado o gripe común.

Las hemorroides, popularmente llamadas almorranas, “son las venas que se encuentran anatómicamente en el ano y que cuando se dilatan o inflaman se convierten en varicocidades (parecidas a várices, aunque no son lo mismo). Los factores más comunes para su aparición son, actualmente, sedentarismo y estreñimiento, pues generan exceso de presión sobre las venas al momento de defecar”.

Tal es la opinión del Dr. José Luis Rocha Ramírez, jefe de servicios de Cirugía de Colon y Recto del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el Distrito Federal, quien añade que este padecimiento ataca a personas de cualquier género y sector de la sociedad, pero principalmente “a quienes tienen pésimos hábitos nutricionales”.

En efecto, cada vez son más los mexicanos que siguen dieta baja en fibra y vegetales, a la vez que rica en harinas refinadas y grasas, sin olvidar que consumen pocos líquidos y realizan escasa actividad física. Si a esto sumamos que gran parte de ellos se somete a fuerte dosis de estrés, completaremos un cuadro que contribuye a la aparición de problemas como estreñimiento u otros cambios en las deposiciones que, sin duda, afectarán la salud de la porción final del sistema digestivo.

Abunda el especialista: “Las hemorroides son la enfermedad anal más común y la primera causa de consulta en el servicio de Coloproctología. Tan sólo en la Unidad a mi cargo damos atención a 40 pacientes con este problema cada día, y a 1,200 cada mes”.

Características y abordaje médico

Existen dos tipos de hemorroides: internas, que se presentan dentro del ano, concretamente donde comienza el recto, y externas, que ocurren en el orificio anal y pueden colgar por fuera. En general, sus síntomas incluyen:

  • Comezón anal.
  • Dolor intenso en la región afectada (especialmente mientras se está sentado).
  • Sangre roja brillante en el papel higiénico, las heces o el inodoro.
  • Molestias y dolor al evacuar.
  • Percepción de una o más protuberancias duras y sensibles cerca del ano.

Las organizaciones Mundial (OMS) y Panamericana de la Salud (OPS) señalan que la mitad de la población del mundo tiene o ha tenido hemorroides, y no descarta que cualquiera pueda padecerlas en algún momento de su vida. Asimismo, indica, estas lesiones se pueden desarrollar a cualquier edad, aunque la incidencia se incrementa después de los 30 años de edad.

Generalmente, el médico determina la presencia de hemorroides mediante los síntomas descritos por el paciente y el examen del área rectal (exploración proctológica), aunque, de ser necesario, puede solicitar la realización de exámenes de laboratorio (para detectar sangre en heces) o de imagen (con sigmoidoscopio o tubo hueco con cámara que se introduce en el recto), a fin de corroborar el diagnóstico y descartar otros problemas, como cáncer.

El Dr. Rocha Ramírez explica que el tratamiento a seguir dependerá del grado de enfermedad hemorroidal que presente el paciente y su tiempo de evolución. En casos leves puede recurrirse a cremas de libre venta para reducir el dolor, inflamación y molestias en general; además, los baños de asiento con agua caliente, durante 10 a 15 minutos, ayudarán a que el enfermo se sienta mejor.

Otras medidas de utilidad para estos casos son: cambio en la dieta (debe incrementarse el consumo de fibra y agua simple), uso de ropa interior de algodón, evitar papel higiénico con perfumes o colorantes (pueden ocasionar irritación) y no rascar la zona afectada.

En cuanto a los casos más graves o en los que el paciente no acude a consulta médica (muchas veces oculta su condición por vergüenza), es muy probable que se requiera intervención quirúrgica, incluso como emergencia (cuando se presenta sangrado rectal intenso).

“La cirugía para corregir hemorroides se ha satanizado en los últimos años, pues se argumenta que puede ser muy molesta; sin embargo, cuando el padecimiento quirúrgico es efectuado por cirujanos expertos y con ayuda de los nuevos materiales de sutura y analgésicos con que disponemos, la situación es muy favorable para el paciente”, señala el especialista.

Lo mejor es prevenir

El Dr. José Luis Rocha resalta la importancia de que la población mexicana evite la formación de hemorroides, lo cual se consigue llevando dieta rica en fibra, frutas y verduras, y moderando el consumo de alimentos, bebidas y productos nocivos para el buen funcionamiento digestivo. “Lo fundamental es la educación nutritiva del paciente; debemos aprender a comer mejor”.

Además, señala, es importante ingerir mucha agua (al menos ocho vasos al día) y no descuidar la práctica de ejercicio, sin olvidar que se debe evitar a toda costa el esfuerzo excesivo durante la defecación.

Finalmente, indica el experto, es importante que los pacientes que tengan la sospecha de sufrir hemorroides acudan al médico para contar con diagnóstico y tratamiento certeros, ya que la autoprescripción o la aplicación de medicamentos por recomendación de un amigo o familiar pueden encubrir la presencia de algún padecimiento con síntomas parecidos, pero mucho más grave, como cáncer colorrectal

SyM - Israel Cortés

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Hemorroides y Enfermedades Colorrectales

Plato del bien comer


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore