Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

VPH anal

Jueves 20 de febrero del 2014, 05:22 pm, última actualización.

La infección por virus del papiloma humano (VPH) en la región anal es un padecimiento comúnmente conocido como verrugas anales, ya que este es el síntoma más evidente cuando se está contagiado por dicho agente. 

VPH anal

Existen más de 100 cepas diferentes de VPH y conforman un grupo diverso de virus que representan una de las infecciones de transmisión sexual más comunes. Asimismo, de acuerdo con estudios se ha observado que los tipos 6, 11, 42, 43, 44 y 55 son los que están relacionados con el desarrollo de las verrugas genitales y anales, sobre todo los dos primeros. 

Tener condilomas acuminados, nombre científico de las verrugas anales, se trata de un asunto que va más allá de la apariencia o estética, pues el hecho de ser resultado de una infección por VPH es una condición que requiere atención y supervisión médica constante. 

Aunque la presencia de verrugas anales pueda deberse a la infección de cepas de VPH incapaces de causar algún tumor, no excluye la posibilidad de haber contraído otros tipos que evolucionen a lesiones que deriven en cáncer anal. 

Además aunque se eliminen los condilomas de esa zona no hay garantía de que no reaparezcan, pues también depende del estado inmunológico y de la salud en general de la persona.

Causas

Tener relaciones sexuales sin protección (preservativo), ya sea vaginales o anales, es la forma más común de transmisión del VPH y, por ende, de desarrollar verrugas genitales y/o anales. No obstante, hay personas afectadas que nunca han tenido sexo anal, pero por ser zona contigua y expuesta a los fluidos de la vagina o el pene, basta el contacto piel a piel con una persona infectada. 

Asimismo, debido a la fragilidad de la mucosa anal y que carece de lubricación es muy susceptible a las infecciones como las del VPH, ya que las micropartículas del virus son capaces de ingresar al cuerpo por pequeñas lesiones y producirse el contagio. 

Tanto hombres como mujeres pueden adquirir el VPH, de hecho 90% de los casos de cáncer cervicouterino están vinculados a este tipo de infección. De igual forma, las verrugas genitales y/o anales pueden presentarse después de entrar en contacto con una persona que no tenga verrugas visibles, pero que esté infectado por papilomavirus, ya que puede ser portador y no desarrollar condilomas. 

Los hombres homosexuales y bisexuales tienen 17 veces mayor riesgo de padecer cáncer de ano asociado a la infección por VPH, asimismo tienen alto riesgo hombres con sistemas inmunológicos comprometidos, incluyendo aquellos con VIH.

Síntomas

La mayoría de las infecciones por VPH no presenta síntomas, de hecho en el caso de la infección en ano y genitales el síntoma principal más evidente es la presencia de verrugas o condilomas acuminados que van de leves a serios. Estas protuberancias suelen ser de color gris o rosa y blandas, pedunculadas y encontrarse en racimos en el ano y área del periné asemejando la forma de una coliflor. 

También se puede experimentar aumento de humedad, comezón y mal olor en el área del ano que se encuentre afectada con condilomas.

Diagnóstico

Las verrugas anales usualmente se diagnostican con una inspección visual por parte del médico en el consultorio, pero si no se pueden ver a simple vista se puede recurrir a los siguientes exámenes para su detección: 

  • Test con ácido acético. A través de la aplicación de solución a base de ácido acético se distinguen las lesiones por VPH, las cuales se tornan blanquecinas.
  • Anoscopia. Mediante aparato llamado anoscopio que consta de pequeña cámara y lámpara se visualiza ano, conducto anal y parte baja del recto, en busca de condilomas o lesiones precancerosas por VPH.
  • Biopsia. Extracción de muestras de tejido para analizarlas posteriormente en laboratorio. Sirve de complemento de la anoscopia.
  • Papanicolau anal. Se recomienda realizarlo periódicamente, por lo menos una vez al año, principalmente a hombres homosexuales, bisexuales y VIH positivos o mujeres que practiquen con regularidad sexo anal sin protección.

Tratamiento

Según lo amerite el caso tras la revisión del especialista, si se presentan verrugas en el ano debido a infección por VPH se podrá recurrir desde la aplicación de fármacos en cremas o preparados tópicos sobre la piel afectada para retirarlos, hasta procedimientos quirúrgicos, como aquellos a base de calor (electrofulguración, electrocirugía, electrocauterización), congelamiento (criocirugía) mediante la aplicación de nitrógeno líquido o en casos muy avanzados de crecimiento de las lesiones, la cirugía convencional con bisturí para retirar todo el tejido afectado.

Prevención

Para reducir el riesgo de contagio de VPH anal es recomendable tomar las siguientes medidas: 

  • Usar preservativo en toda relación sexual, ya sea vía vaginal o anal.
  • Evitar la promiscuidad. Preferentemente tener sexo con persona sana, libre de verrugas genitales o anales, así como no sostener encuentros fortuitos o con sexoservidoras.
  • No compartir ropa íntima, toallas de baño ni juguetes sexuales.
  • Mantener higiene adecuada.
  • Lavarse las manos después de manipular las verrugas anales.
  • Evitar tocarse o rascarse otras partes del cuerpo si se ha manipulado las verrugas anales.
  • Fortalecer el sistema inmunológico con alimentación balanceada, con alto contenido en antioxidantes, vitamina C y ácido fólico.
  • No fumar.
  • Moderarse en el consumo de bebidas alcohólicas.
  • No exponerse a situaciones de altos niveles de estrés o desgaste emocional.
  • Acudir a revisiones médicas periódicas.
  • Evitar la automedicación. Las verrugas anales sólo pueden ser tratadas por especialistas, si tratas de hacerlo por cuenta propia con remedios caseros puedes agravar tu condición y/o propiciar que se diseminen o provocar otras infecciones. 

Consulta a tu médico.

SyM

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Hemorroides y Enfermedades Colorrectales

Esquema Hemorroides


Ver más...


Cada minuto perdemos aproximadamente de 30 mil a 40 mil células muertas de la superficie de la piel o epidermis.

Logo Comscore