Masticar bien, base de excelente digestión - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Masticar bien, base de excelente digestión

Viernes 02 de junio del 2017, 10:30 am, última actualización

Masticar los alimentos es una de tantas funciones que hacemos en forma automática, sin considerar que hacerlo deficientemente genera una serie de problemas en el proceso digestivo, sobre todo en personas de la tercera edad.

Masticar los alimentos, Digestión, Beneficios de una buena masticación
Masticar bien, base de excelente digestión

Masticar bien para evitar males

Mahatma Gandhi afirmaba que "había que beber como si comiéramos y comer como si bebiéramos", lo que significa que al beber es necesario mover la mandíbula como si estuviéramos masticando para que la bebida se mezcle con la saliva, y que se deben masticar los alimentos sólidos hasta que adquieran consistencia líquida.

Claro que cumplir con lo anterior resulta sumamente difícil, pero es necesario que tratemos de cambiar los hábitos que aprendimos en la infancia, cuando nos sentíamos obligados a comer alimentos que no nos gustaban, lo cual motivaba que prácticamente los tragáramos sin masticarlos.

Es muy común que gran parte de la población coma apresuradamente, que mastique muy rápido los alimentos y que por ello mismo no disfrute el sabor de la comida y predisponga al aparato digestivo a tener algunas complicaciones. Por ello, es conveniente tomar en cuenta los beneficios de una buena masticación:

  • Impide que estómago e intestino trabajen horas extras, y que haya sensación de pesadez, así como agruras y estreñimiento.
  • Ayuda a calmar al sistema nervioso y aumenta la cantidad de oxigeno en el cuerpo, lo que reduce la ansiedad durante la comida; con todo ello prevenimos una digestión difícil.
  • Genera saliva, la cual contiene mucina, sustancia que funciona como lubricante.
  • Produce la enzima ptialina, que hidroliza (humedece) los hidratos de carbono, favoreciendo su digestión.
  • A través de la saliva se activa la hormona parotina, que estimula el metabolismo (para el mejor aprovechamiento de los nutrientes).

Beneficios de una buena masticación

Para ahondar un poco más en los beneficios de una buena masticación es interesante apreciar la situación desde varios puntos de vista:

  • Físico. Masticar adecuadamente permite triturar los alimentos y convertirlos en un bolo alimenticio perfectamente digerible; de no ser así, los órganos implicados en la digestión trabajarán a marchas forzadas, lo que generará indigestión, dolor estomacal y emisión de gases.
  • Químico. Cuando se tiene buena masticación, es decir, cuando se mezclan óptimamente las enzimas salivales con el alimento, se logra una predigestión, es decir, iniciar el proceso químico que ocurre al interior del organismo que separa a las sustancias benéficas de las tóxicas.
  • Informativo. Sabor, color, olor y textura de los alimentos es información muy valiosa para el organismo, el cual activa determinados órganos de secreción interna dependiendo de los estímulos recibidos. Recuerda que las papilas gustativas son sensores de información que registran las características nutricionales de cada alimento; por ello, es conveniente que la comida permanezca en la boca el tiempo necesario lo que, además, ayudará a que la sensación de plenitud se alcance más rápido.
  • Emocional. Aunque parezca sorprendente, los sabores de los alimentos estimulan ciertos órganos y sus emociones correspondientes, de ahí que se requiera masticar bien para que el cerebro registre plenamente el sabor de la comida y, por ende, active determinados órganos. Esto se explica mejor de la siguiente manera:
    • Ácido. Pone en movimiento al hígado y la vesícula mientras desacelera al páncreas y bazo (órgano situado a un lado del estómago cuya función es producir anticuerpos). Además, favorece la digestión de alimentos grasos o pesados, y es sabido que sirve para fomentar creatividad e iniciativa; asimismo, colabora a evitar preocupaciones, pues fomenta la actividad.
    • Amargo. Estimula al corazón, circulación e intestino delgado, y sirve para fortalecer la seguridad en uno mismo; paradójicamente, es ideal para fomentar la alegría y combatir la tristeza.
    • Dulce. Pone en movimiento al bazo y páncreas, y es bueno para la actividad mental; también relaja al hígado.
    • Salado. Activa riñones y vejiga, pero cuidado con consumir demasiados alimentos de este tipo pues la presión arterial suele incrementarse, lo que es peligroso para arterias del cerebro y corazón.

Es un hecho que la modernidad nos ha condicionado a vivir con estrés, a comer aceleradamente y prestar poca atención a la calidad de los alimentos que consumimos cotidianamente. Sin embargo, sería bueno hacer un alto en el camino y considerar que hay cosas muy sencillas que nos brindan enormes beneficios, una de ellas: masticar bien.

SyM - Juan Manuel Tarrés

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Hemorroides y Enfermedades Colorrectales

Plato del bien comer


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore