Principios fundamentales de la Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

ABC de la Homeopatía

Viernes 20 de enero del 2017, 11:16 am, última actualización

Quien tenga la inquietud de acercarse a este sistema médico terapéutico puede tener muchas dudas sobre sus alcances, por lo que es importante conocer aquellos principios fundamentales de la Homeopatía que permitan administrar tratamiento sin problema.

ABC de la Homeopatía

La Homeopatía ha mostrado ser formidable herramienta para atender padecimientos de todo tipo e, incluso, eficaz alternativa cuando la Medicina clásica no encuentra la solución para enfermedades que considera incurables. Sin embargo, mucha gente, inclusive aquella que sigue los preceptos de Samuel Hahnemann, desconoce los aspectos básicos de esta ciencia que equilibra la fuerza vital que anima al ser humano.

La palabra Homeopatía deriva de la raíz griega omoios, que significa “semejante”, y pathos, que equivale a “enfermedad” o “padecimiento”. A diferencia de la tradicional o convencional, esta Medicina no surte efecto en órganos aislados, sino que sus medicamentos producen estímulos globales sobre el organismo, parecidos a los síntomas que experimenta el paciente, a fin de que recupere su equilibrio total. Lo mejor de todo es que nunca tendrá repercusiones secundarias.

Por cierto, la experimentación de los medicamentos homeopáticos tiene la particularidad de realizarse en seres humanos sanos, quienes son capaces de expresar sus emociones y manifestarlas en su hábitat normal, mientras que la alopatía, por su parte, realiza buena parte de sus pruebas farmacológicas en modelos animales, aunque algunas fases de investigación se efectúan en personas sanas.

Uno de los principios fundamentales de la Homeopatía es no ocasionar daño al paciente; para conseguirlo, se le ofrecen dosis infinitesimales, diluidas y dinamizadas de los medicamentos a través de tres escalas:

  • Escala decimal: diluciones en la proporción 1/10.
  • Escala centesimal: diluciones en la proporción 1/100.
  • Escala cincuentamilesimal: diluciones en la proporción 1/50,000

Es cierto que el medicamento homeopático produce agravación inicial o exacerbación pasajera de los síntomas, pero no hay de qué preocuparse, ya que se trata de reacción orgánica natural. Este comportamiento no es tóxico ni deja secuelas o lesiones, y se supera en poco tiempo.

Opinión experta

El Dr. Ariel Medina, profesor titular de la Escuela Médica Homeopática de Argentina Tomás P. Paschero, establece que “en Medicina debemos tener enfoque integrador y generoso, libre de prejuicios, para ofrecerle a nuestros pacientes soluciones que se adecuen a sus necesidades y problemáticas”.

Así, el paciente puede requerir atención por parte de un cardiólogo, traumatólogo, cirujano u otorrinolaringólogo, pero también de un homeópata. Aunque mucha gente cree que “atenderse con uno de estos especialistas puede ser un riesgo para su salud, no existe nada más alejado de la verdad”, sostiene el Dr. Medina.

Abunda el experto: “El concepto de salud que tenemos en Homeopatía es, en cierto modo, diferente al aceptado por el consenso médico. Quienes nos especializamos en este sistema médico no consideramos que el paciente esté sano sólo por la desaparición de un trastorno determinado. Lo que habitualmente llamamos enfermedad suele ser la punta del iceberg; es la parte visible, pero hay una gran porción que no vemos y que sigue allí como una amenaza potencial que en algún momento va a volver a emerger, por lo general con más fuerza que la vez anterior. Esto se conoce en Homeopatía con el nombre supresión”.

La Homeopatía se basa en la historia biopatográfica del enfermo, que es como ver la película de la vida del paciente en lugar de ver la foto de su estado actual. Por tanto, el proceso de sanación de determinada dolencia debe acompañarse de una buena evolución de la persona en relación consigo misma y con su entorno (afectivo, social, climático), señala el médico suramericano.

Al respecto, algo muy interesante es el significado que la Homeopatía le da a los síntomas, los cuales son vistos como aquellos que le provocan sufrimiento al paciente (ya sea en el orden físico o emocional).

El síntoma, para considerarse homeopático, debe ser histórico (es decir, estar presente a lo largo de toda la vida del paciente), raro, extraño y peculiar (no tener explicación), además de fijo (debe haber permanecido siempre y no sólo alguna vez), sin olvidar que tiene que estar modalizado (explicado a detalle con las sutilezas que lo puedan caracterizar), originar sufrimiento en el enfermo y en quienes lo rodean, así como condicionar conductas.

Los síntomas pueden dividirse en:

  • Mentales. Como ejemplo tenemos: los celos que vuelven violento al paciente, rencor con deseo de venganza, miedo a la soledad, intolerancia a la contradicción, timidez de aparecer en público, trastornos por anticipación antes de un examen, temor al fracaso, falta de confianza en uno mismo, irritabilidad antes de la menstruación y sensación de abandono.
  • Generales. Algunos de los que se observan a menudo son: sensibilidad a las bajas temperaturas, rechazo a la grasa, deseo de ingerir dulces o bebidas frías, agravación de síntomas por la humedad, despertar difícil, transpiración profusa, o empeoramiento en determinado momento del ciclo menstrual.
  • Locales moralizados. Nos referimos a calambres en planta de los pies, dolor de cabeza que mejora por aplicaciones frías, sangrado nasal (epistaxis) en la mañana, boca seca sin sed y dolor lumbar que mejora con el movimiento.

Misma enfermedad, diferentes medicamentos

De modo contrario a lo que sucede con sus colegas dedicados a la alopatía, los médicos homeópatas actúan siempre para dar un medicamento personalizado a cada paciente. Evidentemente, en algunas ocasiones el fármaco puede repetirse en personas que sufran la misma enfermedad, pero esto siempre será coincidencia y no una regla. El médico prescribe la solución basado en dos conceptos fundamentales: la individualidad y la totalidad de sus síntomas.

Finalmente, es importante enfatizar que existen médicos homeópatas unicistas (que ofrecen medicamento único), pluralistas (ofrecen dos o más productos a la vez) y complejistas (combinan diversas sustancias en un solo preparado), pero más allá de la orientación del experto, es importante que el paciente se acerque a un especialista formado por algún centro educativo reconocido, como Homeopatía de México y las escuelas Libre de Homeopatía y Nacional de Medicina y Homeopatía, del IPN (las tres en la Ciudad de México).

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Manuel Tarres

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore