Centro de Homeopatía / Artículos Relacionados

Ansiedad generalizada, mal de la vida moderna

Sobrecarga de trabajo, preocupaciones familiares, crisis económica, caos vial y ruido en las calles. A todo esto nos sometemos en la vida citadina, dando como resultado problemas de nerviosismo, tristeza y estrés que, por suerte, pueden solucionarse con Homeopatía.

No es fácil hacer frente a los cambios y exigencias de la vida moderna. Además de atender la vida en pareja, ocupaciones en el hogar y convivencia con seres queridos, debemos adaptarnos a un mundo en que abundan los cambios tecnológicos, fuerte competitividad laboral y sobrecarga de información.

La respuesta natural a estos hechos es el estrés, estado en que el pulso se acelera, los músculos se preparan para la acción y se incrementa la capacidad de concentración. El cuerpo humano es capaz de permanecer en dicho estado durante periodos cortos, de modo que cuando se mantiene en él por mucho tiempo y recibe mal manejo emocional, ocurre el distrés o estrés negativo, una de las causas principales de los trastornos de ansiedad.

A decir del Dr. Enrique Bertossi Ferrari, exdirector de la Escuela de Homeopatía de la Sociedad Médica Homeopática de Chile, “un trastorno de ansiedad es una enfermedad definida que se manifiesta con síntomas específicos, y una forma común es el trastorno de ansiedad generalizada”.

El también fundador de la Clínica Bersant, también en Chile, detalla que la víctima de este padecimiento “experimenta un vago pero continuo temor ‘de algo’; sufre temores y preocupaciones irreales con respecto a su empleo, salud u otros aspectos de su vida. Estos temores se tornan tan intensos y persistentes que impiden el funcionamiento normal de la persona, debilitan su eficacia y su capacidad de concentración”.

Observaciones realizadas en todo el mundo muestran que el trastorno de ansiedad generalizada afecta a un porcentaje elevado de la población y puede comenzar en cualquier momento de la vida, incluso en la niñez. De cualquier forma, el grupo más afectado son las personas mayores de 20 años, sobre todo mujeres.

Asimismo, explica el Dr. Bertossi Ferrari, esta afección se diagnostica cuando el paciente experimenta, durante al menos seis meses, intensos temores y otros síntomas de ansiedad generalizada característicos:

Más aún, cuando la ansiedad generalizada persiste aumenta la posibilidad de  que se desarrollen otros problemas, como depresión, adicciones, actitudes violentas y enfermedades, debido a que el sistema de defensas se debilita.

Respuesta homeopática

Los problemas derivados del estrés crónico tienen alta incidencia entre la población mexicana. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica de México, realizada en 2003, en nuestro país existen cuando menos 14 millones de personas con algún trastorno de ansiedad.

Dicho estudio también revela que estos padecimientos son tres veces más frecuentes en mujeres que en hombres y pueden manifestarse a temprana edad, incluso desde la primera década de vida.

Ante estos hechos, el Dr. Enrique Bertossi explica que, desde el punto de vista de la Homeopatía, la ansiedad aparece como “un conjunto de síntomas que nos dicen que no estamos bien como personas, que hay algo que nos afecta y nos mantiene en desequilibrio”, que entre otras cosas se manifiesta como nerviosismo y angustia.

Cuando el médico homeópata atiende a un paciente con trastorno de ansiedad generalizada, debe indagar las circunstancias de la vida del afectado que se asocien a momentos de tensión y aquellos síntomas que pongan en evidencia el desequilibrio. De esta forma, explica en experto, es posible seleccionar el medicamento que más se asemeja a la totalidad de los síntomas.

Al igual que en otros padecimientos, “la ansiedad generalizada responde a tratamientos homeopáticos individualizados. Sin embargo, podemos decir que entre los medicamentos que se prescriben con mayor frecuencia figuran Arsenicum albumNux vomicaArgentum nitricumPhosphorusNitricum acidum y Aconitum”.

Debemos subrayar que el medicamento seleccionado puede variar de una persona a otra, pues la elección depende de las características de cada persona, su historia y las particularidades de su enfermedad. Asimismo, la duración del tratamiento depende de la respuesta y compromiso individual del paciente.

Abunda el experto: “El medicamento prescrito por el médico homeópata no sólo permite el control de la ansiedad, sino que ayuda a lograr el bienestar en otros aspectos de la vida que pueden encontrarse relacionados, afectados por la misma ansiedad o ser problemas con una causa aparentemente distinta, pero que tienen su origen en el mismo desequilibrio sistémico”.

Así, concluye el Dr. Bertossi Ferrari, las personas somos seres integrales y, por ello, “nuestro cuerpo, mente y espíritu son un todo, y nos comportamos como un todo cuando estamos sanos o enfermos. Ese todo que somos debe ser comprendido como sistema único e indivisible”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).