Apego al tratamiento homeopático, base del alivio - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Apego al tratamiento, base del alivio

Jueves 02 de marzo del 2017, 12:39 pm, última actualización

Seguir adecuadamente las indicaciones del especialista es uno de los aspectos que no ha podido resolver la Medicina convencional; en cambio, esta situación es muy distinta en la esfera de la Homeopatía, donde existe menos resistencia al tratamiento.

Apego al tratamiento, base del alivio

Si bien es cierto que la Homeopatía ha demostrado su eficacia para aliviar un sinfín de padecimientos, es necesario mencionar que los resultados dependen en gran medida de la colaboración del paciente para seguir el tratamiento al pie de la letra.

No se trata simplemente de administrar el medicamento prescrito por el médico, sino también de modificar aquellas conductas que se identifican como posibles causas del desequilibrio vital. Muchas veces, tomar las cosas a la ligera puede hacer que un padecimiento agudo (de corta duración) se transforme en uno de tipo crónico (prolongado), de tal manera que lo que pudo haberse controlado a tiempo de manera más o menos sencilla, llega a requerir abordaje complejo, largo y molesto.

Esta es la razón por la que existen numerosas guías médicas que hablan del apego al tratamiento en pacientes con hipertensión (presión arterial alta) y lesiones cardiovasculares (del corazón y sistema circulatorio), o bien, que sufren diabetes (elevada concentración de azúcar en sangre por la incapacidad del organismo para aprovecharla) o hepatitis (inflamación del hígado que puede generar atrofia). Todos estos manuales enfatizan aspectos que deben cumplirse “a pie juntillas” para evitar complicaciones.

Podría parecer exagerado, pero el siguiente ejemplo es elocuente: 75% de los individuos que sufren un infarto cardíaco (muerte de tejidos del corazón por falta de suministro de sangre) incumplen su tratamiento antes de cumplir un año de haber experimentado dicho evento. Por ello, 50% de ese universo presenta un segundo ataque antes de que se cumplan 18 meses del primer suceso.

Más allá de las pastillas

Se sabe que los médicos alópatas son vistos por sus pacientes como personas excepcionales que tienen gran bagaje en la materia. Al parecer, esta percepción los convierte en seres a los que no se les puede cuestionar alguna indicación, lo cual es, a todas luces, una conducta inapropiada.

En efecto, la falta de retroalimentación puede originar confusión en la manera de tomar un medicamento, el tiempo que debe ingerirse y las prohibiciones colaterales propias del tratamiento, ya que el paciente se siente inhibido y sin la confianza necesaria para preguntar.

Hay diversos estudios que demuestran que hay mayor probabilidad de adherirse al tratamiento cuando se mantiene buena relación con el médico, lo cual suele ser una constante en el vínculo que se establece entre el especialista en el sistema médico terapéutico creado por Samuel Hahnemann y sus pacientes.

Ello se debe a que el médico homeópata se dedica a conocer detalladamente a sus pacientes mediante prolongadas entrevistas de diagnóstico, las cuales contemplan los aspectos físico, psicológico y social de cada individuo. Además, es común que dicho especialista motive al consultante a resolver todas las dudas que tenga sobre la terapia y la naturaleza de la rama de la Medicina en que es experto.

Así, el enfermo debe tener confianza y no guardar en secreto algo que considere intrascendente. El médico homeópata, por su formación, está entrenado para tratar con respeto y cordialidad a sus pacientes y, a diferencia de muchos de sus homólogos alópatas, se esfuerza por comprender lo que le sucede a quien le consulta y le invita a que participe en la toma de decisiones en su terapia.

En la actualidad se considera que todo paciente tiene derecho a conocer con amplitud lo que le sucede: las causas de su malestar, la manera en que el médico propone su recuperación y las consecuencias que puede ocasionar el incumplimiento de la terapia; al respecto, cabe señalar que la Homeopatía es, sin duda, la rama de la Medicina que mejor cumple con este cometido.

Certera opinión

Para profundizar en el tema, lo mejor es escuchar la voz de expertos como el Dr. Alfredo Felipe de Legarreta de Legarreta, egresado de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y dedicado a la práctica privada desde hace 30 años, quien opina que la atención de los problemas de salud de la población mexicana tiene contrastes muy marcados que impiden la continuidad de los tratamientos.

Por un lado, señala, “existe una Medicina alópata de primera calidad, con diagnóstico certero, oportuno y buenos tratamientos, pero que resulta elitista. Se ofrece en centros privados, muy bien equipados, y sus costos son impagables para la mayoría de la gente: la consulta es muy cara, al igual que los estudios y medicamentos”.

En contraparte se encuentran los servicios de salud pública, en los cuales “el derechohabiente recibe mala atención por el exceso de población demandante. Estos hospitales no se dan abasto, no tienen medicamentos suficientes y tardan mucho en dar servicio, pues hay casos de pacientes que son citados dentro de cinco meses para ver a un especialista, y pasan varias semanas más para que se les practiquen estudios. Por estos contrastes el enfermo decide no atenderse: o la terapia es muy cara o no le hacen caso”.

En este sentido, indica el Dr. De Legarreta, la Homeopatía ofrece numerosas ventajas que estimulan el apego al tratamiento. “Nuestro sistema médico terapéutico cuenta con medicamentos excelentes y, además de que no tienen contraindicaciones ni reacciones secundarias indeseables, son más accesibles para la población”.

Concluye el entrevistado: “Los médicos homeópatas clásicamente damos consultas largas, dedicadas y exhaustivas en el interrogatorio y la exploración física, lo cual le da mucha confianza al paciente. Creamos empatía con él y, por si fuera poco, su tratamiento es individualizado y con base en 1 ó 2 medicamentos, por lo que es más fácil tomarlo. Todo esto, junto con la efectividad de nuestra terapéutica, hace que el enfermo salga contento”.

Ventajas de la Homeopatía para cumplir con el tratamiento

  • Tiene nulos efectos secundarios.
  • Monoterapia (generalmente se prescribe un sólo medicamento).
  • Fácil y agradable administración de los fármacos.
  • Consultas y medicamentos accesibles.
  • Medicamentos personalizados.
  • Credibilidad en el médico homeópata.

 Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore