Cómo ser un buen paciente homeopático - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo ser un paciente homeopático

Viernes 20 de enero del 2017, 02:50 pm, última actualización

El éxito del tratamiento homeopático no sólo depende del adecuado diagnóstico del médico y la prescripción correcta de medicamento; también requiere la participación activa y buena disposición por parte del paciente.

Cómo ser un paciente homeopático

En muchas ocasiones, cuando acudimos a consulta con el médico convencional o alópata, no podemos dejar de sentirnos como simple objeto de estudio inanimado. De hecho, resulta curioso que aunque lo que está en juego es nuestra propia salud, participamos muy poco en el proceso de diagnóstico y curación.

La relación entre médico-paciente se ha vuelto mecánica, al grado de que nos hemos acostumbrado a que las consultas sean breves, un tanto impersonales y caracterizadas por un interrogatorio dirigido a conocer nuestras dolencias. No obstante, ésta no es la única forma de actuar, ya que la Homeopatía ha marcado notable diferencia.

De acuerdo con el Dr. Carlos A. Distilo, quien es egresado de la Asociación Médica Homeopática Argentina, “existe viejo aforismo que dice: ‘Cuando la historia clínica en alopatía ha concluido, apenas comienza en Homeopatía’. Esto se debe a que nuestro sistema médico se basa en principios y leyes naturales sólidamente demostrados por la experimentación a lo largo de dos siglos”, los cuales difieren de los practicados por la terapéutica convencional.

Así, sostiene el médico argentino, el experto en Homeopatía no sólo se basa en pruebas de laboratorio o un examen físico para realizar su diagnóstico, sino que lleva a cabo minucioso interrogatorio para conocer a fondo, más que a la enfermedad, al individuo. “Filosóficamente consideramos al hombre un ser único e indivisible, donde el cuerpo, mente y alma constituyen un todo. Por tal motivo, cualquier elemento perturbador en alguno de los componentes de esa unidad repercutirá en el todo”.

De esta forma, explica el Dr. Distilo, el médico homeópata no se conforma con conocer la enfermedad, sino que investiga “sobre la relación de la persona con el clima, sus deseos alimenticios, sus aversiones, cómo es su sueño, cómo se despierta y cuál es su humor al hacerlo. Además, interroga acerca de su estado psíquico, su carácter, temores, ansiedades, celos e impresionabilidad frente a hechos de la vida actual o de su pasado que puedan influir”.

Por tal motivo, el paciente que acude al médico homeópata debe saber que se enfrentará a una consulta y forma de trabajo similares a las de la alopatía, pero con matices peculiares.

Sagacidad médica

De acuerdo con el Dr. Fernando Darío François-Flores, secretario de archivos de la Liga Medicorum Homeopathica Internationalis (Liga Médica Homeopática Internacional, organismo que coordina el intercambio de información entre médicos homeópatas del mundo), “el médico debe tener la capacidad y experiencia para obtener los datos que requiere para realizar el diagnóstico, mientras que lo que necesita el paciente es querer atenderse de verdad”.

Esto, sostiene el también catedrático de la Escuela Libre de Homeopatía de México, localizada en el Distrito Federal, “porque muchas veces los pacientes, por pena o falta de costumbre, no quieren expresar sus síntomas. Algunas personas en la primera consulta me dicen: ‘¿Y por qué me pregunta eso, si el médico familiar nunca lo hace? Usted pregúnteme de lo que me duele, nada más’”.

El esfuerzo del médico homeópata, sostiene el catedrático, se dirige a conocer las alteraciones orgánicas, pero también “a descubrir cómo es el carácter del paciente en general, y cómo se afecta éste durante la enfermedad. No nos sirve de mucho que nos diga que es una persona ‘de buen carácter’, sino que queremos saber cómo es su relación con su esposo o esposa y con sus hijos, o cómo se siente en la sociedad. A veces ése es precisamente el punto flaco de algunas personas, y por eso oponen resistencia. Lo entendemos, porque las impresiones culturales a veces son difíciles de lidiar”.

Debemos recordar que el tratamiento homeopático es personalizado, y tal es la razón por la que se efectúan muchas preguntas. Así, resulta muy útil que el paciente confíe en la labor profesional del especialista y responda honestamente.

“Los médicos homeópatas no hacemos preguntas ofensivas o que afecten la dignidad de la persona; somos muy respetuosos. Más aún, cuando notamos que hay algún tipo de resistencia tratamos de ayudar a que la conversación fluya. En mi caso le pregunto a mis pacientes cinco cualidades y cinco defectos en su forma de ser, y les pido que me platiquen cómo es su día, desde que se levantan hasta que se acuestan, pasando por lo que desayunan y comen, a qué se dedican en el trabajo y cómo les va”, narra el Dr. François-Flores.

Ejemplo esclarecedor

La Dra. Beatriz J. Zenteno Manzano, especialista dedicada a la práctica privada y profesora titular en Homeopatía de México, A.C., coincide en la importancia de la buena disposición del paciente al brindarle información al médico, y cita un ejemplo para aclarar esta idea.

Imaginemos que llega al consultorio “una paciente con problemas reumáticos en las piernas, con mucho dolor, poca movilidad, y que ha presentado la menopausia. De inicio sabríamos que el proceso degenerativo de sus articulaciones no inició hace poco, sino años atrás, y tendríamos la obligación de ver cómo camina, la forma en que expresa el dolor en su cara, y cómo se sienta y habla. Yo comenzaría la redacción de su historia clínica y, luego de ver su fecha de identificación, iniciaría la libre tribuna”.

Es un hecho que la persona hablaría de sus síntomas y del dolor que siente; no obstante, esto no sería suficiente para iniciar un tratamiento homeopático. “La paciente me hablaría de la agudización de sus molestias, pero yo debo saber quién es ella, de dónde viene, y por ello empezaría a profundizar en sus antecedentes heredo-familiares. Es muy probable que encontremos antepasados por parte de la madre, del padre o ambos que padecieron artritis. Entonces pasaríamos a un interrogatorio sobre el carácter de cada progenitor y de los abuelos, en caso de que los conociera”.

El siguiente paso consistiría en conocer los antecedentes personales, relacionados o no con enfermedades. En nuestro ejemplo, describe la Dra. Zenteno Manzano, es muy probable que en la infancia de la paciente se presentaran infecciones recurrentes en la garganta (amigdalitis) que fueron suprimidas (se ocultan los síntomas, pero no se elimina la enfermedad de fondo) con antibióticos, hasta que en una ocasión se desencadenó una fiebre reumática (infección de estreptococos que afecta las articulaciones, piel, cerebro y corazón).

A pesar de seguir el tratamiento alopático convencional con penicilina inyectable durante mucho tiempo y de que la hipotética paciente se olvidaría del problema por un tiempo, empezaría a notar que es más sensible al frío, que se enferma de gripe con los cambios bruscos de temperatura o durante el invierno y otoño.

Todos esos datos serían calificados de acuerdo con el miasma (tendencia heredada a padecer cierta enfermedad o una forma de enfermar) e “iniciaríamos una indagación sobre quién es esta mujer, cómo ha vivido su vida, cómo ha resuelto sus problemas y qué otras enfermedades pudo tener en su adolescencia y adultez, además de que tenemos que saber si ha vivido en matrimonio o no, y si se ha casado varias veces, tenemos que saber por qué sucedió”.

También sería importante descubrir “si la paciente es muy enojona, muy exigente y nada le parece, pues aunque nos dijera que ‘es una mujer muy buena y no hace nada malo’, podríamos encontrar que posee una personalidad que ataca a su hígado constantemente. Esto porque la liberación de ciertas sustancias del hígado ocasiona intoxicación, la cual incidiría en su problema reumático”.

Toda esta información se complementaría con estudios de gabinete (radiografías, pruebas de sangre), mismos que deben calificarse adecuadamente “para saber hacia dónde va la paciente con su padecimiento y si podremos detener el proceso”.

Puntos clave

Con base en lo ya dicho, el Dr. Carlos A. Distilo expresa que quienes toman la decisión de tratarse con Homeopatía deben considerar que:

  • Es fundamental confiar en la autoridad moral y científica del profesional que consulta, a fin de establecer un buen vínculo.
  • Todo síntoma que sufran, por absurdo que pudiera parecer, debe informarse al experto, ya que podría tratarse de una pieza clave para lograr la curación.
  • Es necesario ser descriptivo y buen observador de los síntomas que presenta uno mismo o las personas con las que se convive, para ayudarse y orientar al médico homeópata.
  • No hay que dudar en comunicarse con el médico homeópata ante la menor dificultad, ni debe detenerse ante la idea de que “sólo lo va a molestar”.
  • Tiene que evitarse la autocensura, pues resulta de gran valor en el diagnóstico y tratamiento contarle o preguntarle al experto lo que se desee.
  • De ser necesario, se le debe pedir al médico homeópata que realice la consulta mediante visita domiciliaria. Muchos expertos acceden como parte de su ética y responsabilidad profesional.

Finalmente, el Dr. Distilo recomienda que “si la persona no logra mejorar con el tratamiento homeopático y lo que sufre es una enfermedad curable, no es que la Homeopatía no sirva, sino que el médico no ha encontrado el medicamento adecuado. Tal vez deba cambiar de profesional —y esto sin subestimar la práctica de aquél—, ya que no siempre es fácil lograr lo que el médico desea”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore