Lucha contra el lupus eritematoso sistémico con Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

En lucha contra el lupus eritematoso sistémico

Martes 20 de junio del 2017, 10:48 am, última actualización

Las enfermedades autoinmunes, como el lupus eritematoso sistémico, son aquellas donde el sistema inmunológico se confunde y ataca al organismo. El proceso para que esto suceda es complejo, pero puede abordarse con éxito gracias a ciertos medicamentos homeopáticos: los autonosodes.

En lucha contra el lupus eritematoso sistémico

Una de las enfermedades autoinmunes por excelencia es el lupus eritematoso sistémico (LES), trastorno que, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afecta cada año a 3,000 personas en México. La población entre 20 y 40 años de edad es la que resiente los efectos del LES con mayor frecuencia, y dentro de este universo las mujeres son las principales afectadas en una proporción de 6 a 1 frente a los hombres.

Los síntomas de lupus incluyen inflamación de las articulaciones, dolor de cabeza, lesiones en la piel (de color rojizo) que se exacerban con la exposición al Sol; caída de cabello, así como presencia de líquido en pulmón, corazón y abdomen. Como sus manifestaciones son tan diversas puede llegar a confundirse con otras afecciones, sobre todo si el médico responsable no tiene la experiencia ni el conocimiento necesarios para el diagnóstico.

Si bien es cierto que la mayor parte de los pacientes pueden superar la enfermedad, sobre todo si se diagnostica el problema en forma temprana, existe seria discusión sobre los fármacos que se utilizan en el tratamiento. Esto porque, desde el punto de vista homeopático, los medicamentos convencionales no son la mejor solución.

Voz con autoridad

Para hablar de este controvertido tema, hablamos con el Dr. Octavio Ramírez Vargas, ex director de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN, en la Ciudad de México), quien es uno de los especialistas mexicanos más connotados en la Medicina creada por el alemán Samuel Hahnemann.

El lupus eritematoso es patología complicada que “exige buen ojo médico para evitar errores en el diagnóstico. Es por ello que deben practicarse exámenes clínicos, sobre todo sanguíneos, para corroborar o descartar si hay alteraciones en la cantidad de eosinófilos, una variedad del ejército de glóbulos blancos que existen en nuestro organismo”, explica el entrevistado.

En este sentido, enfatiza, “en aquellos casos donde el proceso o cuadro clínico se encuentra vigente, esto es, cuando el paciente cursa con hinchazón en articulaciones (las cuales, además, lucen rojas y calientes), y la gravedad hace que haya enfermedad de la piel (dermatitis o dermatosis), entonces deberá realizarse examen clínico específico para determinar si existe o no la alteración autoinmune. Esta prueba se realiza en el líquido cefalorraquídeo, y sirve para identificar células de lupus eritematoso”.

Si bien el LES se presenta con mayor frecuencia en los adultos jóvenes, es posible que el trastorno aparezca en cualquier otra etapa de la vida. Una muestra de ello es el caso de un niño que fue tratado como si tuviera cuadro de artritis reumatoide, algo que es sumamente común, y que fue del conocimiento del Dr. Ramírez Vargas.

Todo empezó, rememora el especialista, cuando el chico de 10 años presentó gran dolor e hinchazón en una rótula tras haber jugado un partido de futbol. El médico que lo revisó en primera instancia le recomendó a los padres administrarle un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), pero no surtió efecto; luego probaron con antirreumáticos y tampoco hubo buenos resultados. Fue hasta la tercera consulta, cuando se ordenaron las llamadas pruebas de certeza, que se produjo el hallazgo de células de lupus.

Hecho el diagnóstico se recomendó la toma de corticosteroides (antiinflamatorios obtenidos en laboratorio, similares a ciertas hormonas producidas por las glándulas suprarrenales), como tratamiento de cabecera. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con este compuesto, dice el investigador, también experto en acupuntura, “ya que son fármacos extraordinarios si se utilizan certeramente, pero si se abusa puede producir síndrome de Cushing (causa obesidad en la parte superior del cuerpo, a la vez que brazos y piernas delgados, además de cara redonda y roja, y lento crecimiento en niños)”.

Enfoque distinto

El Dr. Vargas describe con precisión la imagen de un paciente con lupus: el sujeto presenta “cara de luna”, está abotagado(a) y tiene manchas rojas en forma de alas de mariposa en los pómulos, los cuales, además, adquieren tonalidad rosada. Asimismo, hay diversas erupciones cutáneas y tendencia hacia la obesidad con acumulación de tejido adiposo en abdomen, brazos y muslos.

Señala el experto: “Constantemente repetimos que en Homeopatía no existen enfermedades, sino enfermos que reaccionan de diferente manera al estímulo externo. Esto quiere decir que cada ser humano tiene predisposición, idiosincrasia, constitución y temperamento particulares, y por consiguiente un terreno propicio para el desarrollo de una patología”.

Cada individuo es distinto, y mientras algunas personas cuentan con extremidades largas o cortas, hay quienes son delgados o robustos. Al respecto, aclara el médico, “la constitución es la suma de los caracteres morfológicos heredados; mientras que el temperamento está dado por el genotipo, que es la herencia, el paratipo (ambiente) y el fenotipo, que corresponde a los alimentos”.

La predisposición a una o varias enfermedades autoinmunes se puede transmitir por herencia, aunque no se trata de una constante, pues esto no siempre sucede. Para que estas enfermedades aparezcan se necesitan algunos “disparadores” que se encuentran en el ambiente y la alimentación, y en esto el LES no es la excepción. No obstante, es una realidad que muchos de los factores que propician su aparición se encuentran todavía escondidos y en espera de la lupa de la Ciencia médica.

Homeopatía y lupus

El Dr. Vargas Ramírez, miembro de la Comisión Permanente de la Farmacopea Homeopática de los Estados Unidos Mexicanos desde hace 25 años, marca la ruta que considera más adecuada para el tratamiento del lupus.

Primero, señala, se debe estar completamente seguro de la totalidad de los síntomas del paciente, para luego ver el biotipo constitucional del sujeto y las manifestaciones características del cuadro clínico.

Cuando se confirma que el problema es autoinmune, añade, “podemos hacer uso de los autonosodes”, rubro especifico de la Homeopatía que se refiere a los medicamentos que se fabrican con elementos del propio organismo enfermo.

“En este caso se toma determinada proporción de sangre y orina del paciente con lupus, mismas que se procesan mediante centrifugación; al plasma que se obtiene como resultado lo tratamos con el mecanismo de dinamización (factor esencial para que sea un fármaco homeopático), y se lo volvemos a dar a la persona enferma, pero en dosis homeopática”, especifica el entrevistado.

De acuerdo con el Dr. Octavio Ramírez, el sujeto que toma esta fórmula automáticamente empieza a ser atacado por sus propios anticuerpos potenciados e inicia la curación. “En mi opinión, ése es el mejor método para tratar el lupus y en general todas las enfermedades autoinmunes”, concluye el experto.

Autonosodes

Los nosodes son preparados que se hacen de tejidos de bacterias y virus atenuados, a los cuales se les diluye y dinamiza (se les aplica energía cinética o de movimiento), para activar las cargas eléctricas. Su preparación, descrita por la Farmacopea Homeopática Alemana (HAB, por sus siglas en alemán), garantiza que los mismos no contengan agentes ni productos infecciosos. 
Los nosodes fueron reconocidos en 1965, aunque es hasta ahora que han tomado nuevo auge en la sanidad privada y sobre todo en la Homeopatía. Dicha metodología, conocida también como isoterapia o isopatía, enfatiza en el uso de secreciones, fluidos o tejidos que se extraen del sujeto enfermo, a fin de crear medicamentos determinados, los autonosodes. Gracias al tratamiento homeopático que reciben, estas formulaciones producen los mismos efectos en el organismo que la enfermedad que se padece.
De este modo, los autonosodes son medicamentos homeopáticos semejantes al 100%, de modo que producen lo que en este sistema médico terapéutico se llama reacción homeopática específica. Debido a esta técnica se sabe que lo que se le administran al paciente es lo mismo que le produce la enfermedad, y con ello se garantiza una curación muy segura a través de la ley de semejanza.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore