Cómo combatir una fobia

  • SyM - Karina Galarza Vásquez
Fobias, Miedos, Tipos de fobias
La fobia es un miedo excesivo, persistente e irracional.

La fobia es miedo excesivo, persistente e irracional hacia animales, objetos o situaciones concretas, cuyo nivel de intensidad puede elevarse tanto que perturba la vida de 1 de cada 20 personas, en promedio, llegando incluso a desencadenar ataques de pánico.

"Es normal sentir miedo, pero cuando sale de control, estamos ante un caso de fobia, en el cual el grado de temor es tan fuerte que el paciente procura evitar el factor desencadenante por todos los medios posibles", refiere la Dra. Elisa Castro Ruíz, egresada de la Escuela Libre de Homeopatía, en la Ciudad de México.

"Existe cierto vínculo entre ansiedad, fobias y pánico. Desde el punto de vista homeopático, el primer elemento es concebido como estado de inquietud interna frente a un hecho o circunstancia que no se tiene del todo clara", explica la Dra. Castro Ruiz.

¿Cuáles son las fobias más frecuentes?

Existen numerosos tipos de miedos, y en el repertorio homeopático de síntomas se detallan aproximadamente 300, desde temor a la enfermedad, muerte, futuro, fracaso, animales, agua, locura, altura, habitaciones cerradas y  serpientes, hasta temor a aparecer en público y perder el control, entre otros.

La lista  de fobias comunes incluye:

  • Aracnofobia o temor a las arañas.
  • Sociofobia o temor a ser juzgado de manera negativa en situaciones sociales (es común entre jóvenes).
  • Aerofobia o miedo a viajar en avión. La inquietud no sólo surge al momento del despegue o aterrizaje, también al planear un viaje de este tipo.
  • Agorafobia o temor a espacios abiertos y todo aquel lugar que no brinde "seguridad" al paciente, quien suele refugiarse en su casa.
  • Claustrofobia o miedo a quedar confinado a espacios cerrados. Se evitan a toda costa ascensores, subterráneo, túneles, habitaciones pequeñas, puertas giratorias y uso de equipos para técnicas de diagnóstico médico, como el que se utiliza en resonancia magnética.
  • Acrofobia o temor a la altura, que no es simple vértigo y se manifiesta en diversas situaciones, como asomarse al balcón, estar en un mirador elevado o junto a un precipicio.
  • Brontofobia o miedo extremo a rayos y truenos de las tormentas.
  • Necrofobia o temor a la muerte.

¿Miedo…? ¡Lo que le sigue!

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el pánico es episodio puntual de miedo superlativo que alcanza su máxima intensidad en pocos segundos y se extiende varios minutos originando síntomas como:

  • Palpitaciones o elevación de la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración.
  • Temblores o sacudidas.
  • Falta de aliento y sensación de ahogo o atragantamiento.
  • Opresión o malestar torácico.
  • Náuseas y molestias abdominales.
  • Inestabilidad, mareo y/o desmayo.
  • Miedo a perder el control, enloquecer o morir.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo en diversas partes del cuerpo y escalofríos o sofocos.

¿Cómo acabar con miedos?

"Aunque las fobias pueden complicarse hasta ocasionar ataques de pánico, pueden tratarse con Homeopatía, ya que los miedos se asocian a situaciones no superadas, alteraciones emocionales profundas y/o recuerdos desagradables. De hecho, los medicamentos seleccionados actúan en todos los niveles e historia del enfermo, equilibrando su funcionamiento celular en general", aclara la Dra. Castro Ruiz.

Si sientes temor hacia algún objeto, ser vivo y/o circunstancia, y éste no te deja vivir en paz, busca ayuda de inmediato. La Homeopatía cuenta con las "herramientas" para liberarte de fobias y vivir sin ansiedad ni preocupaciones.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

descarga este artículo en PDF