Historia clínica, pilar del tratamiento homeopático - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Historia clínica, pilar del tratamiento

Lunes 23 de enero del 2017, 12:23 pm, última actualización

La Homeopatía apuesta por el conocimiento integral y detallado de las cualidades del ser humano, lo cual se refleja claramente en la minuciosa historia clínica que el especialista en la terapéutica creada por Samuel Hahnemann hace de cada uno de sus pacientes.

Historia clínica, pilar del tratamiento

Quien ha asistido a consulta con un médico homeópata se sorprende por la enorme cantidad de datos que solicita el especialista, sobre todo si es la primera vez que se recurre a este sistema médico terapéutico. Esto, evidentemente, contrasta con lo que ocurre al interior del consultorio de un facultativo convencional, donde la entrevista es mucho más breve.

Más aún, debemos señalar que la Medicina clásica indaga en busca de las causas de la enfermedad, lo que implica encontrar el órgano alterado y las repercusiones en el organismo del ser humano. Por su parte, la Homeopatía tiene miras más amplias porque apuesta por la creación de una historia clínica integral, entidad que puede considerarse la piedra angular de esta ciencia.

En efecto, los médicos homeópatas consideran al enfermo como entidad única e irrepetible, lo cual explica el interés por adentrarse en la naturaleza del individuo y la manera en que se desenvuelve en su ambiente social, principalmente con su familia y círculo de amigos, aunque también es importante indagar sobre su medio laboral.

Paso a paso

Tras la primera explicación del paciente acerca de sus dolencias, el médico homeópata investigará sobre los síntomas generales y emocionales. De esta manera, preguntará sobre la reacción que sufre el organismo ante la temperatura y el clima, la transpiración, los horarios de agravación del trastorno y la periodicidad. Será necesario saber, asimismo, qué posición y actividad desarrolla el paciente cuando aparece el problema, pero también sus hábitos de sueño, apetito, digestión y la sed que siente.

Hay otros datos sumamente relevantes que no pueden pasarse por alto: la micción (acto de orinar), las características de la menstruación en el caso de las mujeres, así como los antecedentes de las patologías familiares, enfermedades crónicas, vacunas que se han inoculado y operaciones quirúrgicas.

Aversiones y deseos

La configuración de la historia clínica se nutre también de aquello que le desagrada y le gusta al paciente. El médico, sabedor de que este tipo de interrogatorio puede molestar al consultante, deberá formular cada pregunta con sumo cuidado y observar las reacciones con atención.

Así, cuando el especialista pregunte al paciente si prefiere los dulces, los sabores ácidos o salados, o las grasas, las respuestas adquirirán un valor característico en cada caso. Por ejemplo, será diferente cuando la persona conteste con naturalidad, que cuando diga, por ejemplo, que “moriría si no puede comer un postre o un chocolate”, o bien, que tiene la costumbre de agregar sal a la comida en toda ocasión, incluso antes de probarla.

Toda observación que se considere anormal puede trasladarse a la historia clínica como síntoma general que debe atenderse y erradicarse.

Desmenuzando el carácter

La Medicina alópata reconoce que muchas de las enfermedades orgánicas guardan estrecha relación con la actitud mental del enfermo. Sin embargo, como ya se ha establecido, pocas veces se considera la correspondencia entre lo que pensamos y sentimos con lo que le ocurre a nuestro organismo.

Resulta pertinente mencionar que existe una regla psicológica que los expertos en la terapéutica fundada por Samuel Hahnemann ponen en práctica todo el tiempo, misma que puede resumirse de manera sencilla en la oración: “lo que Juan habla de Pedro, habla más de Juan que de Pedro”. En efecto, cuando el paciente relata los posibles motivos de su malestar, le abre las puertas al inconsciente y expresa libremente sus pensamientos y sensaciones.

Cuando el médico estime que cuenta con la información básica, tendrá la posibilidad de despejar dudas y saber más de los diversos hábitos del paciente, como horarios y circunstancias en que aparecen sus molestias.

El médico, capacitado para armar el rompecabezas con las piezas que le brinda el enfermo, deberá interpretar el relato en cuestión y darle el valor a cada uno de los acontecimientos revelados. De esta manera se sabrá la relación entre una conducta y un síntoma específico: consecuencias de la mortificación, indignación, pena, cólera, ira, amores contrariados, anticipación, temores, honor herido, alegría excesiva, desprecio, excesos sexuales, carga de trabajo y un largo etcétera.

Respeto y discreción

El médico homeópata, dicen los expertos, debe ser cauto y respetuoso de la intimidad del paciente, lo cual implica tener tacto, ser discreto y darle la confianza necesaria para exponer su caso.

Se debe actuar así porque el especialista debe conocer a fondo los conflictos y detalles de la personalidad de su paciente, de tal manera que sepa en qué condiciones familiares vive, el trato que le dispensa a su pareja e hijos y su situación sexual.

También debe saber cómo soporta y enfrenta las dificultades de la vida diaria, la relación con sus amigos, jefes, socios y familiares, o bien, si llora, se siente frustrado y reprime la tristeza. Además, será útil averiguar cómo entiende la soledad, la amistad, los temores e incluso las reacciones que experimenta cuando ve una película de terror, suspenso o guerra.

La primera consulta con un médico homeópata suele ser prolongada (muchas veces rebasa los 60 minutos), pero es así porque resulta fundamental que el experto conozca cada uno de los elementos que interfieren en la alteración del organismo y en la pérdida de la energía vital, pues todo desequilibrio o alteración le impide al organismo explotar al máximo sus capacidades.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore