Centro de Homeopatía / Artículos Relacionados

Homeopatía para tratar y prevenir sinusitis

La inflamación de los senos paranasales surge como complicación de alergias o infecciones respiratorias mal atendidas, y se registra con mayor frecuencia a causa del frío y la contaminación. Por suerte, la Homeopatía tiene una respuesta a la sinusitis.

La sinusitis se reconoce porque, entre otros síntomas, ocasiona pérdida del olfato, cansancio, malestar general, temperatura elevada y congestión nasal. Además, suele aparecer después de haber sufrido resfriado común o influenza, o bien, tras el agravamiento de rinitis alérgica (estornudos, flujo nasal y lagrimeo como reacción a polvo, polen o pelo de animales).

“Desde el punto de vista del médico general, la inflamación de los senos paranasales (cavidades de aire que hay detrás de la frente, mejillas y ojos) se relaciona con enfermedades respiratorias mal cuidadas, aunque en su aparición también influyen la contaminación y bajas temperaturas, ya que ambos factores favorecen la obstrucción de la nariz”, comenta la Dra. Alda Elena Rodríguez, médica homeópata dedicada a la práctica privada.

Una forma común de distinguir este problema, asegura la especialista, es que casi siempre hay pesadez en la parte inflamada, la cual se hace más evidente al agacharse e incorporarse. “Cuando el padecimiento afecta los senos frontales se siente dolor en la frente; cuando ocurre en los etmoidales hay molestias en la cara y pómulos, y cuando tiene lugar en los esfenoidales el malestar es un tanto indefinido, o en la parte superior y posterior de la cabeza”.

La enfermedad también se suele acompañar de obstrucción en la nariz y secreción retronasal (como caída de mucosidad por dentro), además de que puede ser aguda (dura menos de 8 semanas) o crónica (más de 2 meses).

Ahora bien, es importante señalar que la Homeopatía no se restringe a estos datos, sino que se adentra en las características de la persona, tomando en cuenta aspectos emocionales.

Por lo general, señala la entrevistada, la sinusitis se asocia con “problemas psicológicos como miedo a la enfermedad, sensación de incapacidad, falta de confianza en uno mismo o mucha sensibilidad. Gracias a esto y a los síntomas que pudieran acompañar al padecimiento (dolor en los oídos, molestias en los ojos), elegimos el medicamento homeopático más conveniente de los aproximadamente 20 que prescribimos en estos casos, como Mercurius, Silicea terra, Hepar sulphur, Calcárea carbónica, Sulphur o Natrum muriáticum”.

Doloroso descuido

La Dra. Rodríguez, egresada de la Escuela de Posgrado de Homeopatía de México, A.C. comenta que la sinusitis puede presentarse a cualquier edad, aunque es más grave en los adultos.

Esto ocurre así “porque las personas en edad productiva no se cuidan como debieran, siempre tienen compromisos laborales, no le dan tiempo a su organismo para que se restablezca de un resfriado y en su afán de mantenerse activos se exponen a cambios de temperatura. Es cierto que los niños pueden presentar este padecimiento con frecuencia, pero es más fácil que ellos se resguarden y descansen”.

Otro factor que influye es el uso de antigripales, los cuales hacen que el paciente se sienta bien, sin síntomas de resfriado, pero no erradican el problema desde su origen. La gravedad del problema se incrementa porque “la persona continúa con su ritmo de trabajo habitual, pero la alteración en su fuerza vital sigue. Como en realidad no se ha resuelto la enfermedad, ésta se desplaza a otros órganos más importantes y aparece entonces sinusitis o algún problema en cuerdas vocales (laringitis), garganta (faringitis), bronquios (bronquitis) u otras complicaciones respiratorias”.

Por otra parte, la Dra. Alda Elena Rodríguez detalla que en la aparición de la sinusitis siempre hay factores predisponentes, los cuales pueden ser heredofamiliares (transmitidos de padres a hijos), psicológicos o derivados de los hábitos de vida. En este sentido, influirán la infancia que tuvo el paciente (si hubo desnutrición o sufrimientos morales) o el hecho de padecer enfermedades como diabetes (alta concentración de azúcar en sangre por la incapacidad del organismo para utilizarla).

Abunda la experta: “Los homeópatas buscamos el síntoma madre, la causa que desencadena la enfermedad y que ocasiona disminución de la fuerza vital. Así, podemos encontrar sustos, corajes, penas, maltrato, depresión o pérdidas materiales, amorosas o de personas queridas. Incluso, en el caso de los bebés que se enferman recurrentemente tenemos que saber qué padeció la mamá durante el embarazo, o antes, ya que hasta el maltrato que los padres pudieron tener en la infancia llega a ser sufrido por sus hijos”.

Atención y prevención

En términos generales el tratamiento homeopático de sinusitis es similar al de la Medicina convencional o alópata, de modo que se aconseja dormir o descansar, comer bien, evitar cambios bruscos de temperatura y mantener la casa limpia y ventilada. De manera adicional, se pide al paciente que, en lo posible, evite situaciones de estrés y de tensión emocional o familiar.

“El enfermo y el médico debemos hacer equipo: nosotros nos dedicamos al diagnóstico correcto y la prescripción del medicamento adecuado, mientras que el paciente debe cuidarse. Esto también incluye evitar sustancias que neutralicen al medicamento homeopático, como antibióticos, café, refresco de cola y sustancias de acción fuerte: menta, eucalipto o alcanfor”, que habitualmente se emplean para descongestionar, explica la Dra. Rodríguez.

A pregunta expresa, la entrevistada considera que la Homeopatía es “la reina de las medicinas preventivas”, ya que se dedica a elaborar perfiles detallados de los pacientes que permiten detectar problemas alimenticios, psicológicos, falta de descanso, estrés u otros que es posible corregir para contrarrestar la predisposición a enfermedades.

“Hagamos de cuenta que es como tener un automóvil al que hay que darle mantenimiento, revisarle las llantas, el motor y los frenos para que no nos dé un susto. De hecho, mejorando los ‘puntos débiles’ en la salud de las parejas que desean ser padres podemos prevenir enfermedades en sus hijos, a quienes podríamos atender con vacunas homeopáticas, mismas que no son agresivas como las convencionales”, indica la experta.

En el caso concreto de las enfermedades respiratorias, la Dra. Alda Elena Rodríguez comenta: “Atendí el caso de una paciente a la que le dio influenza muy intensa, debido a que sufría anemia (bajo nivel de oxígeno en la sangre) por sangrados menstruales abundantes, y que estuvo a punto de morir. Ahora está bien, pero si hubiéramos corregido su problema con anterioridad, no hubiera enfermado así”.

En concordancia con el ejemplo anterior, abunda: “Muchos de mis pacientes habituales me preguntaron durante la contingencia a causa de la influenza A(H1N1) si podía darles algo para prevenir este problema. De acuerdo con sus características personales y las de sus familiares, les receté medicamentos que mejoraron su fuerza vital. Muchos no contrajeron la enfermedad, y otros la sufrieron como un simple resfriado, de modo que se repusieron pronto”.

De esta manera, reflexiona la entrevistada, “si nuestro país adoptara la Homeopatía con más seriedad, tendríamos menos problemas de salud o los resolveríamos a bajo costo. Enfermedades respiratorias como sinusitis, bronquitis, faringitis, laringitis o influenza se podrían curar o prevenir con mucha efectividad y de manera individualizada, gracias a nuestro amplio arsenal de medicamentos”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).