Incontinencia intestinal, un mal controlable - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Incontinencia intestinal, un mal controlable

Jueves 16 de marzo del 2017, 10:52 am, última actualización

La pérdida del control de las evacuaciones da como resultado el paso involuntario de las heces. El problema afecta, con mayor frecuencia, a personas mayores de 65 años, quienes pueden mejorar su calidad de vida con tratamiento homeopático.

Incontinencia intestinal, un mal controlable

Se estima que la incontinencia intestinal afecta a 11% de la población después de los 45 años de edad, y a 33% de individuos mayores de 65 años, además de que es más frecuente en el sexo femenino. Socialmente intolerable, dicho trastorno conduce a los pacientes a aislamiento, desmotivación y depresión.

También se le conoce como incontinencia fecal o anal y, contrario a lo que pudiera pensarse, no debe considerarse situación irremediable, pues un tratamiento apropiado puede ayudar a la mayoría de los afectados y hasta eliminar el problema.

“En este contexto, adquiere particular relevancia la Homeopatía, ya que cuenta con diversos medicamentos capaces de revertir y/o controlar en forma efectiva dicha alteración. Para ello, es muy importante analizar cada caso para proporcionar la terapia indicada a los enfermos”, afirma el Dr. Sergio Aguilar Campos, homeópata egresado de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN, en la Ciudad de México).

¿Por qué ocurre?

Aunque la incontinencia intestinal es enfermedad muy frecuente y causa fuerte impacto en la calidad de vida de los afectados, “son pocos los enfermos que consultan por este problema, ya que sienten pena por considerarlo consecuencia del envejecimiento y/o por desconocer que existen diversos tratamientos, como el homeopático”, refiere el especialista.

De acuerdo con el Dr. Aguilar Campos, el padecimiento que nos ocupa se asocia a los siguientes factores:

  • Estreñimiento. Se le considera la causa más común entre personas mayores y se caracteriza por deposición poco frecuente de excrementos duros, alternada con episodios de diarrea. Cuando se sufre por periodo prolongado ocasiona que los músculos del ano e intestinos se debiliten, por lo que se presentan evacuaciones líquidas y escape de heces.
  • Diarrea intensa. Supera la capacidad de controlar el paso de las heces.
  • Parto. Hay una asociación cuando el alumbramiento ha sido difícil, en especial si ocurrió desgarre.
  • Tener más de 50 años. Con el paso del tiempo se debilitan los músculos ano-rectales y estructuras que dan soporte a la pelvis.
  • Lesiones. Pueden aparecer como consecuencia de cirugías rectales y fisura o fístula anal. En otros casos, padecimientos como diabetes, tumores en columna vertebral o esclerosis múltiple causan daño a los nervios que controlan los músculos anales.
  • Enfermedades neurológicas. La incontinencia fecal también puede ser resultado de alguna afección del sistema nervioso que ocasiona la pérdida de sensación de llenado intestinal y la necesidad de defecar. Lo anterior puede ser causado por diabetes (el elevado nivel de azúcar en sangre afecta las terminaciones nerviosas), atrofia del impulso nervioso para contraer el esfínter anal (asociado a compresión o golpes en la parte baja de la médula espinal), presencia de tumores localizados en lugares cercanos a las terminaciones nerviosas, infarto cerebral y demencia (el ejemplo más conocido es la enfermedad de Alzheimer).
  • Reducción en la elasticidad del recto. Esto puede acortar el tiempo entre la sensación previa y el acto en sí de defecar, lo que se debe a lesiones que causan cicatrización y endurecimiento de las estructuras anales.

Soluciones

Ante la incontinencia intestinal, la Homeopatía ofrece efectivos tratamientos, especialmente porque es un método terapéutico basado en reconocer la capacidad del organismo de mantenerse en equilibrio. “Esto es gracias a la fuerza vital que regula nuestras funciones y reacciona de manera automática ante las agresiones externas con el objetivo de devolver la salud”, resalta el entrevistado.

Asimismo, aclara que la capacidad de la energía vital es limitada, “de ahí que los medicamentos homeopáticos intervengan en ese esfuerzo natural del cuerpo mediante el estímulo del sistema de defensas y regulación nerviosa. Por tanto, permiten que el paciente con incontinencia fecal mejore su condición y pueda controlar la expulsión involuntaria de heces”.

Entre los medicamentos homeopáticos indicados para tratar dicho padecimiento se encuentran: Gelsemium, Haloperidol, Naphthalinum, Argentum nitricum, Aloe, Causticum, Veratrum album, Psorinum, Calcarea flurorica, Baryta carbonica y Chininum sulphuricum. “Es importante resaltar que aunque existen varios medicamentos, a cada paciente se le prescribirá el que más se adapte a sus características físicas, mentales, emocionales y a la forma en que presenta los síntomas”, acota el Dr. Aguilar Campos.

La terapia homeopática debe complementarse con cambios en los hábitos dietéticos, que consisten en evitar el consumo de alcohol y bebidas con cafeína, ya que son causa de diarrea e incontinencia en algunas personas. Asimismo, será importante el incremento en la ingesta de fibra y agua.

Otras medidas

En los casos de incontinencia intestinal asociada a falta de control del esfínter o por disminución de la capacidad de reconocer la urgencia de defecar, pueden beneficiarse del programa de reentrenamiento intestinal y de terapias para ayudar a restaurar el tono muscular de la zona ano-rectal.

“Dicho tratamiento se basa en ejercicios y estimulación eléctrica para fortalecer los músculos del piso pélvico y ano, mismo que es guiado y supervisado por un fisioterapeuta especializado. Ocasionalmente puede requerirse cirugía de reparación del esfínter”, señala el especialista.

Es importante tener especial cuidado en el mantenimiento del control de las evacuaciones en pacientes cuya capacidad para reconocer la necesidad de defecar ha disminuido, o bien, tienen problemas de movilidad que les impiden utilizar el inodoro en forma segura e independiente. “Se recomienda ayudarles a ir al baño después de las comidas y colaborar con ellos en forma oportuna cuando tienen urgencia de defecar”, finaliza el Dr. Aguilar Campos.

Los pacientes con incontinencia fecal pueden obtener grandes beneficios al seguir tratamiento homeopático; sólo es necesario que dejen la vergüenza a un lado y consulten a especialistas certificados, para que su vida no se vea ensombrecida por el padecimiento.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Lorena Rodríguez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore