Mascotas sanas y felices con Homeopatía Veterinaria - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Mascotas sanas y felices

Jueves 16 de marzo del 2017, 11:00 am, última actualización

Bien dicen que los animales comparten mucho con los humanos, de ahí que muchas veces sean nuestros mejores compañeros y amigos. Por increíble que parezca, la Homeopatía también puede ser herramienta sumamente eficaz para los males que les aquejan.

Mascotas sanas y felices

La Homeopatía es ciencia mal vista por mucha gente, debido principalmente a que se ignoran su historia y los principios en que basa su efectividad. Por ello, es común que se considere como la última opción cuando alguien sufre algún quebranto en su salud, sobre todo si el enfermo ha sido atendido durante toda su vida desde la trinchera de la Medicina alópata o convencional.

No obstante, son muchos quienes han encontrado en esta terapéutica la respuesta a sus males, algunos de ellos de naturaleza crónica (de larga duración) y que antes no pudieron combatirse con éxito. Algo muy semejante ocurre con los animales, seres que son susceptibles de ser tratados con el método estructurado por el médico alemán Samuel Hahnemann.

En defensa de los animales

La Dra. María Carolina González Gómez, profesora adjunta de la Asociación Médica Homeopática Argentina, afirma que es sumamente frecuente que a los consultorios veterinarios homeopáticos lleguen pacientes (en su mayoría perros y gatos) con algún problema que los métodos tradicionales no han podido solucionar.

“La Homeopatía Veterinaria es ciencia y también arte que se basa en el principio de la semejanza (similia similibus curentur: 'lo semejante es curado por lo semejante'); ofrece la posibilidad de erradicar desde su origen las más diversas afecciones, sin dejar secuelas, efectos secundarios o convertir al paciente en enfermo crónico”, asevera.

La Dra. González Gómez refiere que los medicamentos homeopáticos son, en muchos casos, mejor opción de tratamiento que los fármacos regulares. Un ejemplo de ello, dice, son los que se utilizan en los problemas que perros y gatos presentan en la piel. En tal situación, un veterinario tradicional recomendará la aplicación de corticoides, que tienen la función de moderar la picazón y hacer que desaparezcan las molestias, pero esto sucederá momentáneamente porque es muy probable que los síntomas reaparezcan con mayor intensidad cuando dicha sustancia deje de circular por la sangre del animalito.

Si se repite una y otra vez este tratamiento, señala la experta, “se corre el riesgo de provocar enfermedad muy grave denominada Síndrome de Cushing (debilidad muscular, vientre inflamado y alteraciones en la piel), que es mucho peor que una simple alergia o una molesta picazón. Con la Medicina homeopática las afecciones cutáneas se pueden curar sin empeorar al paciente”.

Este es tan sólo un ejemplo, pero la Homeopatía puede aplicarse prácticamente en cualquier enfermedad e, incluso, en los problemas de comportamiento que padecen algunos animales, como ansiedad por separación, destructividad y agresividad, dice la especialista.

Una voz experta

El Dr. Jorge Santiago Muñoz, médico veterinario egresado de la Universidad de Buenos Aires, deja en claro que Samuel Hahnemann constató la eficacia de la Homeopatía en los animales (se sabe que atendió a su propio caballo con buenos resultados), aunque la historia señala a Guillermo Lux (1776-1849) como el primer veterinario especializado en este sistema médico terapéutico.

Este especialista alemán, dice Santiago Muñoz, trabajó con secreciones patológicas de animales que padecían carbunclo o ántrax (también llamado fiebre carbonosa, que ocasiona neumonía, úlceras en piel y muerte) con tal éxito que logró curar a los enfermos y proteger a los sanos del contagio. Este fue, además, el primer paso en el desarrollo de los nosodes (medicamentos homeopáticos elaborados con sustancias infecciosas), que luego perfeccionaría un médico excepcional: el estadounidense Constanting Hering (1800-1880).

La Homeopatía Veterinaria se conoce y aplica desde 1820 y ha tenido su más alto desarrollo en países como Alemania, Francia, Inglaterra e India, aunque en los últimos 20 años ha habido gran auge en Italia, Cuba y Argentina, asevera el especialista certificado por la Asociación Médica Homeopática Argentina.

Es cierto que en algunas patologías se requiere de otras especialidades, como la cirugía, pero aun en esos casos la Homeopatía es de gran ayuda. “Yo lo veo todos los días porque, además de médico homeópata, soy cirujano. Sin embargo, hay que decir que donde más se destaca es en el tratamiento de las enfermedades crónicas, que es un terreno en el que la Alopatía tiene más dificultades”, asevera.

Abra la boca y diga: “miau”

Los glóbulos son muy populares y se identifican plenamente con la ciencia homeopática, pero, ¿qué sucede con los animales? Los medicamentos se administran fundamentalmente a través de la boca (glóbulos o gotas) si se trata de pequeñas especies, dice el entrevistado, pero si nos referimos a animales de producción (bovinos, cerdos, conejos, pollos), por lo general el compuesto homeopático se diluye en el agua que beben.

También se puede elegir la vía inyectable, dice el veterinario, “aunque no es un método que me parezca necesario, ya que incluso un animal que se encuentre grave y que no pueda tragar, puede recibir el medicamento vía sublingual”.

Acerca de la aplicación de vacunas que se administran a pequeñas especies para evitar enfermedades como rabia y moquillo, entre otras, el especialista comenta: “La Homeopatía tiene sus propios medicamentos preventivos de enfermedades infecciosas, llamados nosodes, que se pueden utilizar en lugar de las vacunas o como elementos de apoyo de éstas, dependiendo de cada caso individual.

“Lo que yo hago es utilizar los tratamientos convencionales para parvovirus (afecta al tracto gastrointestinal de cachorros y perros adultos), moquillo (genera problemas respiratorios, intestinales, cutáneos y nerviosos en los canes), rinovirosis (trastorno respiratorio de los gatos) y rabia (daña el sistema nervioso de los mamíferos), que en Argentina es medida sanitaria obligatoria. Vale la pena remarcar que la Homeopatía también cuenta con terapia para minimizar o contrarrestar los efectos colaterales que pueden provocar los esquemas de vacunación.

Razas vemos, enfermedades no sabemos

El especialista sudamericano, quien cuenta con más de 30 años de experiencia y administra el sitio www.homeovet.com.ar, dedicado a orientar a quienes se interesen por la Homeopatía Veterinaria, afirma que cada perro o gato se enferma “de lo que puede y no de lo que quiere”. Esto significa que existe predisposición genética y susceptibilidad especial para ciertas enfermedades, lo que explica por qué hay razas de perros o gatos con mayor tropismo (respuesta a estímulo externo) y tendencia a ciertos malestares.

Por ejemplo, comenta el especialista, “se sabe que hay cierta predisposición de los perros pekineses y salchicha a problemas de columna; los bóxer son blanco de tumores y los dálmatas a cálculos urinarios. Lo más importante es que cada animalito es único e irrepetible, y cuando lo estamos estudiando homeopáticamente debemos conocer los síntomas y analizarlos para ese ser, sin tener en cuenta nada más”.

Es interesante, menciona, que los animales mestizos (o criollos, como decimos en México) tienen mayor vigor, es decir, son más resistentes a las enfermedades, aunque, aclara, “hablamos de poblaciones en general y no de individuos”.

Gran futuro

La Homeopatía Veterinaria tiene un futuro enorme, siempre y cuando se le permita desarrollarse. “El problema es económico”, dice el especialista, y destaca que las grandes firmas farmacéuticas impiden que haya sana competencia en la producción de alimentos sin contaminantes y a bajo costo. Lo mismo sucede con la creación de remedios que pudieran evitar el uso de antibióticos o antiparasitarios.

Ese sería el futuro de la Homeopatía Veterinaria, explica, “pero aclaro que soy poco optimista ya que, parafraseando al poeta Quevedo: ‘poderoso caballero es don dinero’. La Homeopatía es disciplina tan científica y seria como cualquier otra Ciencia médica, pero que tiene características muy especiales que la hacen única y, por ello, hay que valorarla y estudiarla con ciertos parámetros muy específicos”.

Concluye el experto: “No se puede controlar ni verificar la Homeopatía usando los mismos parámetros que para otros sistemas terapéuticos, simplemente porque es diferente. Algunos sostienen todavía, en pleno siglo XXI, que los medicamentos homeopáticos no tienen efecto, porque al estar tan diluidos no contienen sustancia medicamentosa. Cierto, son agua, pero agua que cura, y si no hay materia, habrá energía.

“Es materia pendiente descubrir cómo trabajan los medicamentos homeopáticos, pero lo que sí es seguro es que desde hace más de 200 años funcionan y en el futuro lo seguirán haciendo, ya que la Homeopatía es perdurable en el tiempo”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore