Patogenesia homeopática, pilar para la Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Patogenesia, pilar para la Homeopatía

Lunes 23 de enero del 2017, 03:34 pm, última actualización

La patogenesia es el conjunto de síntomas que un medicamento homeopático provoca en un individuo sano y, por tanto, también de los que cura en un enfermo a través del principio de semejanza.

Patogenesia, pilar para la Homeopatía

Uno de los principios más representativos de la Homeopatía dice que este sistema médico terapéutico no acalla o suprime los síntomas de una enfermedad, sino que sus medicamentos generan efecto muy parecido al del padecimiento que aqueja a la persona, ya que así se estimulan la energía vital y el sistema de defensas del organismo para lograr la curación.

Dicho lo anterior, es natural preguntarse cómo saben con certeza los médicos homeópatas cuáles son los síntomas que genera cada una de las sustancias que emplean para la atención de sus pacientes. Aunque sencilla, la respuesta tiene tras de sí gran cantidad de trabajo y una historia interesante: cada medicamento ha sido probado en un grupo considerable de voluntarios, y los resultados de este análisis se encuentran registrados y ordenados para que los especialistas hagan uso de ellos en consulta.

Es importante destacar que cada medicamento posee una descripción particular de los síntomas que induce, misma que recibe el nombre de patogenesia homeopática. A su vez, todos estos registros se agrupan en amplios volúmenes descriptivos llamados Materia médica.

Labor maratónica

En opinión del Dr. David Duarte, médico homeópata dedicado a la práctica privada en la Ciudad de México, el alemán Samuel Hahnemann (1755-1843), padre de la Homeopatía, descubrió una forma de administrar  medicamentos sin afectar a los pacientes, la cual se utiliza hasta la fecha y consiste en tomar una porción de sustancia medicamentosa para diluirla y agitarla (proceso conocido como dinamización) en 99 partes idénticas de agua, a fin de que ésta capture la energía del compuesto terapéutico.

A continuación se toma una sola parte de la solución obtenida en la primera operación, y se dinamiza en 99 partes de agua. Este proceso se repite varias veces hasta obtener la potencia deseada.

El reto que se le presentó a Hahnemann fue recopilar los efectos que cada compuesto genera y que a la postre llamó patogenesias homeopáticas. “Es cierto que esta experimentación pudo llevarse a cabo en animales, pero la constitución y funcionamiento orgánico de perros, caballos o ratones es distinta a la de los seres humanos; reaccionamos diferente y tenemos otros temperamentos. Por tal razón, Hahnemann hizo preparados homeopáticos de diversas sustancias y, sabiendo que eran inofensivos, los administró a un grupo de voluntarios que incluía a sus colaboradores y a él mismo”.

El médico alemán no revelaba el nombre de la sustancia o veneno que administraba para evitar sugestiones o temor por parte de los participantes, y les pidió que hicieran apuntes con todos los síntomas que presentaran. “Imaginemos el trabajo de atender a 200 ó 300 personas con sus respectivas anotaciones. Con esa monstruosa cantidad de información, Hahnemann creó el primer gran registro de patogenesias, llamado Materia médica pura”.

En las observaciones de los voluntarios aparecieron tanto síntomas muy comunes (mostrados por 90 u 80% de los participantes), como otros presentados con menor frecuencia (de 60, 50 ó 40%) o que ocurrían sólo en 5 ó 10 personas. “Por ejemplo, en el caso del arsénico la mayoría de la gente reportó cansancio, agotamiento con pequeños esfuerzos, ansiedad, dolor ardoroso, temor a la muerte, agitación física o mental de la 1 a las 3 de la mañana, vómito violento, ardor al orinar y micción involuntaria”.

Un dato curioso: cuando alguno de los participantes experimentaba síntomas muy intensos, malestar o angustia, bastaba con darle un “antídoto” para que volviera a la normalidad, como una taza de café, ya que esta bebida bloquea el efecto de las sustancias tratadas homeopáticamente.

Una vez concluida esta recopilación, el médico alemán procedió a prescribir las sustancias estudiadas como medicamentos. De esta forma, cuando llegaba a consulta “un enfermo con asma (inflamación de las vías respiratorias que genera tos e incapacidad para respirar) ocasionada por humedad, que empeoraba por la madrugada, tenía mucha ansiedad y sentia que iba a morir, le administraba arsénico tratado homeopáticamente, ya que genera manifestaciones similares y logra la curación por ley de semejantes. Esa es la razón por la que los médicos homeópatas somos muy preguntones y muy específicos al indagar sobre los síntomas”, indica el Dr. Duarte.

Análisis científico

Por su parte, la Dra. Alda Elena Rodríguez, egresada de la Escuela de Posgrado de Homeopatía de México, A.C., explica que los estudios para obtener la patogenesia de una sustancia se siguen realizando hasta la fecha, a fin de incorporar nuevos medicamentos al arsenal homeopático.

Los estudios “se hacen con personas de diferentes naciones, edades y razas, es decir, todo tipo de individuos, las cuales se reclutan voluntariamente. El número de participantes va desde 50 a 100 ó 200, e incluso mil. Asimismo, se debe estudiar primero la historia clínica de cada persona para saber si es apta”.

A decir de la Dra. Rodríguez, los voluntarios deben tener adecuado estado de salud y llevar vida ordenada, a fin de evitar confusiones. “No podemos incluir a una persona que se dedica a los deportes extremos, ya que puede referir síntomas que surgen a causa del estrés y las emociones que experimenta, y no por la sustancia que se está probando; igualmente, se descarta a quienes beben alcohol, fuman o se desvelan, ya que no sabríamos a qué atribuir sus observaciones”.

Una vez que se seleccionan los participantes, se dividen en dos grupos iguales (sin que lo sepan); a uno de ellos se le da placebo y al otro la sustancia tratada homeopáticamente. Todos los días deben anotar los síntomas que experimentan e, incluso, se les pide que cuando no tengan la oportunidad de escribirlos, los reporten vía telefónica.

Finalmente, los resultados de ambos grupos son confrontados y analizados estadísticamente. Los especialistas que coordinan este trabajo deben mostrar gran dedicación, pues el protocolo puede durar en total 1 ó 2 años.

La cantidad de datos recopilados en una patogenesia homeopática es en verdad considerable. “Por eso vemos que en toda Materia médica cada sustancia ocupa muchas páginas. La información es muy detallada; se habla de la planta o producto, de dónde proviene, cómo se prepara, quién y cómo hizo el estudio, cuáles son los síntomas emocionales que ocasiona o las manifestaciones físicas en cada parte del cuerpo o sistema, y si se trata de mujeres, hombres o niños”.

Finalmente, señala la Dra. Alda Elena Rodríguez, a pesar del ordenamiento que existe de todo este conocimiento, no cualquiera puede utilizarlo a cabalidad.

“Se necesita ser médico para diagnosticar al paciente y recopilar adecuadamente los síntomas y signos que presenta, así como para determinar cuál es el estado general de salud. Además de esta base, se requieren conocimientos muy específicos de Homeopatía para saber cómo se elabora una historia médica, cuál es el perfil psicológico de la persona y deducir cómo se comporta habitualmente. En fin, hay que dominar el arte y la lógica con que se prescribe en esta escuela médico-terapéutica y, por supuesto, se deben haber estudiado a fondo las patogenesias y la Materia médica”, concluye la entrevistada.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore