Totalidad de los síntomas, base del tratamiento homeopático - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Totalidad de los síntomas, base del tratamiento homeopático

Jueves 02 de marzo del 2017, 12:38 pm, última actualización

De acuerdo con los más destacados médicos homeópatas, una vez que se reconocen y delimitan los síntomas que aquejan a un paciente, sin importar la naturaleza de su enfermedad, la parte más difícil de la labor médica habrá concluido y la prescripción podrá realizarse con precisión.

Tratamiento homeopático

Una de las cualidades más emblemáticas de la Homeopatía es que busca curar las enfermedades a través de lo que es semejante, y ello significa que el especialista en este sistema médico terapéutico ofrecerá a su paciente aquel medicamento que produzca, en una persona sana, los síntomas más parecidos a los de su enfermedad.

Este hecho marca notable diferencia con la Medicina convencional, ya que el médico homeópata debe ser muy cuidadoso al observar todas las manifestaciones de un padecimiento a fin de jerarquizarlas, organizarlas y distinguir aquellas que sean significativas, porque sólo así podrá determinar cuál es el medicamento adecuado para cada caso.

A este respecto, Samuel Hahnemann, creador de la Homeopatía, señaló que “el conjunto o totalidad de los síntomas representa en toda su extensión a la enfermedad misma; esto es, constituye la verdadera y única forma por la que la mente es capaz de concebirla”.

Es importante señalar que al hablar de totalidad de los síntomas, la Homeopatía no hace referencia a un simple amasijo de manifestaciones reunidas sin forma ni razón, de manera casual o fortuita, sino a una composición creada por la combinación armoniosa e individualizada de sus elementos en un conjunto.

Hahnemann añadió al respecto: “Debemos tener en cuenta principal y únicamente los signos y síntomas más notables, singulares, peculiares y extraordinarios, porque son éstos principalmente los que deben corresponder con los muy semejantes en la lista del medicamento elegido, para que éste constituya el más apropiado para realizar la curación. En cambio, las manifestaciones generales e indefinidas, como pérdida del apetito, dolor de cabeza, debilidad, sueño intranquilo, desasosiego y demás, requieren poca atención en tanto sean descritos vaga o indefinidamente, puesto que síntomas de índole tan general se observan en casi toda enfermedad”.

Inigualable aportación

El médico homeópata estadounidense Stuart Close, quien vivió a finales del siglo XIX y principios del XX, abordó en numerosas conferencias las teorías de Hahnemann para difundirlas con claridad entre estudiantes de esta rama de la Medicina. Dicho trabajo fue recopilado en el libro El genio de la Homeopatía, donde se detalla, entre muchos otros aspectos, el concepto de la totalidad de los síntomas.

Para comenzar, el Dr. Stuart Close define a un síntoma como “cualquier evidencia de enfermedad o cambio de un estado de salud”, perceptible por el paciente, los que le rodean o el médico, y es una evidencia de la actuación de influencias que perturban la armonía del principio vital.

En materia de Homeopatía, detalla, “ningún hecho relevante es demasiado insignificante para ser pasado por alto. Hay un lugar y una utilidad para cada hecho, pues la ciencia nos ha enseñado que ‘la naturaleza nunca juega’. Un síntoma que parece insignificante para el examinador descuidado o superficial puede convertirse, en manos del experto, en la llave que abra un difícil problema en terapéutica”.

Asimismo, refiere que para la Homeopatía existen dos clases generales de síntomas:

  • Subjetivos. Aquellos que únicamente puede descubrir el paciente, como dolor u otras sensaciones mentales y corporales que no presentan indicaciones externas.
  • Objetivos. Son la expresión de la enfermedad que puede ser reconocida por los sentidos del médico y los que le rodean.

Al respecto, el experto indica que Hahnemann marcó una revolución en la Medicina al cambiar por completo la manera de entender los síntomas pues, por extraño que nos parezca ahora, durante la época en que vivió el fundador de la Homeopatía (segunda mitad del siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX), los facultativos sólo hacían caso a los síntomas objetivos e ignoraban a los subjetivos y aquellos de índole psicológica.

Abunda el Dr. Close: “Con el anuncio de Hahnemann de la doctrina de la totalidad de los síntomas como base de la prescripción homeopática, se hizo posible, por primera vez en la historia de la Medicina, utilizar todos los fenómenos de la enfermedad. El practicante común de la Medicina, incluso hoy en día, se interesa muy poco por los síntomas subjetivos, los cuales no juegan sino un papel muy pequeño en determinar el tratamiento práctico de su caso. Para él son meros gritos inarticulados de sufrimiento, sirviendo sólo para sugerir la dirección en la que van a hacerse las investigaciones, por métodos físicos y de laboratorio, para descubrir la supuesta causa tangible de la enfermedad y la localización y carácter de sus lesiones”.

Antes de la llegada de la Homeopatía, el dolor era meramente dolor, y solía ser ignorado. En cambio, con la aparición de este sistema médico terapéutico se comenzó a distinguir entre distintos tipos de dolor u otras sensaciones y sentimientos reportadas por las personas enfermas, y se les comenzó a observar como fenómenos de la enfermedad.

Arte cuidadoso

De acuerdo con Stuart Close, la totalidad de los síntomas es un concepto que requiere especial atención y que puede comprenderse de dos formas:

  • Como un solo síntoma visto en toda su extensión. Cada manifestación o malestar de la enfermedad debe contemplarse como una unidad que cuenta con ciertas particularidades que le dan complejidad: localización (parte del organismo en que aparece), sensación (impresión mental o física que desencadena) y modalidad (circunstancias y condiciones que le afectan o modifican).
  • Como una formación ordenada de síntomas. Del conjunto de molestias, dolencias y manifestaciones que tenga un paciente, el médico tomará aquellas que puedan ser combinadas lógicamente en un todo armonioso y consistente, que tenga forma, coherencia e individualidad, como si fuese “una pintura o una obra de arte”.

En otras palabras, la totalidad de los síntomas no es un mero agregado numérico de manifestaciones, sino su suma en un conjunto orgánico e individualidad. “Así como una máquina que funciona perfectamente es más que un agregado numérico de sus partes aisladas, de igual forma la totalidad es, en Homeopatía, más que el mero agregado de los síntomas constituyentes: es la suma numérica más la idea o plan que los une de una manera especial para darles su forma característica”.

Siguiendo esta metáfora, es importante recordar que las partes de una máquina no pueden unirse al azar, sino que cada una tiene un sitio definido. De manera idéntica “los síntomas de cada caso deben ensamblarse de tal manera que constituyan una identidad, una individualidad que pueda ser vista y reconocida, como reconocemos la personalidad de un amigo”.

El Dr. Close indica que no comprender por completo la doctrina de la totalidad de los síntomas es el origen de tres errores en la prescripción del tratamiento homeopático:

  • Poner demasiado interés en el diagnóstico y alivio de un solo síntoma aislado, sin observar el conjunto.
  • Dar atención a los síntomas uno por uno, sin estudiar la relación que guardan entre sí o sin considerar si están bien definidos, pues con esto sólo se logra enmascararlos.
  • Caer en la trampa de prescribir tratamientos estandarizados para ciertos cuadros de enfermedades y aplicarlos a todos los pacientes sin distinción, es decir, sin individualizar.

No obstante, concluye Stuart Close, “el médico que sabe qué es un síntoma, desde el punto de vista homeopático, y cómo obtenerlo; que sabe qué significa la totalidad sintomática y cómo construirla, y que tiene la inteligencia, paciencia y la honestidad para estudiar su caso hasta encontrarla, no cometerá estos errores”. Tal es la razón por la que la consulta con un especialista en este sistema terapéutico suele ser mucho más detallada y prolongada que con un médico alópata.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore