Tratamiento de cálculos renales con Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Tratamiento de cálculos renales con Homeopatía

Jueves 16 de marzo del 2017, 10:55 am, última actualización

Las “piedritas” en los riñones son masas sólidas compuestas por sales contenidas en la orina, pero que se acumulan en las vías urinarias por mala hidratación, herencia y otros factores. La Homeopatía puede prevenir su aparición o erradicarlas cuando hay diagnóstico oportuno.

Tratamiento de cálculos renales con Homeopatía

La presencia de uno o más cálculos al interior del riñón o del uréter (conducto que transporta la orina hacia la vejiga) es conocida en Medicina como litiasis renal o urinaria, urolitiasis o nefrolitiasis, y algunas estadísticas señalan que es un padecimiento tan común en México que se presenta 1 caso por cada 1,000 habitantes, aproximadamente.

Desde el punto de vista clínico, el factor que más incide en el desarrollo de “piedritas” es la deshidratación, aunque algunos tipos de cálculos ocurren por antecedentes familiares o de manera secundaria en quienes sufren alguna infección, enfermedad intestinal, defecto en ciertas estructuras del riñón (túmulos) u obesidad.

De hecho, se considera que la causa de los cálculos se relaciona con el tipo de material que los forma:

  • Calcio. Son los más frecuentes y generalmente aparecen en varones de 20 a 30 años de edad. Este mineral puede combinarse con otras sustancias, como oxalato (la más común por estar presente en ciertos alimentos y porque se forma cuando hay enfermedades intestinales), fosfato o carbonato.
  • Cistina. Habituales dentro de ciertas familias, pues va de la mano con una condición hereditaria llamada cistinuria, que provoca mayor concentración de este aminoácido en la orina.
  • Estruvita. Son más comunes en mujeres con infección urinaria y ocasionan cálculos que crecen con rapidez, de modo que pueden obstruir el riñón, uréteres o vejiga.
  • Ácido úrico. También afectan más a los hombres, y pueden ocurrir en quienes sufren gota (afección dolorosa en una articulación, casi siempre del pie) o se someten a quimioterapia (uso de medicamentos para eliminar tumores).

Al respecto, el Dr. Ricardo Gottlieb, especialista en Homeopatía e integrante de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Médicos Naturistas (Aamenat), comenta que “uno de los síntomas característicos de este padecimiento es el cólico renal, es decir, dolor intenso en la espalda baja (región lumbar) que puede extenderse al abdomen y genitales, y que se acompaña de náuseas, vómito e hinchazón abdominal. Esta manifestación sucede cuando el cálculo obstruye algún conducto de las vías urinarias”.

El experto detalla que otro síntoma característico en estos pacientes es padecer infecciones urinarias de repetición, las cuales se distinguen por ocasionar micción frecuente y dolorosa, así como ardor. Muchos pacientes suelen tratarse con antibióticos, propios de la Medicina convencional, obteniendo sólo alivio temporal.

“Cansados de sufrir estas molestias e infecciones, muchos pacientes recurren a la Medicina homeopática porque ella no trata únicamente al riñón, como lo hace la Alopatía, sino que atiende a la persona en su totalidad”, aclara el médico de origen argentino.

Explicación necesaria

El Dr. Pierre Benkemoun, doctor en Medicina especializado en Homeopatía y vicepresidente de la Sociedad Médica de Bioterapia (SMB) en Francia, señala que muchos médicos de la escuela convencional dudan de la efectividad de la Homeopatía en enfermedades renales sólo por una cuestión cronológica.

Dentro del capítulo Nefrología y Urología homeopáticas, contenido en el libro Tratado de Homeopatía, el también copresidente de la sección Homeopatía de la Escuela de París de la SMB reconoce que en la época en que vivió Samuel Hahnemann (siglos XVIII y XIX) “la Nefrología no existía, y la Urología era casi inexistente”, pero esto no significa que el sistema terapéutico ideado por el médico alemán sea incapaz de atender afecciones urinarias.

Más aún, es importante señalar que aunque la Medicina alópata haya desarrollado numerosos recursos tecnológicos y métodos de diagnóstico para atender problemas como los cólicos y cálculos renales, la Homeopatía no ha permanecido estática ni se encuentra en desventaja.

Esto se debe a que, además de los importantes hallazgos realizados por Hahnemann sobre el uso terapéutico de numerosas sustancias, la Homeopatía ha sabido incorporar múltiples observaciones e investigaciones realizadas por médicos de todo el mundo, además de que, cuando se requiere, utiliza sin inconveniente los avances en estudios de imagen o cirugía.

Así, manifiesta el Dr. Benkemoun, aunque la Alopatía y la Homeopatía “poseen formas de pensar muy diferentes, no son opuestas como muchas veces se cree, sino que, todo lo contrario, son complementarias. Lo deseable es evitar la confusión que lleva a creer a algunas personas que nuestro sistema terapéutico es pariente pobre de la Medicina, cuando en realidad es una Ciencia diferente”.

Casos de éxito

Fiel a los principios homeopáticos, el Dr. Ricardo Gottlieb indica que el tratamiento de los cálculos renales con Homeopatía siempre dependerá de los síntomas que tenga el paciente, de su personalidad y su relación con sus semejantes, pues no hay que olvidar que la selección del medicamento es individualizada. Más aún, recuerda que el objetivo de esta escuela médica no es atender a la enfermedad, sino al enfermo, buscando que éste se fortalezca en todos los aspectos de su vida.

Al respecto, cita el caso de una paciente de 35 años, con antecedentes de cólicos renales de repetición, dolor abdominal y náuseas, que mediante ultrasonido (sistema de ondas sonoras de alta frecuencia que permite observar estructuras dentro del cuerpo) supo de la presencia de cinco cálculos de 5 a 8 mm en el riñón derecho, y cuatro de 8 a 11 mm en el izquierdo.

“Al indagar sobre su personalidad se mostró como una persona responsable, meticulosa en su arreglo personal, autoritaria e insegura; al estar nerviosa apretaba los dientes, sobre todo al dormir. También era sensible e irritable antes de menstruar, tenía miedo a la soledad o a hablar en público por ser muy tímida, y deseaba ingerir alimentos dulces al sentir estrés”, señala el experto.

A dos meses de iniciado el tratamiento, la mujer fue menos ansiosa e irascible, comía menos postres y pudo retomar su rutina de ejercicio; a los nueve meses un nuevo ultrasonido reveló la disminución en el tamaño de los cálculos (incluso uno del riñón izquierdo desapareció), y luego de un año se encontró emocionalmente estable, con más confianza y energía para realizar sus tareas habituales, y sin molestias renales.

Otro caso fue el de una paciente de 75 años, con infección urinaria de repetición, acompañada de ardor, dolor y micción frecuente, que había recibido tratamientos constantes con antibióticos. Mediante estudios se reveló que tenía un cálculo en el riñón derecho.

Más aún, el Dr. Gottlieb descubrió durante la elaboración de la historia clínica que la mujer “sufría dolor en su rodilla derecha al darse vuelta en la cama, además de que padecía hipotiroidismo (actividad reducida de la glándula tiroides) y diabetes (alta concentración de azúcar en la sangre)”. Además, tenía miedo de que le ocurriera “algo”, se sentía desamparada por la muerte de su esposo, lamentaba las penas ajenas y no perdonaba a un tío que la golpeaba cuando era pequeña. También tenía antojo de comidas dulces.

Luego de dos meses de tratamiento homeopático, la paciente manifestó más energía para realizar sus actividades, no tuvo síntomas de infección urinaria ni dolor articular. Con el paso del tiempo se declaró más tranquila, sin deseo de consumir alimentos azucarados, no pensaba en el maltrato de su tío ni lloraba al hablar de su viudez, alcanzando un benéfico equilibrio emocional.

Ante esto, concluye el Dr. Ricardo Gottlieb: “Si bien los médicos tradicionales y los pacientes se conforman con una mejoría temporal de los trastornos renales y urinarios, en Homeopatía tratamos al paciente de manera integral, ya que muchos síntomas de cólicos o infecciones urinarias aparecen luego de disgustos, estrés, ansiedad, depresión y enojos que repercuten en el ‘talón de Aquiles’ o punto débil de cada persona, en este caso las vías urinarias. Equilibrando al paciente logramos una curación verdadera”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore