Fortalecer el sistema inmunológico con Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

La fuerza de la naturaleza

Jueves 02 de marzo del 2017, 12:49 pm, última actualización

Los médicos homeópatas más eficientes son aquellos que conocen a profundidad a la naturaleza, ya que allí, en el reino animal, vegetal y mineral, se encuentra la cura para todas las dolencias del ser humano.

La fuerza de la naturaleza

La Homeopatía es Ciencia que ha demostrado su eficacia por más de 200 años, tiempo en el que ha difundido que el hombre debe ser visto como una unidad perfectamente armonizada con su entorno, para que se le pueda considerar como un ser saludable.

Los especialistas en este sistema médico terapéutico estudian muchos de los elementos provenientes del reino animal, vegetal y mineral, ya que se sabe desde la época de Hipócrates (vivió en Grecia aproximadamente entre los años 460 y 370 a. C.) que es en esta riqueza natural donde se encuentran los principios que son capaces de devolverle la fuerza vital a un organismo maltrecho.

En otras palabras, los homeópatas saben que todo lo que existe en el mundo nos afecta de una u otra manera, pero también están convencidos de que la naturaleza provee todo lo necesario para encontrar el camino hacia el equilibrio. Así, los seguidores de Hahnemann son los responsables de estimular las fuerzas naturales para que el paciente recobre su ánimo y fortaleza.

Voces expertas

El Dr. Antonio O. de Santis, médico gastroenterólogo y homeópata radicado en Argentina, explica que el sistema inmunológico es parte del organismo que se nutre de alimentos biológicos, ambientales y emocionales. Por tanto, dice el especialista suramericano, deberíamos reconocerlo como el alma del ADN.

“Este mecanismo se puede debilitar por factores externos (climáticos, alimentarios, radiaciones) o por fuerzas internas y situaciones traumáticas emocionales, generalmente vividas en soledad, que de no ser atendidas en su momento pueden afectar al cuerpo físico mediante algunas enfermedades que influyen en el sistema inmunológico o de defensas, como sería el caso de la infección ocasionada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o el cáncer”, afirma.

El Dr. de Santis apunta que el cuerpo tiene especie de memoria inmunológica que, si no se ejercita, facilita la entrada a los trastornos de autoinmunidad, lo que significa que los agentes responsables de fortalecer nuestras defensas se desequilibran y atacan al propio organismo, como sucede en enfermedades como lupus eritematoso, artritis reumatoide y algunas más.

Los médicos homeópatas tienen la misión de proporcionar atención integral a sus pacientes, lo que supone conocer su historia clínica, biotipo, hábitos, procesos emocionales y la manera en que enfrentan las dificultades, entre otros factores.

De esta manera, al contar con la mayor información posible, el especialista podrá hacer su trabajo, el cual consiste, a final de cuentas, en estimular la fuerza de la naturaleza mediante preparado medicamentoso acorde con las características individuales de cada sujeto.

La naturaleza es muy potente

Seguramente recuerdas la máxima que dice: “la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”. El mejor ejemplo de ello son los alimentos, que ingresan al organismo y modifican su esencia para transformarse en energía nutricia para que las células puedan vivir.

Así lo explica el Dr. Octavio Ramírez Vargas, ex director de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la Ciudad de México, quien aclara que dicha cita corresponde a la primera ley de la Termodinámica, “una rama de la Física que nos demuestra la actividad de la energía”.

Sin embargo, el fenómeno homeopático queda de manifiesto, dice el prestigiado investigador, si atendemos con atención a la segunda ley de dicha disciplina, la cual se refiere a la posibilidad de establecer el orden en una entidad mediante la orientación correcta de las cargas energéticas. Los expertos en Homeopatía hacen uso de este conocimiento a sabiendas de que cada organismo es único y requiere, por tanto, de una solución individualizada.

Alternativa eficaz

El descubrimiento de la penicilina afectó de algún modo el desarrollo de la Homeopatía, pero 80 años después de ello estamos atestiguando la resistencia de los microorganismos a los antibióticos y algunas reacciones desfavorables de estos medicamentos en el cuerpo humano, algo que no sucede con la Homeopatía.

En realidad, dice el Dr. Ramírez Vargas, el método homeopático no busca eliminar virus, bacterias u hongos, sino suministrar reactivo que le devuelva el orden fisiológico al enfermo, lo que supone, por otro lado, que se encuentra en posibilidades de convivir con el ambiente natural y los fenómenos del cosmos, según los preceptos básicos que dejó escritos Hipócrates.

La quinta expresión de la ley de los semejantes, dice el también catedrático, señala que “toda sustancia animal, mineral, vegetal, producto de síntesis o proveniente de emanación humana, que a una dosis masiva produce conjunto de trastornos patológicos en un sujeto, es capaz de curar los síntomas análogos o semejantes de un organismo enfermo con una cantidad mínima y conveniente”.

Un ejemplo característico, abunda el experto, es el de la cebolla, que causa lagrimeo, escurrimiento nasal, irritación de garganta e inestabilidad general, todos ellos indicios parecidos a los de la gripe. “este alimento, por tanto, es excelente para aliviar este malestar, ya que contiene un elemento vasodilatador y posee actividad antiviral”, enfatiza.

La naturaleza es tan rica, abunda el entrevistado, que si el reino vegetal fuera destruido podríamos recurrir al mineral para tratar de aliviar las dolencias humanas, ya que tiene una gama extraordinaria, y su accionar en el organismo ha sido estudiado en diferentes tratados en los que se da cuenta de las virtudes y riesgos de cada uno de estos elementos contenidos en los tejidos humanos.

Particularmente, señala el Dr. Ramírez Vargas, “me he dedicado a estudiar las características de la magnesia muriática, que la ofrezco como el rejuvenecedor por excelencia porque ordena las moléculas del calcio y, de esta forma, evita la acumulación de ese agente en el corazón y los vasos sanguíneos”.

Si hablamos de la plata, añade, “puedo decir igualmente que es magnífica cuando se le utiliza a dosis homeopáticas. Al respecto, puedo comentar que hace poco se dio a conocer el ‘gran descubrimiento’ de un médico homeópata del Medio Oriente, quien notificó a la comunidad internacional haber encontrado la cura para el vitíligo a partir de un compuesto de este elemento y veneno de alacrán, algo que luce muy novedoso, pero que ya sabíamos en México”.

Concluye el experimentado médico mexicano: “Tengo 8 años documentando la acción de muchas plantas, un total de 280 hasta ahora, que tienen el poder de inhibir tumores y ser grandes inmunomoduladores. Tengo muchos casos de pacientes que fueron desahuciados, pero ahora están vivos gracias a que tomaron esta clase de fármacos, investigados y producidos en mi laboratorio. Me he tomado el tiempo de analizar y diagramar cada uno de los atributos de estos vegetales, pero más allá de eso debemos observar que en la naturaleza se encuentra el origen de todas las cosas”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore