Principio de semejanza: base de la Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Principio de semejanza: base de la Homeopatía

Viernes 20 de enero del 2017, 10:08 am, última actualización

El principio de semjanza de la Homeopatía indica que aquella sustancia que produce determinados síntomas también puede aliviarlos, siempre y cuando se administre en la forma correcta. Ello se debe a que es capaz de activar las defensas del organismo y permitir suave curación.

Principio de semejanza: base de la Homeopatía

El mundo occidental adoptó a la alopatía como base de los tratamientos utilizados para superar o controlar enfermedades, aunque ello no significa que sea la única forma de abordar problemas de salud. Ejemplo claro es la Homeopatía, modelo clínico terapéutico que va ganando terreno en países como México y que en otras naciones, sobre todo europeas, es sumamente reconocida y goza de gran prestigio.

El desconocimiento de la población mexicana hacia esta terapéutica se debe a múltiples factores, como el hecho de que hay pocos especialistas reconocidos (el profesional de esta materia debe estudiar simultáneamente la carrera de Medicina y materias de Homeopatía, o bien, titularse como licenciado en Medicina y luego capacitarse en alguna escuela regulada por las autoridades) o por la falta de difusión de estos temas.

Sirva esta introducción para decir que el acercamiento a este método curativo debe empezar por comprender los principios en los que basa su funcionamiento, entre los que destaca la ley o principio de semejanza. Este postulado fue dado a conocer por el padre de la Homeopatía, Samuel Hahnemann, en un texto titulado Ensayo sobre un nuevo principio para descubrir las virtudes curativas de las sustancias medicinales, publicado en 1796.

De manera más amplia, el enunciado se refiere a que “toda sustancia capaz de generar, ya sea a dosis ponderables, tóxicas, fisiológicas o bien infinitesimales, síntomas patológicos o propios de una enfermedad en un individuo sano, puede, a dosis muy bajas y especialmente preparada, desaparecer síntomas parecidos en el enfermo”.

En otras palabras, un individuo puede recuperarse de la enfermedad que lo aqueja cuando recibe una sustancia que genera los mismos síntomas de su padecimiento en individuos sanos, siempre que ésta sea presentada diluida y agitada, es decir, dinamizada. Podemos decir, por ejemplo, que si el café se consume en exceso produce taquicardia, insomnio e intranquilidad, pero en dosis homeopáticas promueve un ritmo cardiaco normal y restablece la capacidad para dormir tranquilamente.

Un ejemplo más de esta ley es la acción del sulfato de sodio, que es una sustancia purgante cuando se consume en dosis altas (30 g), pero un excelente recurso si se desea producir estreñimiento o detener una diarrea leve, siempre que se prescriba en dosis de 0.5 a 1 g.

El Dr. Rodolfo Luna Reséndiz, exsubdirector académico de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), ratifica a saludymedicinas.com.mx lo antes dicho y lo resume en una frase: “Todo lo que se causa en grandes dosis, se puede curar en pequeñas dosis”.

De acuerdo con el entrevistado, es importante señalar que la Homeopatía reconoce la respuesta individual de los pacientes ante un estresor o agente etiológico (causa de la enfermedad), de tal manera que, por ejemplo, una persona que sufre un resfriado podrá tener escurrimiento nasal, estornudos, dolor de garganta y ojos rojos, pero es muy probable que otra sólo presente dos de los síntomas citados. Esto, enfatiza, “quiere decir que cada ser humano responde de manera diferente ante una enfermedad”.

Complemento

La ley del semejante implica que los medicamentos que se aplican se han probado antes en personas sanas, a fin de conocer el comportamiento del fármaco homeopático y las reacciones o síntomas que tendrá un individuo sensible a él.

Asimismo, antes de iniciar su uso en el tratamiento es fundamental que el médico haga múltiples preguntas y observaciones respecto a la mente, el cuerpo y el contexto social del paciente, a fin de conocer la estructura profunda de la persona y tratar el padecimiento en forma integral.

De esta manera, señala el especialista, el medicamento homeopático, debe generar una reacción en la “fuerza vital” (un proceso dinámico que gobierna el funcionamiento del organismo, o bien, la energía que anima a nuestro cuerpo) y, por curioso que parezca, “enfermar artificialmente” al paciente para que este padecimiento inducido desplace a la enfermedad natural.

Un ejemplo representativo es el de un individuo que padece fiebre. El procedimiento convencional ante dicho síntoma puede consistir en dar un baño frío y, si el caso lo amerita, aplicar hielos en el cuerpo del enfermo. Con ello se genera una reacción y el organismo tiende a regularizar o descender su temperatura en forma inmediata.

No obstante, desde la óptica homeopática esta forma de actuar ocasiona que la fiebre regrese con mayor fuerza y, por ello, lo que este sistema terapéutico propone es generar más calor (enfermedad artificial). De este modo el cuerpo transpira y la temperatura desciende en forma gradual, sin que haya repercusiones peligrosas.

Sumar esfuerzos

El arsenal terapéutico de la Homeopatía se basa en el conocimiento de miles de sustancias de origen mineral, vegetal y animal, así como en algunos productos surgidos de la propia enfermedad. Sin embargo, lo que más se utiliza es aquello que ha demostrado sus efectos positivos durante más de 200 años.

El Dr. Luna Reséndiz explica que la Homeopatía ha sido, desde su origen, “una revolución, una especie de contracultura dentro de la propia Medicina, lo que ha significado un enfrentamiento directo con las teorías de curación. En la época de Hahnemann fue tan profunda e intensa la reacción de la Medicina tradicional que se puede hablar de una ruptura completa con los esquemas filosóficos de aquel tiempo. Sin embargo, de alguna forma seguimos hermanados en la tradición médica”, asevera.

La Homeopatía tuvo un avance importante hasta 1945, dice el catedrático e investigador, justo cuando aparecieron los antibióticos y se empezaron a producir de manera industrial. Entonces tomó fuerza la orientación científica de generar fármacos “anti”: antiinflamatorios (que combaten la inflamación), antipiréticos (para eliminar la fiebre), antidiarreicos y todo tipo de analgésicos (eliminan el dolor).

Afirma el experto: “Hoy, a casi 70 años del desarrollo de estos fármacos, vemos que no es suficiente y que tenemos muchos problemas con los antibióticos. Sin embargo, en la Medicina nada está escrito, sobre todo si consideramos que tenemos muchos faltantes conceptuales prácticos y que no somos capaces de curar la diabetes (elevada concentración de azúcar en sangre por incapacidad del organismo para aprovecharla), hipertensión (presión arterial alta), sida, cáncer o lupus eritematoso (cuando el sistema inmunológico ataca a los tejidos de articulaciones y ciertos órganos)”.

De manera franca, el Dr. Rodolfo Luna señala que “nos falta mucho por saber para resolver a fondo las enfermedades, por lo que debemos reflexionar y saber que la discusión no está en ver qué tipo de Medicina se usa, sino en la capacidad que tenga el médico de utilizar varias terapéuticas”.

La idea es que la Homeopatía forme parte del arsenal de todos los facultativos, de manera que los medicamentos que emplea se puedan combinar con los alópatas, dice el también ginecólogo y obstetra, quien a manera de conclusión menciona que los pacientes con diabetes, por ejemplo, tienen mejor respuesta al tratamiento y sufren menos complicaciones cuando se combinan ambos tratamientos.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore