Verdades y mentiras sobre Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Verdades y mentiras sobre Homeopatía

Martes 28 de marzo del 2017, 01:52 pm, última actualización

Con frecuencia se incluye a la Homeopatía dentro de sistemas alternativos terapéuticos, como el naturismo, aromaterapia o herbolaria, y se le considera, por desconocimiento, sólo otra de estas escuelas. Sin embargo, se trata de un método médico-científico.

Verdades y mentiras sobre Homeopatía

La Homeopatía, descubierta en el siglo XVIII, se fundamenta en leyes de la naturaleza que existen per se, es decir, por sí mismas, y no se han creado, sino que se han descubierto y aplicado. “Es una Medicina integral, curativa y preventiva a la vez, siempre y cuando se apliquen de manera correcta los tratamientos”, refiere el Dr. Fernando Darío François–Flores, catedrático de la Escuela Libre de Homeopatía.

¿Qué elementos le dan a la Homeopatía el carácter de disciplina científica? El experto responde que esta especialidad elabora, comprueba y fundamenta su método a través de la experimentación, y tal verificación le proporciona el grado de ciencia natural o fáctica.

En este sentido, es importante tener presente que el Dr. Christian Samuel Hahnemann fue el primero en estudiar sustancias extraídas de la naturaleza para saber qué capacidad tenían de alterar la vida de las personas sanas, para después comprobar que esos mismos elementos curaban a los enfermos.

Base hipocrática

Otra de las características de la Homeopatía y que la hace diferente de los sistemas alternativos es que está dotada de principios hipocráticos:

  • Similia Similibus Curentur. Las enfermedades se curan con sustancias que, al ser administradas a sujetos sanos, provocan síntomas semejantes a los que presenta el enfermo que va a ser sometido a tratamiento.
  • Contraria Contraribus Curentur. “Lo contrario cúrese con lo contrario”, dicho de otro modo: a una entidad o fuerza determinada que esté en desequilibrio, proporciónesele elemento o energía que le sea opuesta o contraria para restablecer el equilibrio disminuido o perdido.

“Si bien dichos postulados provienen de la doctrina hipocrática, la aplicación e interpretación de ambos ha sido tergiversada en el transcurso de los años; de hecho, el similia es únicamente aplicado en la Homeopatía y desconocido completamente por la escuela alopática”, afirma el Dr. François–Flores, quien es secretario de archivos de la Liga Medicorum Homoeopathica Internationalis (Liga Médica Homeopática Internacional, LMHI, que coordina el intercambio de información y recursos entre médicos homeópatas del mundo).

Igualmente toma de Hipócrates la “terapéutica expectante”, donde se espera y observa detenidamente (en términos actuales equivaldría a analizar el lenguaje no verbal) para percibir lo que hay de patológico en cada caso. En otras palabras, todos los signos y síntomas que presenta el paciente ante el médico permiten saber lo que el enfermo necesita para ser curado. Estas señales pueden ser los cambios de color de la piel, forma de mirar, sentarse, vestir o hablar, entre otros.

También se considera que el proceso curativo se debe al vis medicatrix, el cual constituye la fuerza curativa de la naturaleza, es decir, “el dinamismo que obra en nosotros, y que nos da el camino para el reconocimiento de lo único que podemos observar y tener en cuenta y estimular en el enfermo. Es la fuerza de la naturaleza obrando en él”.

Acción terapéutica

El tratamiento homeopático utiliza cuatro principios fundamentales dentro de los cuales destaca la Ley de la Semejanza, que significa curar con la administración de medicamentos que han producido los mismos síntomas en una persona sana.

Así, desde hace 200 años todos los medicamentos homeopáticos se han probado, libres de toxicidad, en voluntarios sanos, quienes ante su administración presentan desarmonía que se manifiesta con diversos síntomas. Al suspender la toma de la fórmula retornan a la salud, hecho verificado en el 100% de los casos.

“Dentro de la Homeopatía tenemos los mejores tratamientos y profilácticos (que previenen la enfermedad), en tanto que en el campo de la alopatía existen sobresalientes medios (auxiliares para los tratamientos) y la Cirugía, que es la rama de la Medicina que trata las enfermedades con procedimientos manuales u operatorios”, destaca el Dr. François–Flores.

El connotado galeno resalta que los medicamentos siempre son de acción total (en todo el organismo), no generan fenómenos alérgicos ni efectos secundarios y carecen completamente de toxicidad a corto, mediano o largo plazo, además de que no caducan. Su administración por lo regular es oral, aunque pueden utilizarse olfacción y vía tópica, y el tiempo en que ejercen su acción es muy variable (desde horas hasta 90 días). Además, no siempre se necesita repetir la dosis ni es necesario tomarlos de por vida.

Si bien la Homeopatía tiene grandes alcances, el especialista reconoce que también tiene limitaciones, las cuales se engloban básicamente en 2 puntos: “Iniciar el tratamiento a tiempo, ya que generalmente nos consultan enfermos crónicos que han tomado alopáticos durante un periodo prolongado y ya no tenemos la posibilidad de curar, solamente de paliar. Y la segunda son los trastornos de tipo mecánico, pues los homeopáticos no van a alinear una fractura o resolver malformaciones congénitas, pues ello pertenece al ramo de la cirugía”.

Por si fuera poco, la Homeopatía comprende al ser humano como una totalidad inseparable en sus componentes, como sujeto que vive y sufre su individualidad. De esta forma, nos lleva a estado de bienestar cuando enfermamos.

La salud es un estado de equilibrio de los diversos elementos que constituyen el compuesto humano. En este equilibrio no puede haber ni más ni menos material orgánico, ni exceso ni defecto en el funcionamiento, sino la integridad somática que debe desarrollar su función normal. Todos estos actos instintivos de la naturaleza, y que no dependen de la inteligencia que determina ni de la voluntad que ejecuta, se efectúan con el menor esfuerzo, con el máximo de efecto y sin deficiencias.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore