Cómo evitar charlatanes que practican acupuntura - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Evita la charlatanería en la Acupuntura

Lunes 19 de junio del 2017, 10:13 am, última actualización

Si ha decidido someterse a tratamiento de acupuntura es fundamental que elija a experto en la materia para evitar exponerse a riesgos innecesarios. Aquí te decimos cómo identificarlo.

Evita la charlatanería en la Acupuntura

Según la tradición china, la salud humana es sinónimo de armonía funcional del organismo y bienestar físico, mental y emocional. Sin embargo, cuando tal estado se “fractura” comienzan a experimentarse diversos síntomas, como dolor, indigestión, ansiedad o inflamación.

“Mediante la acupuntura activamos, en su máxima expresión, diversos elementos del cuerpo para luchar contra la enfermedad”, refiere el Dr. Crisóforo Ordóñez López, médico cirujano con especialidad en acupuntura por parte de Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

La práctica de este tratamiento requiere de amplia experiencia, gran habilidad manual y conocimientos anatómicos y fisiológicos. Por lo tanto, es muy importante que sepas identificar a los charlatanes que se ostentan como especialistas y prometen curar todo tipo de padecimiento, así como a las academias que ofrecen cursos de corta duración y sin autorización de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

A tomar en cuenta

“Hay que tener presente que este método no es la panacea, tampoco ofrece curaciones milagrosas ni promete eliminar todos las enfermedades. Consiste en insertar agujas metálicas muy delgadas sobre la superficie de la piel hasta llegar a zonas musculares, a fin de estimular los órganos internos para que funcionen de manera adecuada”, explica el especialista, quien se desempeñó como presidente de la Asociación Mexicana de Médicos Acupunturistas.

Y agrega que dependiendo del problema, pueden penetrar 2, 3, 5 o hasta 10 cm durante 20 a 30 minutos. De ahí la importancia de que sólo la apliquen médicos especializados.

En este contexto, cabe destacar que la práctica de la acupuntura en México cuenta con reglas que la convierten en actividad médica segura, las cuales están incluidas en la Norma Oficial Mexicana de Acupuntura (NOM-172-SSA1-1998 de acupuntura), la cual avala el modelo que ha formado parte de la milenaria Medicina Tradicional China.

¡Aléjate de los charlatanes!

Debido a que la acupuntura es técnica invasiva, no debemos olvidar que al ser practicada por manos equivocadas implica riesgos importantes, entre los que se encuentran transmisión de enfermedades infecciosas y punción de vasos sanguíneos o algún órgano.

“Al respecto, considero que uno de los peligros más graves es que el paciente pueda tener cáncer o perforación intestinal, y quienes no son médicos confundan estos trastornos con simple dolor o inflamación. En consecuencia, la persona estaría perdiendo tiempo muy valioso para ser diagnosticada y tratada a tiempo por el especialista correspondiente”, acota el Dr. Ordóñez López.

Por lo tanto, de acuerdo con la NOM de acupuntura y nuestro entrevistado, para evitar caer en manos de charlatanes es importante comprobar que el acupunturista cumpla con los siguientes requisitos:

  • Ser médico titulado y poseer cédula profesional otorgada por la Dirección General de Profesiones de la SEP. Cerciórate de que tenga estos documentos a la vista; de lo contrario, solicítaselos.
  • Tiene que contar con diploma de la especialidad en Acupuntura Humana, entregado por escuelas de educación superior reconocidas por la autoridad competente. ¡Ojo!, dicho reconocimiento debe estar visible.
  • Si el médico realizó la especialidad en el extranjero, deberá poseer comprobante de ratificación de estudios por parte de la Dirección General de Evaluación, Incorporación y Revalidación de la SEP.

“Quienes no son médicos y practican la acupuntura sólo toman cursos de fines de semana, por lo que su preparación deja mucho que desear”, enfatiza el especialista politécnico.

En México, sólo dos instituciones de educación superior imparten la acupuntura como especialidad de la carrera de Medicina y son las únicas con reconocimiento oficial: la ENMH del IPN y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Iztapalapa.

Durante la sesión

Si ya comprobaste que el acupunturista cuenta con los documentos que lo acreditan como tal, es necesario que prestes atención a ciertas características de la terapia. Empezaremos por decirte que la consulta inicia con el típico interrogatorio y observaciones para conocer su estado de salud, tal como lo haría su médico de cabecera.

“En la primera sesión se elabora la historia clínica completa del paciente, proceso que nos lleva hasta dos horas; con base en ello, definimos la naturaleza de la condición que aflige a la persona e identificamos los órganos o canales en que se localiza la alteración. Posteriormente, se determina en qué puntos se pondrán las agujas y se procede a su colocación”, agrega el Dr. Ordóñez López.

En ocasiones, los puntos donde se insertan las agujas coinciden con la zona a tratar, pero en la mayoría de los casos no es así. Por ejemplo, la depresión se maneja por medio de la aplicación de agujas en antebrazo y mano.

Como puedes ver, la elección de puntos presupone un diagnóstico exhaustivo. Por otra parte, también es fundamental que el experto te muestre las agujas antes de colocártelas; de esta manera, podrás verificar que el empaque contiene sello de control biológico que garantiza su esterilidad.

¿Duele?

En cuanto a las sensaciones que produce la milenaria terapia china, lo único que debes percibir son ligeros estremecimientos o calambres durante la introducción de las agujas; así que no temas a los pinchazos.

Para reducir dichas molestias, el acupunturista introduce cada aguja con decisión y rapidez, ayudándose con la presión de los dedos para que el paciente se concentre en esta área y aleje su atención de la aguja. Otra técnica de aplicación consiste en levantar un pliegue cutáneo en correspondencia con el punto elegido y, a continuación, inserta la aguja.

Considera que un especialista certificado no te ocasionará dolor excesivo, aunque siempre es recomendable que al someterte a este tratamiento adoptes la postura más idónea, no sólo para permitir al acupunturista acercamiento más fácil a la zona a tratar, sino sobre todo para obtener el mayor grado de relajación posible.

“Las agujas son reesterilizables y personales. Al terminar la sesión de acupuntura se le entregan al paciente en tubo de ensaye, el cual tiene etiqueta con su nombre y número de expediente; en su siguiente cita las agujas se esterilizan y se vuelven a aplicar”, aclara el Dr. Ordóñez López. Posteriormente a la consulta, puedes continuar tus actividades habituales, ya que dicho procedimiento no te dejará molestias ulteriores.

Recuerda que antes de someterte a la acupuntura debes consultar a tu médico para saber si eres candidato o no, y sigue las recomendaciones que te ofrecimos. 

¿Cómo funciona?

De acuerdo con el Dr. Ordóñez López, los acupunturistas trabajan sobre 361 puntos, los cuales están contenidos en 12 canales principales y dos extraordinarios; todos ellos se distribuyen a lo largo del cuerpo. Estos canales son como invisibles arroyos de energía que enlazan los órganos más importantes del cuerpo con la piel y los músculos.

Hay varias teorías que explican lo anterior. Una de las más importantes y estudiadas establece que los puntos de acupuntura estimulan el sistema nervioso, mismo que activa la producción de sustancias para combatir y neutralizar la enfermedad.

Terapia avalada

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ubica a la acupuntura como herramienta terapéutica complementaria de la Medicina desde 1979, y establece que tiene efectos clínicos benéficos en los siguientes padecimientos:

  • Digestivos. Dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, hiperacidez e indigestión.
  • Emocionales. Ansiedad, depresión, insomnio, nerviosismo y neurosis.
  • Ojo-Oído-Garganta. Cataratas, gingivitis, visión pobre, zumbidos y dolor dental.
  • Ginecológicos. Infertilidad, síntomas menopáusicos y síndrome premenstrual.
  • Músculo-esqueléticos. Artritis, calambres musculares, dolor en los músculos, debilidad y ciática.
  • Neurológicos. Dolor de cabeza, migraña, enfermedad de Parkinson, dolor después de una cirugía y embolia cerebral.
  • Respiratorios. Asma, bronquitis, resfriado común, sinusitis, tabaquismo y amigdalitis.
  • Misceláneos. Control de las adicciones, desempeño atlético, regulación de la presión sanguínea, fatiga crónica, tonificación del sistema inmunológico y reducción del estrés

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Homeopatía

Homeopatía: qué es, cómo actúa y cuáles son sus beneficios


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore