¡Adiós a la sudoración excesiva! - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¡Adiós a la sudoración excesiva!

Lunes 29 de agosto del 2016, 12:51 pm, última actualización

Sudoración excesiva en manos es una condición que provocan inseguridad y malestar al contacto, pues hace que una persona proyecte imagen de descuido personal y falta de limpieza. Ahora existen varios recursos para hacer frente a este problema, entre los que destaca método quirúrgico que elimina este desagradable malestar.

¡Adiós a la sudoración excesiva!

“La hiperhidrosis es alteración que afecta a 3% de mexicanos y ataca, sobre todo, zonas como axilas, manos y pies. Afortunadamente este problema tiene solución  por medio de sencilla cirugía de 30 minutos de duración, llamada simpatectomía torácica”, explica el Dr. Miguel Ángel Padilla González, cirujano de tórax adscrito al Hospital Ángeles, ubicado en Huixquilucan, Estado de México.

Calibrar maquinaria

El especialista compara al organismo humano con sofisticada maquinaria que, al no funcionar de manera óptima, debe ser revisada y reparada: “Imagine que en su cerebro existe cierta especie de termostato (que en realidad es el centro regulador de temperatura, localizado en el cerebro y compuesto por tálamo e hipotálamo,) que actúa sólo en condiciones específicas —como cuando se realiza ejercicio, se está bajo estrés o en clima cálido— para producir sudor y nivelar el ambiente corporal”.

Sin embargo, en ciertos casos esto no sucede así, pues “existen personas cuyo ‘medidor’ mantiene encendido el calentador, lo que provoca excesiva transpiración en axilas, manos y pies en todo momento, ya sea en clima frío o templado. A este trastorno se le conoce como hiperhidrosis, y se debe a importante defecto en el controlador del inicio del sudor”.

Aunque se desconoce el origen de esta afección, se sabe que hay diversas maneras de disminuir la transpiración. “La primera opción es el uso de soluciones tópicas (untadas) que contienen cloruro de aluminio; si no se obtiene respuesta, se puede aplicar toxina botulínica (sustancia creada por la bacteria Clostridium botulinum) para bloquear la comunicación de los nervios con las glándulas sudoríparas (responsables de segregar sudor) de las zonas afectadas, lo cual genera mejoría durante seis meses, pudiendo repetirse cuantas veces sea necesario, o bien, recurrir a la iontoféresis (introducción de sustancia ionizada a través de la piel intacta, mediante aplicación de corriente eléctrica), aunque estas alternativas sólo ofrecen resultados temporales y paliativos”, señala el experto.

“Otro tratamiento, de los más solicitados, es el permanente, que consiste en cortar las vías de comunicación del cerebro a las áreas donde se produce sudor. La red por la que viaja la señal desde dicho órgano hasta las glándulas sudoríparas es conocida como cadena ganglionar simpática, estructuras que son controladas por el sistema simpático, el cual forma parte del sistema nervioso autónomo que controla diversas funciones, entre ellas presión arterial, frecuencia respiratoria, proceso digestivo y dilatación de pupilas”.

Dado que el paciente con hiperhidrosis “tiene ‘descompuesto su termostato’, envía constantes señales para generar sudor, por lo que se debe cortar el tramo de cadena ganglionar que regula dicha acción. Este procedimiento es conocido como simpatectomía torácica y es el único capaz de eliminar la transpiración de manos, pies y axilas de forma permanente.

Procedimiento

El Dr. Miguel Ángel Padilla González hace resumen de la intervención quirúrgica que, además de realizarse en el Hospital Ángeles de Las Lomas, en el Estado de México, también se practica en el Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre, perteneciente a la red del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en la capital del país:

  • Preparado el paciente (con anestesia general), se le inyecta dióxido de carbono (CO2) a los pulmones (primero a uno y luego al otro) para que se “desinfle” y permita ver los ganglios durante el proceso.
  • Dispuesta el área, se perforan 3 orificios de 3 milímetros cada uno, al costado, debajo de la axila.
  • Por una de las incisiones entra una cámara diminuta, y por las otras las pinzas de trabajo del cirujano.
  • Se corta y retira el segmento de nervio que corresponda al problema del enfermo.
  • El pulmón se “infla” y regresa a su estado normal.
  • Anestesiólogo y enfermeras retiran los instrumentos y suturan las heridas para repetir el procedimiento del lado contrario del tórax. Es indistinto que inicie por la parte derecha o izquierda.

Preparando el quirófano

El Dr. Padilla González, quien ha intervenido a 122 pacientes mediante el procedimiento señalado, aclara el perfil previo a la cirugía: “Primero se debe descartar que el sudor se deba a manifestación de otra enfermedad o condición, como hipoglucemia (bajo nivel de glucosa en sangre), hipotiroidismo (disminución en el funcionamiento de la glándula tiroides), cáncer, linfoma (tumor canceroso en el sistema linfático), menopausia o alguna infección crónica (de más de 6 meses de duración), como tuberculosis (enfermedad infecciosa generada por bacterias; es común en los pulmones, pero puede afectar cualquier parte del cuerpo). Así, sólo al confirmar que el paciente es sano y que la hiperhidrosis tiene significativa repercusión social en su vida, se convierte en prospecto”.

De acuerdo al galeno, “hay gente que acude al psiquiatra pensando que la excesiva transpiración se debe a que es demasiado nerviosa, sin saber que en realidad tiene ‘descompuesto’ su regulador de sudor, lo que produce frustración y ansiedad. De igual forma, posterior a la operación, el paciente permanece menos de 24 horas en el hospital, dado que el procedimiento se realiza en 15 minutos por cada lado del cuerpo, por lo que regresa a sus actividades en 2 ó 3 días. Entonces, la persona sólo sudará lo necesario, en abdomen, parte baja de la espalda y entrepierna; en cambio, en manos y axilas no presentará ni una gota, y en los pies se habrá dado fin a 70% de la secreción”.

Parte fundamental para el éxito de la citada intervención es la elección del especialista. En este sentido, la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis, que cuenta con representación en la Ciudad de México, reconoce hasta el momento sólo a 13 mexicanos expertos en este tratamiento considerado de tipo multidisciplinario, entre los que destacan nueve dermatólogos (certificados en el país) y cuatro cirujanos (uno plástico, otro general y dos de tórax, entre ellos el entrevistado), de los que, a su vez, sólo los tres últimos están calificados para realizar la simpatectomía, sin complicaciones ni riesgos innecesarios.

SyM - Fernando Vargas

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Infecciones por Hongos (manos, pies, uñas)

Consienta a sus pies


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore