¡Duerme! Para dejar de soñar con lucir bien - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

14 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¡Duerme! Para dejar de soñar con lucir bien

Miércoles 21 de junio del 2017, 08:05 pm, última actualización.

Dormir no sólo es necesario para mantener la salud física y psicológica, sino que también es indispensable para que la piel se nutra, regenere y libere sustancias tóxicas. Por ello, ¡nada como descansar bien para recuperar la frescura y lozanía!

Sueño, Trastornos del sueño
¡Duerme! Para dejar de soñar con lucir bien

La mayoría de los consejos que escuchamos y leemos para tener adecuado aspecto y cutis saludable se suelen centrar en la importancia de la higiene, ejercicio y alimentación balanceada, y casi siempre se deja de lado un hecho importantísimo para nuestro bienestar: dormir bien.

En efecto, para mucha gente está claro que descansar "en los brazos de Morfeo" permite que el cerebro se reponga del desgaste diario y tengamos adecuada memoria, concentración y agilidad mental. También ha quedado bien establecido que el sueño reparador permite que el cuerpo se autorregule y genere defensas necesarias ante posibles enfermedades.

No obstante, hay quienes no toman en cuenta que, además del cansancio y humor insoportable, una mala noche implica la aparición de ojeras, enrojecimiento ocular, palidez en el rostro y signos de expresión marcados.

Más aún, tener el mal hábito de no dormir lo suficiente o hacerlo mal por largos periodos tiene efectos dañinos que tarde o temprano se reflejarán en nuestro aspecto. Sencillamente, ni la aplicación de tratamientos faciales o el consumo de suplementos alimenticios pueden reemplazar al descanso.

Sobran motivos para dormir

Empecemos por recordar que durante la noche, al dormir, el cuerpo se encarga de eliminar desechos y recuperarse del estrés diario; por ello, cuando no dormimos lo suficiente estas funciones se alteran y, muy importante, no se eliminan los radicales libres, que son sustancias que dañan a las células de la piel y causan envejecimiento prematuro.

No es raro entonces que una persona que trasnocha frecuentemente, ya sea por trabajo, diversión o porque sufre algún trastorno del sueño, tenga aspecto poco saludable.

En cambio, cuando dormimos adecuadamente:

  • Permitimos que la piel se recupere de las agresiones del día, dado que los músculos se relajan y permiten que la circulación en vasos capilares sea más fluida. Esto facilita la oxigenación y alimentación de los tejidos.
  • Ayudamos a que se pongan en marcha los procesos de regeneración celular, mismos que alcanzan su mayor actividad entre las 11:00 de la noche y las 4:00 de la mañana. Basta mencionar que la renovación de tejidos durante la noche es, al menos, dos veces más elevada que en el día.
  • Es importante destacar que durante la madrugada se llega al punto máximo en la fabricación de fibras de colágeno y elastina, proteínas que dan firmeza y elasticidad a la piel.
  • También, durante el sueño se refuerza el drenaje o eliminación de agua, lo que permite eficaz expulsión de toxinas.

Por si fuera poco, debemos mencionar que un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, mostró que dormir adecuadamente permite mantener estables las concentraciones de azúcar y cortisol (hormona que mantiene el estrés y puede dañar al sistema de defensas, fertilidad y huesos), mientras que la privación del sueño estimula la obesidad y presión arterial alta, que fomentan el envejecimiento prematuro.

"Vamos a la cama, que hay que descansar"

En términos generales, los médicos recomiendan dedicar 7 u 8 horas diarias al sueño durante la edad adulta, y 9 en el caso de los adolescentes. Sin embargo, dormir adecuadamente no depende sólo del tiempo que dediquemos a esta actividad, sino también de la calidad que tenga.

Por ello, la clave para descansar adecuadamente consiste en seguir ciertos hábitos llamados higiene del sueño:

  • Irse a dormir y levantarse siempre a la misma hora, incluso en fin de semana.
  • Evitar recostarse o dormir durante el día (siesta) más de media hora.
  • Eliminar o disminuir el consumo de alcohol, café y cigarrillos.
  • Tratar de no ir a la cama con hambre o sed.
  • No hacer ejercicio dos horas antes de dormir.
  • Dormir sobre un colchón firme y usar almohada cómoda.
  • Orinar antes de ir a la cama.
  • Mantener el dormitorio a temperatura adecuada, oscuro, en silencio y libre de televisor.

Finalmente, queda señalar que si tienes problemas frecuentes para conciliar el sueño, despiertas por la noche o antes de la hora que tienes programada, lo más recomendable es que consultes a un especialista en trastornos del sueño. El insomnio y otros problemas del dormir son más comunes de lo que pensamos, y por fortuna dichos profesionales cuentan con opciones para ayudarnos a mejorar nuestro descanso.

Ayuda extra

Debido a que durante el sueño la piel se relaja y goza de circulación sanguínea más activa, se encuentra en condiciones inmejorables para recibir tratamientos que regulen su actividad, la nutran y aceleren su regeneración.

En principio, debemos enfatizar que la limpieza es el principal factor que ayudará a la conservación del cutis, por lo que al finalizar las actividades del día se debe tener la disciplina de eliminar todas las impurezas del rostro, aunque no se noten o no se haya utilizado maquillaje. Para ello se recomienda el uso de una buena loción o leche limpiadora que elimine los residuos ocasionados por maquillaje y contaminación.

A continuación se aconseja la aplicación, mediante ligero masaje, de crema hidratante y nutritiva que devuelva el agua perdida a los tejidos y les proporcione elementos regeneradores. Se deben evitar productos demasiado grasos, ya que pueden obstruir la libre oxigenación de los poros.

Dicho tratamiento puede estar adicionado con elementos que ayuden a eliminar radicales libres (germen de trigo, algas, vitamina E), den firmeza (colágeno, soya), regeneren células (rosa mosqueta, aloe vera y aceites de olivo o emú), aclaren manchas (regaliz) o eliminen células muertas (ácidos frutales).

A partir de los 30 años de edad es recomendable el uso diario de  crema para el contorno de ojos, ya que ayuda a proteger esta delicada zona de las agresiones ambientales y a evitar la formación prematura de las temidas "patas de gallo".

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Insomnio

Síndrome de apnea del sueño


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore