Estrés postraumático, recuerdos dolorosos que causan angustia - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Estrés postraumático, aprendiendo a olvidar

Martes 20 de diciembre del 2016, 01:48 pm, última actualización.

¿Has sido testigo de hechos violentos o víctima de un ataque, y después de ello sientes que la experiencia vuelve a ocurrir, tienes pesadillas y te alejas de la gente? Es probable que sufras estrés postraumático, padecimiento que puede ser tratado exitosamente.

Estrés postraumático, aprendiendo a olvidar
Estrés postraumático, aprendiendo a olvidar

La sociedad mexicana ha sufrido paulatinamente deterioro en su calidad de vida a causa de falta de oportunidades de trabajo, desigualdad socioeconómica, desintegración familiar y pésima impartición de justicia. Una de las consecuencias de este hecho es que los habitantes de Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Puebla, Ciudad Juárez, Ciudad de México y otros centros urbanos enfrenten todos los días hechos violentos que hace 50 años eran difíciles de imaginar.

Cifras reveladas por la Secretaría de Salud y el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) muestran que el número de asaltos, violaciones, asesinatos con armas de fuego, secuestros y maltrato familiar han aumentado dramáticamente a partir de las últimas dos décadas del siglo XX, por lo que no es extraño encontrar que muchas personas manifiesten preocupación y angustia derivadas de la inseguridad en las calles o de haber sido víctimas directas de un delito o accidente, lo que a su vez se manifiesta desfavorablemente en su conducta.

Se estima que, sin importar su edad o sexo, 3 de cada 10 víctimas o testigos directos de un hecho violento que causa horror extremo (violación, tortura, secuestro, desastres naturales, accidentes) puede sufrir síndrome o trastorno por estrés postraumático (TEPT), cuadro severo e incapacitante que incluye alteraciones físicas y psicológicas que impiden la reintegración social.

La característica principal de una persona con TEPT es que no puede borrar el impacto ocasionado por la experiencia, de modo que el momento del trauma se repite en su mente una y otra vez, ocasionándole notable angustia y malestar. Sin embargo, estos pacientes deben saber que gracias a la ayuda de psiquiatras y psicólogos especializados pueden aprender a manejar su situación y a reaccionar ante los recuerdos dolorosos en forma menos intensa.

Síntomas

El trastorno por estrés postraumático fue definido por primera vez en 1980 en el Manual de diagnósticos y estadísticas de trastornos mentales que publica la Asociación de Psiquiatría de Estados Unidos (APA, por sus siglas en inglés); ante todo, la creación del concepto surgió del estudio de los efectos de la guerra en los excombatientes de Vietnam, quienes presentaban repercusiones psicológicas negativas a pesar de haber pasado cinco años o más fuera de combate.

El término se ha precisado desde entonces, de modo que ahora se estima que esta condición puede ser padecida por víctimas de sucesos violentos e inusuales, tales como abuso sexual, agresión física, maltrato intrafamiliar, accidentes aéreos o automovilísticos, temblores, incendios, huracanes y guerras.

Aunque los síntomas de estrés postraumático pueden ser muy diferentes en cada caso, por lo general es posible agruparlos en las siguientes categorías:

  • Repetición de la vivencia. Con frecuencia se tienen recuerdos o pesadillas repetidas sobre el evento que causó tanta angustia; en algunas personas se manifiestan como "flashbacks", alucinaciones (percepciones no reales) o fuerte intuición de que el evento va a suceder nuevamente. Otras personas sufren gran tensión psicológica e incluso física cuando ciertos objetos o situaciones les recuerdan el evento traumático.
  • Evasión. Los pacientes evitan poco a poco las cosas que evocan el origen de su malestar, al grado de que pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el incidente son cambiados en forma abrupta; también es común que algunas actividades y personas que antes eran comunes se vuelvan cada vez más lejanas. Otras víctimas parecen insensibles ante el recuerdo, pero a la vez muestran falta de interés en labores que antes les resultaban atractivas, se alejan del contacto con sus semejantes, la expresión de sus emociones es más limitada y no tienen esperanzas sobre el futuro.
  • Aumento de excitación emocional. Es común que se presente dificultad para conciliar el sueño o no poder despertar; hay también manifestaciones de irritabilidad o desplantes de ira, dificultad para concentrarse, estado de ansiedad y alerta persistentes, cautela y desconfianza excesiva, nerviosismo y facilidad para asustarse. 

Es importante saber que algunas personas con trastorno por estrés postraumático consumen alcohol y drogas con frecuencia, ya que de esta manera tratan de sentirse mejor; también se ha observado que, respecto a otros individuos, corren riesgo más elevado de suicidarse.

Tratamiento

Quienes han notado cambios desfavorables en su vida a raíz de un hecho traumático que han padecido directa o indirectamente deben dirigirse a un psicólogo o psiquiatra para expresar sus inquietudes sobre los recuerdos que le atemorizan; también deben manifestar si se sienten deprimidos, se irritan con facilidad, duermen mal, no se relacionan adecuadamente con sus semejantes o no pueden realizar sus actividades cotidianas con normalidad.

El tratamiento de estrés postraumático puede incluir el uso de medicamentos, aunque es más importante que se efectúe una terapia psicológica que ayude, en primera instancia, a dar confianza y seguridad a la víctima; también es fundamental la enseñanza de técnicas de relajación o para sobrellevar la situación y enfrentar paulatinamente el dolor y miedo, de manera que se reduzca poco a poco la intensidad de las reacciones negativas. Conforme se avanza, el paciente se vuelve consciente de los patrones que sigue su pensamiento y que le generan limitaciones hasta que logra entender en forma distinta (reinterpretar) el hecho traumático.

Finalmente, hay que aclarar que los pasos a seguir en la terapia no son lineales, sino que deben adaptarse a cada persona, y que la duración del tratamiento puede ser muy variable e incluso durar varios años. Sin embargo, lo más importante es que quienes sufren o presencian un hecho traumático sepan que tienen la fortaleza interna para superar su problema y, ante todo, que no están solos para lograr una solución y volver a vivir en plenitud.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Insomnio

Síndrome de apnea del sueño


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore