Ronquido, trastorno del sueño que afecta la memoria - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Ronquido, enemigo íntimo

Martes 10 de enero del 2017, 11:45 am, última actualización.

En muchos hogares existe un enemigo que destruye matrimonios y familias, que no se ve ni se siente, pero se oye y mucho: el famoso ronquido. En efecto, aunque se piensa que es sinónimo de descanso y dormir bien, en realidad es un problema de salud pública.

Ronquido, enemigo íntimo
Ronquido, enemigo íntimo

No hablamos de un problema menor, pues sólo en México hay más de 35 millones de personas de 41 a 64 años de edad, 60% hombres y 40% mujeres, que sufren roncopatía (ronquido al dormir).

La mayor parte de ellos duerme con la boca abierta porque sufren cierto grado de obstrucción en las vías nasales o garganta, debido a congestión nasal, adenoides o amígdalas (tejidos de defensa en la garganta) muy desarrolladas, pólipos (protuberancias) en la nariz, tabique desviado, dentadura postiza mal ajustada o, simplemente, porque tienen la costumbre de dormir boca arriba, lo que hace que la lengua caiga hacia atrás y tape parcialmente la laringe.

Este padecimiento se caracteriza por la vibración de la parte baja de la garganta, misma que da origen a su típico sonido debido a que la respiración se encuentra parcialmente obstruida. Es importante señalar que la disminución en el flujo de entrada y salida de aire hace que se retenga bióxido de carbono y disminuya la aportación de oxígeno al cuerpo.

Síntomas y males

Entre los principales síntomas de la roncopatía encontramos:

  • Amanecer con la boca seca, porque el paciente respira por la boca y hace que entre el aire frío, seco y con partículas.
  • Cansancio, ya que el cuerpo durante el sueño trata de frenar la obstrucción.
  • Mala memoria, cambios de carácter y mal humor, debido a la falta de descanso.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para deglutir.
  • Disfunción sexual e incluso disfunción eréctil.

“El ronquido no es sinónimo de dormir bien; al contrario, es una enfermedad porque no se descansa bien y hace que la persona amanezca agotada, pues sólo con buena oxigenación se puede tener un sueño reparador”, asegura el Dr. Carlos Cuauhtémoc Solís Pérez, jefe del Servicio de Inhaloterapia y Laboratorio del Sueño del Hospital General Regional (HGR) No. 1 Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la Ciudad de México.

Más aún, añade el experto, la roncopatía es un padecimiento incapacitante porque provoca baja productividad laboral, accidentes automovilísticos, inestabilidad matrimonial y familiar e, incluso, divorcios.

Asimismo, “la roncopatía produce graves alteraciones en la salud, ya que puede ocasionar enfermedades como hipertensión (presión arterial elevada), cardiomegalia (agrandamiento anormal del corazón), hipoventilación alvional (disminución de la ventilación en los pulmones) y alteraciones en el sistema circulatorio”. Por ello, cuando la persona que ronca es obesa o sufre hipertensión o diabetes (aumento en la concentración de glucosa en sangre, debido a la incapacidad del organismo para aprovecharla), puede sufrir infarto cardiaco y morir.

Acabar con malos hábitos

Entre los factores que conllevan mayor riesgo para presentar roncopatía destacan:

  • Tener más de 30 años y llevar una vida sedentaria.
  • Sufrir sobrepeso.
  • Consumir alcohol y/o fumar.
  • Tener malos hábitos alimenticios, en especial cenar de manera abundante y abusar de productos ricos en grasa.
  • Contar con malos hábitos de sueño, como dormir con 2 o 3 almohadas, con la televisión o el radio encendidos, e incluso con los audífonos puestos.

“La incidencia que se presenta es de dos hombres por cada mujer. En los niños también ocurre, y casi siempre se debe a la presencia de amígdalas o adenoides que han crecido mucho o porque los infantes respiran por la boca”, explica el Dr. Solís Pérez.

Manos a la obra

La roncopatía es un problema grave, por lo que el especialista, quien también cuenta con una maestría en Sueño por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recomienda iniciar el tratamiento en cuanto aparezcan los primeros ronquidos.

En primer lugar, la recomendación es acudir con un otorrinolaringólogo o neumólogo cuando la afección es obstructiva (ocasionada por alteraciones en boca, garganta o mandíbula), o bien, si se debe a sobrepeso, hipertensión o diabetes, se deberá acudir con el especialista correspondiente (médico general, nutriólogo, endocrinólogo).

En ocasiones es necesario acudir a una clínica del sueño, donde se realiza una polisomnografía o estudio en el que, con ayuda de diversos aparatos, se mide la actividad del paciente mientras duerme: cuántas veces ronca, la intensidad de los ronquidos en decibeles y su duración.

Actualmente, el estándar de oro de los otorrinolaringólogos, neumólogos y especialistas en trastornos del sueño es la llamada presión positiva continua (CPAP, por sus siglas en inglés: Continuous Positive Airways Pressure), tratamiento que evita los episodios de obstrucción.

“Se recomienda más el CPAP que la cirugía ya que a veces no se obtienen los resultados que se esperaban con la intervención quirúrgica. La terapia CPAP sirve para estimular la ventilación respiratoria del paciente y consiste en colocar una mascarilla de aire que le ayuda a respirar correctamente, a fin de que tenga una oxigenación adecuada”.

Dicha mascarilla, que se coloca durante el sueño, “manda un flujo de aire que hace que la garganta y la tráquea se mantengan abiertas durante el sueño, de modo que el paciente puede respirar y deja de roncar, lo que hace que descanse mejor”, asevera el Dr. Solís Pérez.

El especialista agrega que el CPAP está indicado aún más para los pacientes con sobrepeso, ya que si el problema es crónico pueden presentarse alteraciones cardiopulmonares, mayor hipertensión e infartos en corazón y cerebro (accidentes cardiovasculares y cerebrales).

“Cabe aclarar que este tratamiento no es curativo; sólo es un paliativo que mejora la calidad de vida. Asimismo, es importante decir que ni las famosas banditas ni los atomizadores nasales u otros productos de este tipo sirven para acabar con el padecimiento. Además, son las medidas de hábitos de higiene del sueño y de estilo de vida las que más servirán para encarar el problema”, añade el especialista.

Lo que se hace en México

En México, el IMSS cuenta con seis clínicas del sueño: dos en la Ciudad de México, dos en el Estado de México, una en Monterrey y una en Mérida; todas ellas se dedican a tratar alteraciones del dormir como roncopatía, apnea (obstrucción total de la respiración durante el sueño), narcolepsia (sueño diurno excesivo), insomnio, piernas inquietas, bruxismo (rechinido de dientes), sonambulismo y noctilalia (hablar durante el sueño), entre otros. El objetivo, por supuesto, es mejorar la calidad de vida de quienes tienen algún trastorno del sueño.

“A pesar de que la población afectada por males del dormir asciende a más de 35 millones en México, hay menos de 40 laboratorios del sueño en todo el país, incluyendo los de las instituciones públicas y privadas. Deberíamos contar con muchos más para satisfacer la demanda”, concluye el entrevistado.

SyM - Adriana Nolasco

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Insomnio

Síndrome de apnea del sueño


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore