Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Ronquidos: ruidos respiratorios al dormir

Viernes 14 de febrero del 2014, 02:30 pm, última actualización.

El ronquido es ruido respiratorio fuerte, áspero o chillón que ocurre durante el sueño. Muchas personas roncan, especialmente los hombres adultos (el problema puede aumentar con la edad).

Ronquidos: ruidos respiratorios al dormir

Causas

Cuando algo obstruye el flujo de aire a través de la boca y la nariz se produce el ronquido cuyo sonido es generado por los tejidos de la parte superior de las vías respiratorias que chocan entre ellas y vibran.

Entre las posibles causas se encuentran:

  • Tener sobrepeso (el tejido extra en el cuello presiona las vías respiratorias).
  • Bloqueo en la nariz causado por tabique nasal (la estructura que separa las fosas nasales) torcido, doblado o deforme.
  • Hinchazón del tejido durante el último mes del embarazo.
  • Pólipos nasales.
  • Congestión nasal por resfriados o alergias, especialmente si se prolonga largo tiempo.
  • Hinchazón en el paladar (velo del paladar) o la úvula, el pedazo de tejido que cuelga en la parte posterior de la boca. Estas áreas puede ser más largas de lo normal.
  • Inflamación de adenoides y amígdalas que obstruyen las vías respiratorias.
  • Área grande en la base de la lengua o ésta es desproporcionada en comparación con la boca.
  • Tono muscular bajo.
  • Anomalías en los huesos de la cara.
  • Uso de alcohol, somníferos o antihistamínicos antes de acostarse.
  • En ocasiones el ronquido puede ser signo de un trastorno llamado apnea del sueño. Esto significa que la persona tiene períodos en los cuales deja de respirar parcial o completamente durante más de 10 segundos mientras duerme. El episodio va seguido de resoplido o jadeo súbito cuando el individuo empieza a respirar de nuevo, luego reinicia el ronquido.

Diagnóstico

El médico hace preguntas para evaluar el ronquido, así como examen físico de garganta, boca y cuello. Asimismo, puede ser necesario acudir a un especialista del sueño para que realice estudio más detallado, es decir, polisomnografía.

Los niños con ronquera crónica también deben ser evaluados, dado que la apnea del sueño en niños ha sido asociada con problemas de crecimiento, trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA), rendimiento escolar deficiente, problemas de aprendizaje, enuresis e hipertensión arterial.

Prevención

  • Los ronquidos son señal de alteración en la respiración, y pueden tener graves consecuencias, por ejemplo, somnolencia y jaquecas, irritabilidad, dificultad para memorizar, pérdida de conciencia situacional y cambios bruscos de carácter. 
  • Para prevenir el problema, expertos sugieren verificar la posición en la que la persona acostumbra dormir, porque la mayoría de quienes roncan lo hacen cuando están boca arriba.
  • En cuanto a las almohadas, se recomienda que sean delgadas para que el cuello no se vaya hacia adelante, aunque lo ideal –dicen los expertos–, es dormir sin ellas, ya que de esta forma el cuerpo se extiende al máximo. Esto impide que los tejidos blandos de la faringe caigan, al tiempo que promovemos que la lengua se levante y haya mejor ventilación.
  • Reducir la ansiedad y el nivel de estrés también favorece un mejor descanso y previene la aparición de ronquidos. 

Tratamiento

  • Cambiar de postura al dormir. Al acostarse boca arriba, la gravedad hace que la lengua y el tejido suave en la parte posterior de la garganta tengan mayor probabilidad de deslizarse hacia atrás y bloquear la vía respiratoria. Dormir de lado puede solucionar el problema. Algunos médicos incluso sugieren coser pelota de tenis o golf a la espalda de la pijama. Esto causa molestia si uno se voltea y le ayuda a recordar que debe permanecer en esa posición. Con el tiempo, dormir de costado se vuelve un hábito y no se requieren recordatorios.
  • Mantener la cabeza hacia atrás. Doblar el cuello puede dificultar el flujo de aire. Por tanto, conviene quitar algunas almohadas, o bien, acostarse en forma más horizontal para reducir los ronquidos.
  • Bajar de peso. Existe estrecha relación entre la obesidad y roncar debido a que el exceso de peso alrededor del cuello y en el pecho hace presión en los músculos que usamos para respirar. En consecuencia, es recomendable que la persona reduzca los kilos de más siguiendo dieta saludable en combinación con la práctica de ejercicio constante.
  • Cero alcohol antes de dormir. Debido a que relaja los músculos, incluyendo las vías respiratorias, lo mejor es no ingerir bebidas adulteradas horas previas a acostarse.
  • Adiós al tabaco. Fumar irrita las vías respiratorias y provoca inflamación.
  • Combatir la congestión nasal. La abundante secreción de mucosa por alergias o resfriados dificulta la respiración y provoca aumento en la succión, lo cual también contribuye a roncar. Así que descongestionantes, antihistamínicos y productos que abren las vías respiratorias (como las tiras nasales) pueden ayudar a reducir el ronquido.
  • Aumentar la humedad. Con el objetivo de reducir la resequedad del ambiente, y la mala ventilación en las habitaciones, conviene usar humidificador en casa. Esto ayudará a mantener despejados los conductos nasales.

Consulte a su médico.

SyM

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Insomnio

Sueños eróticos, no sólo para pervertidos


Ver más...

Logo Comscore