Chi kung, ejercicios de meditación en movimiento - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Chi kung, para mejorar cuerpo y alma

Jueves 20 de abril del 2017, 12:15 pm, última actualización

El chi kung es una gimnasia proveniente de China que se ha utilizado durante miles de años para mejorar la salud y prevenir enfermedades; consiste en respiración y ejercicios de meditación en movimiento que, dicen sus seguidores, mejoran cuerpo y alma.

Chi kung, Relajación

Dentro del auge de las terapias alternativas o complementarias, la práctica de disciplinas orientales ha capturado la atención de miles de personas que buscan tener una existencia más serena y saludable que la que desarrollan en medio de la vorágine, monotonía y caos que experimentan en las grandes urbes.

Entre las prácticas más atractivas y con mayor número de seguidores se encuentran las artes marciales, que si bien pueden contemplarse desde un punto de vista meramente deportivo también poseen una dimensión curativa. Concretamente, el chi kung (qi gong) es una disciplina de origen chino que se abre paso entre las personas de la tercera edad debido a que se trata de una combinación de ejercicios suaves y de respiración que tiene una exigencia física menor respecto a otras, pero que a la vez tiene importante efecto relajante y de conservación del tono muscular.

La palabra china para designar esta actividad se puede traducir como "trabajo (kung) de la energía vital (chi)", y aunque es menos popular que otras disciplinas llega a ser muy familiar para los practicantes de artes marciales más conocidas, como karate, tae kwan do o judo, ya que éstas echan mano de muchas de sus técnicas de respiración.

Empero, sólo nos avocaremos a hablar de los llamados "estilos internos" del chi kung, utilizados tradicionalmente para mantener, restablecer y mejorar el estado de salud física o mental de una persona y que han provocado enorme interés en los últimos años por su efectividad como estimulante de los poderes naturales de recuperación que posee el cuerpo, por lo que ofrece mejoría en casos de insomnio, fatiga, estrés, depresión, dolores de cabeza frecuentes e hipertensión arterial.

Historia y fundamentos

Existen registros en la India del año 4500 antes de nuestra era en los que se exponen ejercicios respiratorios dirigidos a mejorar la salud, en tanto que algunas prácticas similares aparecen en textos chinos aproximadamente tres mil años más tarde.

Ambas tendencias fueron amalgamadas alrededor del año 500 a. C.; según cuenta la historia, ello ocurrió cuando un príncipe budista hindú llamado Bodhidarma viajó a China para visitar un monasterio en el que encontró a muchos monjes con una preparación mental fuerte, pero con cuerpo y estado de salud débiles.

Luego de casi una década de preparación, el budista desarrolló una serie de 18 ejercicios basado en técnicas de respiración y las características motrices de cinco seres (dragón, tigre, leopardo, serpiente y grulla), gracias a los cuales fue posible que los monjes fortalecieran su salud notablemente, y hoy son la base del chi kung actual.

Sin embargo, debe aclararse que no hay un solo tipo de chi kung, ya que se han creado variaciones del sistema dependiendo del país o región en donde la técnica se ha asentado, su finalidad (medicinal, de combate o religiosa) o las características de sus movimientos.

El chi kung se basa en la idea de que todo ser humano está rodeado por una energía invisible que le pertenece y que es la fuente de su vida, y es por ello que cualquier alteración en su movimiento (que se vuelva más lento o más rápido) da lugar a enfermedades. Gracias a los ejercicios de respiración, movimientos físicos y adecuada actitud mental, esta disciplina permite manejar y regular la circulación de la energía sutil, por lo que garantiza larga y saludable vida a sus practicantes.

Por su parte, investigaciones científicas han explicado la eficacia de esta actividad física de manera más sencilla: en general, los ejercicios propuestos por las artes marciales ayudan a mantener los vasos sanguíneos, sistema nervioso y articulaciones en óptimas condiciones, de modo que las extremidades se encuentran activas y en buen estado, el cuerpo y la mente relajados, en tanto que la fluida circulación de sangre nutre adecuadamente a órganos y extremidades, mejorando notablemente su funcionamiento.

Estimulación integral

Los movimientos del chi kung trabajan todas las articulaciones del cuerpo, desde los dedos del pie hasta las manos, pasando por tobillos, rodillas, cadera, columna vertebral, hombros, codos o muñecas, y permiten mantener gran movilidad y flexibilidad a pesar de los años.

Mecánicamente, los movimientos de chi kung estimulan la función de los "órganos internos", es decir, aquellos que se encuentran alojados en la cavidad torácica (pulmones, estomago, hígado, intestinos, riñones, hígado, páncreas, corazón), ya sea a través de giros o compresiones, o de una manera tan sutil como el masaje que el diafragma da a las vísceras en el movimiento que genera al respirar.

Además, los ejercicios de esta arte marcial permiten prevenir y aliviar las molestias en músculos o articulaciones que se generan, por ejemplo, al permanecer de pie o sentado en una posición; también ayuda a revertir el desgaste progresivo que estrés y fuerza de la gravedad generan en nuestra columna vertebral, por lo que su efecto es similar al del yoga.

Los movimientos en el chi kung son esencialmente lentos, y en ellos los pies se mantienen bien apoyados al piso para crear profunda conexión con la energía de la tierra. Esto se conoce como "práctica de enraizamiento", en la que el individuo imagina a sus piernas conectadas al suelo por profundas raíces con las que se absorbe la energía vital y por donde se canalizan las tensiones. Las piernas casi siempre permanecen ligeramente flexionadas para no forzar las rodillas, mientras la columna se mantiene recta, con el mentón ligeramente adentro pero la vista hacia el frente

Un ejemplo de rutina de chi kung es el siguiente, denominado "levantar el cielo", el cual sirve como introducción, es fácil de practicar y beneficia casi cualquier dolencia si es bien realizado. De antemano, considera que es solo una descripción, pues para que la preparación sea adecuada requieres la asesoría de un instructor:

  • Erguido, con los pies casi juntos y los brazos colgando a los costados, el practicante se relaja y adopta actitud alegre y distendida, "sonríe" desde su corazón.
  • Con los brazos estirados, coloca las manos por delante del vientre, con las palmas de las manos hacia arriba y con los dedos de ambas manos casi tocándose.
  • Manteniendo esta postura, mueve los brazos hacia delante y los lleva hacia arriba, describiendo suavemente un arco que pasará por encima de su cabeza.
  • Este movimiento se acompaña por una aspiración lenta y profunda en la que el ejecutante visualiza una carga de energía vigorizante que fluye hacia su interior.
  • Cuando ambas manos llegan a lo alto de la cabeza, se contiene la respiración por 1 ó 2 segundos, y se empuja hacia arriba con los brazos estirados.
  • Luego se bajan las extremidades imitando el suave aleteo de un pájaro y exhalando por la boca.
  • Puede repetirse este ejercicio de 20 a 30 veces, aunque cada individuo decidirá cuándo parar

Finalmente, cabe decir que por sus características el chi kung no tiene contraindicaciones y puede ser practicado por personas de cualquier edad (preferentemente mayores de 6 años) sin importar su condición física. ¡Anímate a manejar tu energía en beneficio de tu saud!

SyM - Israel Cortés

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Insomnio

Síndrome de apnea del sueño


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore