Hipotensión: causas de la presión arterial baja - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Si la presión baja, no te asustes

Jueves 14 de septiembre del 2017, 04:41 pm, última actualización

Los cambios en la presión sanguínea pueden ser normales, ya que ésta tiende a subir mientras realizamos actividad física intensa y se reduce en estado de reposo. Sin embargo, hay ocasiones en que desciende de manera importante, lo que ocasiona mareos, palidez, poca resistencia a la fatiga y desmayos, padecimiento que se conoce como hipotensión (presión arterial baja).

Presión arterial baja, Hipotensión, Mareos, Fatiga, Desmayos
Si la presión baja, no te asustes

Presión a la baja

Cuando el corazón late, bombea sangre hacia las arterias ejerciendo cierta presión en ellas, la cual se encarga de que dicho fluido circule por todo el organismo suministrándole oxígeno y nutrientes. En este acto se distingue tensión arterial sistólica o mayor (indica la fuerza con que pasa la sangre por las arterias mediante las contracciones del órgano) y tensión arterial diastólica o menor (fase de reposo entre cada latido).

Ambos tipos de presión se miden en milímetros de mercurio (mmHg), considerándose normales los valores situados entre 105 a 130 para la máxima y de 60 a 80 para la mínima. Cuando disminuye de manera importante se presenta sensación de vértigo y desvanecimiento, ya que no es posible alimentar a las células ni extraerles su material de desecho.

Cabe destacar que la hipotensión no es una enfermedad, sino más bien una característica personal que implica ciertas ventajas, como el hecho de que existan menos riesgos cardiovasculares conforme se va teniendo más edad. Pero a veces suele resultar todo un fastidio, ya que puede alterar vida y salud si no se sabe controlar bien, sobre todo cuando los factores externos (aumento de la temperatura ambiental) inciden en mayor descenso.

Vida y salud plenas, mecanismos que regulan la presión arterial

Es importante saber que nuestro organismo está dotado de ciertos "sensores" que se encuentran en cuello y tórax, los cuales controlan constantemente la presión arterial; cuando detectan que el bombeo es lento, la cantidad de sangre disminuye o la capacidad de las arterias es baja, realizan las modificaciones necesarias para mantener la presión estable. Asimismo, los nervios conducen señales desde dichos mecanismos, así como del cerebro hacia los siguientes órganos:

  • Corazón. Le "indican" que debe regular la frecuencia y fuerza de los latidos para modificar el volumen de sangre bombeada.
  • Riñones. Tienen que nivelar la excreción de agua con el fin de incrementar la cantidad del fluido sanguíneo en la circulación, pues hay que recordar que la deficiencia del líquido vital disminuye la cantidad de sangre.
  • Vasos sanguíneos. Deben estabilizarse para que se incremente la frecuencia de las pulsaciones, lo cual permitirá que aumente la expulsión de sangre.

De esta manera la presión arterial sufrirá pocos cambios o ninguno, sin embargo, estos elementos de compensación tienen limitaciones, por ejemplo, cuando se presentan hemorragias, deshidratación, ayuno prolongado, o bien, si existe algún trastorno que impida conducir las señales de alerta (mareo, vértigo o desmayo, por ejemplo).

Hipotensión ortostática, un tipo de presión arterial baja

La hipotensión también puede manifestarse al momento de levantarse bruscamente de la cama o silla tras haber permanecido mucho tiempo acostado o sentado, ya que disminuye el flujo sanguíneo hacia el cerebro, trastorno al que se le ha puesto nombre y apellido: "hipotensión ortostática", que si bien no es propiamente una enfermedad, se ha descrito como incapacidad para regular la presión de manera rápida, lo cual da lugar a desmayos, ligeros mareos, vértigo, confusión o visión borrosa.

Estas molestias se presentan cuando la sangre se acumula, por ejemplo, en venas de las piernas y no llega instantáneamente al resto del cuerpo, lo que reduce la cantidad del fluido que debe volver al corazón. Ante ello, el organismo responde rápidamente, pues dicho órgano late con más rapidez, se contrae fuertemente y los vasos sanguíneos reducen su capacidad; en ocasiones estas reacciones son lentas y se manifiesta el problema.

Los episodios de hipotensión ortostática también se asocian con efectos secundarios de ciertos medicamentos, por ejemplo, diuréticos, ya que eliminan líquido del organismo vía orina y esto puede reducir el volumen de sangre; asimismo, puede ser ocasionada por vómitos intensos, diarrea, sudoración o diabetes no tratada.

¿Qué se debe hacer en caso de presión arterial baja?

Debido a que los molestos síntomas de presión arterial baja se presentan en cualquier momento, tú puedes poner en práctica los siguientes consejos para evitar y reducir los efectos de la hipotensión:

  • Tomar gran cantidad de agua, entre 2 y 3 litros al día, lo cual puede complementarse con caldos de verduras o pollo, jugos y bebidas rehidratantes.
  • Incluir azúcares o hidratos de carbono en el desayuno. Puede optarse por cereales, pan, tortillas de arroz, leche y yogurt, pues representan buena fuente de energía.
  • Nunca comenzar el día sin ingerir alimentos. Se corre el riesgo de marearse y desfallecer a media mañana.
  • Comer en forma regular e incluir algunos tentempiés a media mañana y por la tarde, los cuales permitirán conservar la energía necesaria, por lo que es recomendable ingerir preferentemente frutas, verduras que pueden comerse crudas (por ejemplo, zanahoria o apio), yogurt o una rebanada de pan integral.
  • Escoger los alimentos por su calidad nutritiva; de esta forma, se garantizarán aportes nutritivos necesarios para estar fuerte sin tener que comer más o engordar con calorías vacías. Entre ellos se encuentran frutas, verduras, cereales, lácteos, pastas, arroz, huevo y carnes magras.
  • No adoptar dieta restrictiva sin consultar a un nutriólogo, ya que pueden presentarse descompensación y agravamiento de la hipotensión.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, pues éstas dilatan los vasos sanguíneos y, consecuentemente, promueven que la presión arterial se reduzca aún más.
  • Recurrir a complementos alimenticios, por ejemplo los que contienen ginseng, ya que este elemento tiene la propiedad de incrementar la resistencia a la fatiga tanto física como mental.
  • Asimismo, al momento de sentir mareos y fatiga es recomendable humedecer la frente con agua fría, reposar bajo la sombra durante algunos minutos y tomar un jugo o bebida rehidratante.

Posibles complicaciones de la hipotensión

Caídas en adultos mayores a causa de presión arterial baja pueden llevar fracturas leves o graves y reducir su capacidad de moverse, por tanto, su calidad de vida.

Las bajas repentinas y constantes de la presión arterial privan al cuerpo de oxígeno. Esto puede provocar daño al corazón, cerebro y otros órganos. Este tipo de hipotensión puede ser potencialmente mortal si no se trata de inmediato con el médico. Asimismo, será necesario acudir con el experto en salud si la presión arterial baja hace que una persona se desmaye (quede inconsciente).

No obstante, en general, la hipotensión o presión arterial baja no tiene por qué convertirse en un calvario que destruya vida y salud, pues las medidas para evitarla son muy sencillas y eficaces.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Mareo y Náuseas

Viajando con niños en auto sin los molestos mareos


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore