Consejos para no intoxicarse con alimentos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Evite intoxicarse en época de calor

Viernes 12 de mayo del 2017, 01:22 pm, última actualización.

Los meses de calor invitan a pasar más tiempo al aire libre, e incluso a efectuar las comidas bajo el amparo del Sol, sobre todo de alimentos frescos que causan intoxicación alimenticia, por lo cual te ofrecemos importantes consejos para evitar daños tu salud.

Intoxicación alimenticia, Alimentos contaminados por bacterias
Evita intoxicarte en época de calor

Como parte de los estragos que deja el paso del tiempo, los adultos mayores ven mermado su sistema inmunológico (nos protege de infecciones), razón por la que corren mayor riesgo de ser atacados por bacterias patógenas, es decir, las que causan enfermedades; en la misma situación que los ancianos se encuentran niños muy pequeños y mujeres embarazadas.

Una vía muy importante de ingreso de estos gérmenes al organismo es a través de los alimentos, preferentemente en los que no cumplen con un proceso de cocimiento completo, pues los microorganismos sólo desaparecen cuando se les somete a temperatura superior a 100°C.

Pero en la temporada de calor lo que menos apetece es una sopa caliente, resulta más atrayente fresca ensalada o una crema fría, ¿no es cierto?

Directo al estómago

Cuando ciertas bacterias permanecen o logran sobrevivir en los víveres pueden producir intoxicaciones alimenticias, de las cuales la más conocida es la salmonelosis, cuyo origen puede estar en el consumo de alimentos contaminados con bacilos del género de las salmonellas, y que encuentran el más cómodo hábitat en mercados, restaurantes y establecimientos públicos que expenden alimentos con poca higiene.

Se caracteriza por diarreas abundantes con vómito, que se curan espontáneamente en 2 o 3 días; los alimentos más susceptibles a contaminarse por bacterias son arroz cocido, cremas, purés, sopas, productos en conserva o mal congelados.

Por otra parte, puede mencionarse la llamada intoxicación del viajero o turista, que se contrae después de ingerir agua sin hervir y frutas u hortalizas mal lavadas; es causante de diarrea, acompañada de vómito, que se manifiestan al segundo o tercer día del consumo. Su nombre proviene del hecho de que llega a ser común en viajeros que visitan lugares donde las condiciones de salubridad del agua son deficientes.

Para hacer frente a estas afecciones, generalmente los médicos prescriben antibióticos para acabar con los gérmenes, aunque también pueden recetar medicamentos contra diarrea (antidiarreicos) y vómito (antieméticos); no es raro que se indiquen antiácidos estomacales, por ejemplo, una solución de hidróxido de magnesio, combinada con hidróxido de aluminio, tres cucharadas al día.

¿Cómo invaden las bacterias los alimentos?

De manera natural, miles de tipos de bacterias se encuentran en el ambiente, por lo cual no es raro que puedan estar presentes en los productos al momento de comprarlos; por ejemplo, carne, la cual formó parte de un animal que pudo estar infectado (así sea pollo, res, cerdo, pescados y mariscos).

Entonces, como no podemos saber si un alimento está contaminado o no, lo que podemos hacer es tomar una serie de precauciones, sobre todo con ciertos alimentos:

  • Agua. Procura beber el vital líquido hervido en casa o embotellado de marcas reconocidas que garanticen el proceso de desinfección. Consúmela en cuanto la abras y no la dejes destapada por mucho tiempo.
  • Carnes. Para preservar su buen estado no es raro que estos productos se sometan a procesos de congelación, pero es importante saber que ello no garantiza la muerte de las bacterias, por ello resulta de vital importancia descongelarla por completo y a continuación proceder a cocerla hirviéndola o friéndola, de modo que no quede cruda en su interior. Por otra parte, si se trata de carne molida o picada, pida al carnicero que la someta a ese proceso en el momento en que usted esté ahí para no dar tiempo a que se contamine, como puede suceder con la refrigerada.
  • Pescados. Vea muy bien su aspecto antes de comerlo: deberá tener ojos brillantes, piel tersa y carne firme. Cuézalo o fríalo; evite consumirlo crudo.
  • Huevos. Consérvelos siempre en el refrigerador, las bajas temperaturas los preservan por más tiempo; nunca los coma crudos, pues si contienen algún tipo de bacteria en su interior, ésta se morirá durante el cocimiento.
  • Envasados. Los alimentos enlatados no deben consumirse si al abrirlos hacen ruidos extraños o si el olor es sospechoso; la lata no debe presentar golpes, ni estar hinchada u oxidada. Vea muy bien la fecha de caducidad, y una vez que haya comido lo necesario deshágase del sobrante.

Ahora bien, es de vital importancia guardar los alimentos ya cocidos en el refrigerador, dado que entre 20°C y 40°C es la temperatura ideal para la proliferación de bacterias, entonces lo mejor es tenerlos alejados de ese rango. Además, hay que tener en cuenta que las comidas cocinadas no deben meterse en el refrigerador inmediatamente, ya que si mantienen calor en su interior los microbios se desarrollarán rápidamente.

Por otra parte, al guardarlos, no dejes cerca los víveres crudos de los que ya han sido cocidos, pues los primeros pueden contaminar a los segundos. Finalmente, las siguientes son recomendaciones para evitar una intoxicación alimenticia:

  • Lávate cuidadosamente las manos antes de tocar los alimentos, así como después de usar el baño, cambiar pañales, fumar, sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Es aconsejable hacer lo anterior empleando agua tibia y jabón antibacteriano. Al finalizar, asegúrate de que tus manos queden secas, porque los gérmenes suelen reproducirse en ambientes húmedos.
  • Efectúa la misma operación después de tocar carne cruda, mariscos, pollo o huevos si tiene contemplado tomar cualquier otro alimento.
  • No utilices tablas de madera para cortar pescado, aves o carne crudos, pues es fácil que en ese material se alojen las bacterias; las fabricadas con plástico son más fáciles de desinfectar.
  • Limpia minuciosamente cualquier superficie o utensilio después de usarlo. Si utilizas un cuchillo para cortar carne, no lo uses para hacer lo mismo con otro producto si no lo has lavado perfectamente, pues puede llevar bacterias de un alimento a otro.
  • No consumas alimentos o bebidas preparados con leche u otros productos lácteos no pasteurizados.
  • Lava minuciosamente todos los productos antes de comerlos, y haz lo propio con esponjas, trapos y demás utensilios de cocina antes y después de usarlos.
  • Para secar, utiliza en lo posible toallas de papel o trapos que puedan lavarse, desinfectarse y volver a utilizarse.

Primavera y verano son épocas de altas temperaturas, por lo cual hay que extremar cuidados para evitar momentos desagradables, no sólo al interior de casa sino también si vamos de vacaciones o simplemente al comer alimentos que no han sido preparados por nosotros; tómalo en consideración.

SyM - Olga Silva

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Mareo y Náuseas

Viajando con niños en auto sin los molestos mareos


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore