Y después del atracón, ¿qué?

  • SyM - Cecilia Jiménez
0 (0 %) 0 votos
Nutrición después de excesos navideños, Alimentos después del atracón

Los excesos navideños no sólo agregan algunos kilos a nuestra figura, también suelen afectar el estómago. Por fortuna, recuperar la salud digestiva después de las celebraciones de Navidad no es imposible, ¡te decimos cómo!

De los excesos a la indigestión

Una vez que pasan las posadas, brindis, intercambios de regalos, la cena de Navidad y el infaltable "recalentado", la báscula puede revelar (si te atreves a subirte en ella) que tienes 2 a 3 kg por arriba de tu peso habitual.

Pero a veces la "herencia navideña" es tan generosa que no conforme con borrar tu cintura o regalarte mejillas "más rellenitas", deja molestias gastrointestinales por ingerir alimentos grasosos y alcohol sin medida, es decir, menús con demasiadas calorías que se consumen en una sola sentada y durante varios días.

En vez de sufrir por dolor o ardor en la parte superior del abdomen, eructos, gases o sensación de inflamación (síntomas de indigestión), enfócate en lo que puedes hacer para compensar los excesos navideños y volver a los buenos hábitos alimenticios.

Consejos para "recuperar a tu estómago" tras las fiestas

Para recuperar los hábitos alimenticios saludables hace falta querer lograrlo (necesitas gran fuerza de voluntad) y saber cómo hacerlo. Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

  • Toma agua en abundancia. Los riñones eliminan los desechos del cuerpo (por medio de la orina); para favorecer su función, consumir agua en abundancia es de gran ayuda; además, es una manera de conseguir saciedad sin ganar calorías. Al menos mientras recuperas tu salud digestiva, toma 2 litros de agua cada día, de preferencia, natural o sin azúcar.
  • ¡Bienvenidas las frutas! Cualquiera que sea tu preferida, puedes comerla en todo momento. Las frutas son saludables, tienen gran contenido de agua y pocas calorías. Peras, kiwis, naranjas o manzanas pueden ser excelentes alternativas como refrigerio o cena ligera.
  • Verduras a la mesa. Zanahoria, apio, pepinos, lechugas, espinacas, rábanos… da igual la que elijas, todas forman parte de una dieta equilibrada; su contenido de vitaminas, sales minerales y fibra te ayudará a recuperar el tránsito intestinal y a saciarte con más rapidez.
Tips para recuperar la figura después de Navidad, Salud digestiva
  • Legumbres. Son aliadas invaluables para alcanzar tu propósito de dejar atrás los atracones navideños. Frijoles, lentejas o garbanzos, por ejemplo, son fuente de proteínas con bajo contenido en grasa, altas en fibra y con gran cantidad de minerales y vitaminas del grupo B. Recuerda incorporarlas en los platillos de tu preferencia sin preocuparte.
  • Carnes asadas o a la plancha. La carne forma parte de una alimentación sana si se consume moderadamente; sin embargo, por algunos días sería bueno que evitaras la carne roja (especialmente los cortes con mayor contenido graso) y sustituirla con pollo, pavo o pescado preparados a la plancha, al vapor o asados a fin de reducir la cantidad de calorías y grasas, al tiempo que facilitas la digestión.
  • Evita alimentos crudos o poco cocinados. Estas comidas son difíciles de masticar y, por tanto, digerir. Por ejemplo, huevos, almejas o mejillones; incluso, los jitomates se digieren con más facilidad si los consumes en una salsa o asados, ya que el calor ayuda a descomponer sus paredes celulares y puedes absorber mejor el licopeno antioxidante (la sustancia que le da el color rojo), aunque de esta forma pierden parte de su vitamina C.
  • Cero café, refrescos y bebidas con cafeína. Para limpiar tu organismo, olvídate de todas estas bebidas; mejor elige infusiones con propiedades digestivas, como anís, manzanilla, hinojo o regaliz para el desayuno o como aperitivo. Además, su efecto carminativo (favorece la expulsión de gases originados tras la digestión) te hará sentir cada día mejor.
  • Ejercítate. La actividad física es clave no sólo para adelgazar, sino para mantener tu peso bajo control y gozar generalmente de buena salud. Acudir al gimnasio o realizar caminatas por la tarde, después del trabajo, son alternativas que casi cualquier persona puede llevar a cabo para activar músculos y quemar el exceso de calorías que "almacenó" durante las fiestas navideñas.

Adaptando estas sugerencias a tu vida diaria, podrás volver a la normalidad tu ritmo de digestión y mantener el peso corporal que te hace sentir bien; una vez que experimentes los beneficios, es probable que estas recomendaciones pasen a formar parte de tus hábitos alimenticios cotidianos.

No obstante, si las molestias digestivas continúan, acude al médico para una revisión general que permita identificar cualquier problema y encontrar el tratamiento adecuado.

 

 

descarga este artículo en PDF