Centro de Nutrición / Artículos

40 alimentos inteligentes

Habrá quien piense que se trata de productos que colaboran en la buena salud del cerebro, y estará cerca de la verdad, pero el concepto "alimentos inteligentes" va más allá, pues de esta forma se identifica a los comestibles que colaboran al bienestar del organismo en general, ¡aprende a identificarlos!

No es un concepto nuevo, ya que el interés por conocer las virtudes con que cuentan ciertos alimentos para mejorar la salud es tan añejo como la humanidad misma. No obstante, es hasta hace apenas unos años que se dio el adjetivo de "inteligentes" a algunos productos naturales que han comprobado científicamente que ayudan a solucionar y prevenir problemas de salud.

La siguiente es una lista (ordenada alfabéticamente) de apenas 40 alimentos "muy inteligentes" que brindan grandes beneficios al organismo y que fácilmente pueden ser parte de la dieta de la población mexicana:

No menos importantes son las carnes, pero merecen acotación especial de acuerdo a su clasificación.

Sin receta médica

El nutriólogo español Dr. Luis Gutiérrez Serantes señala en una de sus recientes investigaciones que "los alimentos tienen su propia inteligencia, debido a las propiedades saludables derivadas de sus vitaminas, minerales y otros nutrientes y compuestos, de los cuales nos beneficiamos. Pero si a esas cualidades naturales sumamos el conocimiento de utilizarlos en forma ordenada y coherente, se transforman en herramientas para prevenir y mejorar muchas dolencias y trastornos".

"Así —añade el experto—, pueden ser útiles para mejorar desde depresión, estrés, mal aliento y obesidad mórbida (quienes tienen 40 o más kilos por encima de su peso ideal), hasta hepatitis, acné, anemia o asma, pasando por gota (forma de artritis que presenta exceso de ácido úrico en la sangre; se caracteriza por inflamación dolorosa e hinchazón de las articulaciones más pequeñas, especialmente las del dedo gordo del pie y del pulgar), enfermedades del corazón y de circulación, y migraña (dolor de cabeza intermitente que sólo ataca a una parte de la cabeza; a menudo está acompañada de náuseas, vómito y trastornos visuales) . Los alimentos son un complemento y no una alternativa a la medicina. Aunque no curan las enfermedades, ni reemplazan a ningún tratamiento o fármaco, son un componente básico de la salud, al igual que el ejercicio físico y un estilo de vida sin excesos".