La dieta de las proteínas sí funciona - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

La dieta de las proteínas sí funciona

Martes 28 de marzo del 2017, 04:17 pm, última actualización

Si en este momento uno de tus propósitos es bajar de peso, olvídate de pasar hambre o renunciar a tus platillos favoritos. Te presentamos un ejemplo de régimen que, estructurado bajo la supervisión de un nutriólogo, puede brindarte resultados sorprendentes y ayudarte a perder kilos saludablemente.

Dieta de las proteínas, Bajar de peso sin privaciones

¿Para qué sirven las proteínas?

Pescados, mariscos, carne de res y aves, huevos o legumbres pueden ser ingredientes de platillos deliciosos pero, sobre todo, con gran valor nutritivo, pues se trata de alimentos ricos en proteínas, sustancias vitales para nuestra existencia, ya que crean células y tejidos, intervienen en reacciones químicas como la digestión o la transportación de oxígeno, permiten el movimiento de los músculos y hasta tienen actividad hormonal.

Además, cuando buscamos adelgazar sin privaciones, las proteínas en la dieta pueden ser las mejores aliadas, gracias a que al consumirlas en grandes cantidades hacen que los depósitos de grasa se movilicen, activan la liberación de sustancias (cetónicos) que estimulan al sistema nervioso y reducen (inhiben) el apetito.

Estas virtudes llevaron a expertos a crear programas para combatir obesidad y sobrepeso dando prioridad al consumo de estos nutrientes, de ahí el nombre de uno de los más famosos: dieta de las proteínas.

Dieta de las proteínas para adelgazar

Preparar un menú a base de alimentos ricos en proteínas y pobres en grasas y carbohidratos ayuda a que el organismo recurra a sus reservas de grasa para obtener la energía que necesita a diario. Así, la dieta se convierte en instrumento para el control de peso que le permite perder grasa mientras fortalece su masa muscular.

Otra ventaja de las dietas proteicas es que incluyen alimentos que alivian la sensación de hambre sin necesidad de consumirlos en grandes cantidades y, por tanto, tampoco suministran al cuerpo calorías excesivas.

Así, esta dieta rica en proteínas incluye alimentos como:

  • Carne de res.
  • Pescado.
  • Huevos.
  • Crustáceos y mariscos.
  • Aves.
  • Requesón.
  • Queso fresco.
  • Leche.
  • Soya.

Es importante mencionar que debido a que busca disminuir los niveles de grasa, la única carne que se suprime en la dieta proteica es la de cerdo y sus derivados.

Como fuente de energía (carbohidratos) se consumen verduras frescas o cocidas de hoja ancha: acelgas -sin tallo-, berros, coles, espinacas o lechuga, una o dos porciones diarias.

Los vegetales crudos deben servirse en raciones aproximadas de dos tazas, y de las cocidas, con una es suficiente. Para sazonar una ensalada, se recomienda hacerlo con un máximo de dos cucharadas de aceite de oliva.

En cuanto a la preparación de los alimentos, deberán cocinarse a la plancha, hervidos o al horno, en tanto que la condimentación no presenta ninguna limitante.

¿Cómo funciona la dieta de las proteínas?

Gracias a esta dieta es posible bajar entre 400 y 800 gramos por día durante la primera semana, pasando a un ritmo más lento en la siguiente: uno o dos kilos en siete días.

Si deseas seguir la dieta de las proteínas, es indispensable que busques la asesoría de un médico o nutriólogo para que controle su desarrollo, te ofrezca la mayor variedad de alimentos a consumir, y te recomiende los suplementos alimenticios más adecuados en caso de ser necesario. Es importante que se realice  únicamente por una o, como máximo dos semanas, de acuerdo a las indicaciones de tu especialista.

Un par de recomendaciones más: mientras realizas esta dieta rica en proteínas deberás practicar algún ejercicio al menos dos veces por semana, y tomar 2 litros y medio de agua al día, independientemente de la que bebes durante las comidas.

Esto debido a que hay que tomar en cuenta que una dieta hiperproteica alta en carnes pone a trabajar en exceso al hígado. Otra razón para tomar suficiente agua con esta dieta es que, si no la acompañas con vegetales, no consumirás suficiente fibra y el intestino puede sufrir constipación si no le ayudas con ingesta de líquidos.

Menú de la dieta de las proteínas

Desayuno:

  • Café o té con leche descremada.
  • Si tienes más hambre puedes comer una rebanada de queso fresco o un huevo cocido.

Almuerzo:

  • Yogurt o una ración de jamón o pechuga de pavo.
  • Té.

Comida:

  • Un plato de caldo de pollo, res o pescado con verduras.
  • Carne de un solo tipo, sea res, pescado, crustáceos o mariscos. No están limitadas las cantidades, pero como referencia puede establecerse la medida de dos filetes de carne.
  • Té o taza de café.

Merienda:

  • Si tienes más hambre, come un poco de queso fresco.

Cena:

  • Un plato de sopa de verduras o ensalada.
  • Elige entre pescado a la plancha, queso fresco, huevo o jamón de pavo.
  • Antes de dormir puedes tomar un té relajante (azahar, tila o naranjo).

Pescados, importantes en una dieta hiperproteica

Si las porciones que se recomiendan no satisfacen tu apetito, puedes comer un poco más pero sin exagerar, pues el hígado transforma el exceso de proteínas en grasa. Además, debes evitar dulces, chocolate y harinas (tortilla, pasta, pan) así como refrescos y tabaco.

Dieta de proteínas, ¿es para mí?

El hecho de perder kilos saludablemente es el principal beneficio de la dieta rica en proteínas, pues con frecuencia nos encontramos con amigas que se someten a dietas tan rigurosas que pasan el día entero de mal humor, están débiles y hasta lucen demacradas (en pocas palabras, con un look ¡muy alejado del que buscan!).

Sin embargo, como cualquier régimen para control de peso, esta dieta también tiene inconvenientes, por lo que debemos señalar que no es un programa para todo mundo, es decir, no se recomienda a quien tiene problemas en riñones, hipertensión arterial, altos niveles de colesterol o ácido úrico en la sangre.

También quedan excluidas personas con diabetes, alteraciones mentales y embarazadas. La mujer posmenopáusica puede hacerla, sin olvidar la administración de suplementos de calcio.

Igualmente, una de las desventajas de la dieta de las proteínas es que puede provocar mal aliento por la forma en que el organismo "trabaja" (metaboliza) las proteínas; afortunadamente, el problema se erradica con facilidad masticando una hoja de menta o perejil, u otras que contengan clorofila (todas las que son verdes).

Ahora que conoces los pros y contras de la dieta de proteínas, queda en tus manos la decisión de buscar la orientación de un nutriólogo para comenzarla. Si la llevas a cabo al pie de la letra, seguramente podrás despedirte de esos kilos de más que has acumulado por malos hábitos alimenticios o tantas horas lejos del gimnasio y, lo mejor de todo, sin poner en riesgo tu salud.

 

SyM - Lido Coronado

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Qué comer de acuerdo al grupo sanguíneo


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore