Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cacahuate, fuente de increíbles nutrientes

Martes 25 de febrero del 2014, 10:07 am, última actualización.

Diversos estudios han revalorado a este fruto seco originario de América, pues se ha demostrado que además de ser fuente de antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales, ayuda mantener la salud del corazón. ¡No espere más para incluirlo en su dieta!

Cacahuate, fuente de increíbles nutrientes

Sin duda alguna, muchos de los productos que la tierra nos ofrece tienen excelente valor nutricional, aunque no siempre lo sabemos apreciar. Al respecto, el cacahuate (Arachis hypogaea), también conocido en otros países como maní, es uno de los casos que aun cuando es consumido en forma regular, la gran mayoría de las ocasiones se desconocen por completo los múltiples beneficios que brinda al organismo.

En platillos de la alta cocina mexicana, ensaladas y como botana, esta sabrosa leguminosa deleita al paladar y contribuye a mejorar nuestra salud, sin olvidar que con ella se preparan deliciosa galletas, dulces, chocolates, aceite y hasta salsas que le hacen accesible al paladar en cualquier momento.

Lleno de sorpresas

Conocedora de los aportes que el fruto de esta planta brinda al ser humano, la nutrióloga clínica Gabriela Martínez Garza, de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, explica que “si bien forma parte de las leguminosas, el cacahuate está incluido dentro del grupo de las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, las cuales ayudan a disminuir el colesterol, a diferencia de las grasas saturadas, que se encuentran con más frecuencia en productos de origen animal, además de que tiene proteínas y vitaminas (principalmente A, E y K)”.

En cuanto a la presencia de antioxidantes, se dice que el fruto “es tan beneficioso como la fresa e, incluso, más que la zanahoria o manzana, en tanto que lo importante de dichos compuestos es que evitan que los radicales libres (responsables de envejecimiento) ataquen a las células del cuerpo, lo que permite mejor funcionamiento y vida más saludable del organismo, si bien hay que aclarar que existen varios tipos que actúan según la clase y función de cada célula”.

La aseveración de la especialista la confirman diferentes investigaciones efectuadas en países como Estados Unidos, que han demostrado la importancia protectora que ofrece este producto de la naturaleza.

Claro ejemplo de ello es el estudio realizado por científicos de la Universidad de Florida, cuyos resultados concluyeron que el cacahuate es rico en antioxidantes y agentes necesarios para defender al organismo de padecimientos asociados a enfermedades del corazón y al cáncer.

A pesar de sus beneficios, hay varias razones por las cuales su consumo de no debe reemplazar al de frutas y vegetales. Afirma la nutrióloga Martínez Garza: “una de las grandes desventajas que posee el cacahuate industrializado en sus diferentes estilos (japonés, enchilado, con limón o salado), es que la mayoría de las veces se ofrece combinado con sodio (sal) y grasas saturadas, lo que lo hace dañino para el organismo, especialmente cuando se ingiere en grandes cantidades, tomando en cuenta que la ingesta de calorías sería muy alta, aunque ocasionalmente puede ser disfrutado en tal forma”.

Lo mejor es comerlo crudo o tostado y en pequeñas porciones, como parte de una alimentación balanceada.

Proteínas al alcance de todos

Se debe subrayar que el cacahuate provee proteínas y aceites esenciales necesarios para el organismo humano, lo cual ayuda a mantener en perfecto estado la salud de la piel y sistema circulatorio, eleva las defensas contra las infecciones y favorece el crecimiento y respiración normal de las células.

Asimismo, incluirlo regularmente en la dieta cotidiana mejora la calidad nutricional, redunda en mayor ingesta de vitamina E y ácido fólico (vitamina del complejo B que puede ayudar a prevenir alteraciones de nacimiento en el cerebro y médula espinal), además de magnesio, zinc, hierro, grasas monoinsaturadas (que protegen al corazón) y fibra.

Los granos frescos contienen de 32 a 35% de proteínas y de 40 a 50% de grasa, además de tiamina, riboflavina y niacina, compuestos altamente nutritivos pertenecientes al grupo de vitaminas B, por lo que resultan importantes en la alimentación de millones de personas que tienen prohibido, por algún padecimiento, consumir proteínas y grasas animales.

Por otra parte, cabe mencionar también que esta leguminosa es buena opción para satisfacer el apetito y reducir la sobrecarga de comestibles; de hecho, algunos estudios demuestran que su composición es similar a la de algunos vegetales verdes, lo cual explica cómo este alimento energético relativamente pesado puede ayudar a perder kilos cuando se consume sin grasas.

Al respecto, investigadores de la Universidad Estatal de Pennsylvania, en Estados Unidos, demostraron que quienes lo ingieren no necesariamente presentan obesidad; por el contrario, el hábito de consumir una porción (seis piezas) o dos cucharadas de crema de maní a diario, mejora la calidad de la dieta sin que necesariamente provoque incremento de la masa corporal.

Otro detalle de este alimento es que contiene polifenoles (grupo de sustancias químicas presentes en comestibles de origen vegetal), los cuales ayudan a reducir los niveles de colesterol.

Además, el proceso de tostado refuerza su contenido de antioxidantes, en tanto que algunas investigaciones demuestran que la genisteína (elemento activo también presente en este fruto como en los frijoles) ayuda a prevenir altos niveles de azúcar en sangre, causantes de diabetes.

Aún cuando se comenta que el gran contenido calórico de cualquier producto da oportunidad a sufrir obesidad, el consumo de cacahuates es bueno, siempre y cuando se haga con moderación y sin acompañarlo de otros productos, como cerveza, sal y mayonesa, que incrementan su valor energético y reducen el nutricional.

Lo que sí es aconsejable es combinarlo con frutas o lácteos, como yogurt y leche, pero siempre en pequeñas cantidades (ya sea en grano, aceite o crema), además de que resulta muy apropiado si forma parte del cereal de caja y se acompaña con leche y fibra, sobre todo en el desayuno.

Nuevamente, la madre naturaleza nos brinda uno de los alimentos más sabrosos y sustanciosos que podemos imaginar; aprovechar su valor nutritivo y los aportes que ofrece a la salud es responsabilidad de cada persona, al igual que su consumo moderado y su adecuada combinación para disfrutar al máximo sus increíbles propiedades.

SyM - Roberto Chávez Hérmes

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Nutrición

Claves alimenticias para evitar el estrés


Ver más...


Aproximadamente 350 mil personas en la República Mexicana padecen Alzheimer y 1 de cada 3 habitantes conoce esta enfermedad debido a algún ser querido.

Logo Comscore