Carnes frías: fuente de proteínas, minerales y vitaminas - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Carnes frías: sabrosas y nutritivas

Miércoles 05 de abril del 2017, 05:05 pm, última actualización

Carnes frías como jamón, salchicha o mortadela son fuente ideal de proteínas, minerales, vitaminas y otros nutrientes útiles al organismo, siempre que se incorporen en una dieta balanceada y se consuman aquellos productos cárnicos elaborados con adecuadas normas de higiene e ingredientes de calidad. Descubre cómo disfrutar de las carnes frías sin remordimientos.

Carnes frías: sabrosas y nutritivas

“Las carnes frías, elaboradas a base de carne de cerdo, pollo y pavo, son de gran valor en la dieta diaria, siempre y cuando no se exceda su consumo ni sea el alimento fundamental, pues la dieta debe incluir, además, rica variedad de productos para la adecuada nutrición”, explica la Lic. Sofía Quintero López, Nutrióloga adscrita al Hospital Ángeles Mocel, en la Ciudad de México.

No más temor

Durante años, los consumidores de comestibles naturales o bajos en grasa limitaron la ingesta de carnes frías debido a su procedencia animal, formas de elaboración de ciertos productos y la probable afectación al organismo tras su digestión, comenta la entrevistada, quien agrega: “Sin embargo, con la introducción de nuevos métodos de elaboración que eliminan grasas y agentes químicos dañinos, el público cuenta con deliciosa variedad con alto valor alimenticio, como carne especialmente preparada, basada en benéficas opciones que ayudan a reducir riegos de enfermedades (gastrointestinales, por ejemplo) debido a la adición de lactobacilos (bacteria benéfica para el organismo, contenida en leche y sus derivados) y ácidos grasos omega 3 y 6 (ejercen protección en las vías sanguíneas) de linaza, en jamón, salami, mortadela y pierna de cerdo, lo que les brinda única condición enriquecedora.

Por otra parte, destaca también a “productos como el jamón serrano, por su alto contenido de proteínas, vitaminas del complejo B (sobre todo B1, B3 y B6) y minerales como zinc o hierro, siendo así derivado cárnico que ayuda a prevenir alteraciones nerviosas, de la piel y mucosas, contribuyendo al perfecto funcionamiento del hígado y del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), así como a la formación de la sangre”.

Innovaciones

La especialista en alimentación asegura: “Al no contar con sal añadida, sustituida por cloruro de potasio, estos productos se convierten en aliados en prevención de enfermedades cardiovasculares (que afectan al corazón y vías sanguíneas), hipertensión (presión arterial elevada) y arteriosclerosis (endurecimiento de arterias, por acumulación de grasa en sus paredes). Asimismo, son efectiva opción para personas con restricciones de sodio en su dieta, en tanto que, respecto a productos enriquecidos con lactobacilos, son ideales para quienes cuidan su figura y digestión, ya que mejoran la flora intestinal (microorganismos presentes en el sistema digestivo que ayudan a aprovechar alimentos), ayudando a mantener intestinos sanos y fortaleciendo el sistema inmune (que nos protege contra enfermedades), con lo que se eliminan mejor las toxinas del organismo, se evita el estreñimiento y se facilita la absorción de vitaminas.

Otra ventaja de las novedades alimenticias, en especial para individuos con intolerancia a la lactosa (azúcar propia de la leche), es el efecto bifidus (microorganismo que actúa a favor del sistema digestivo del ser humano), con el que se obtienen los beneficios de un probiótico (que favorece el balance de la flora intestinal) por medio del jamón de pavo natural especialmente preparado.

Asimismo, cabe destacar el proceso para añadir los lactobacilos y Omega-3 y 6 de linanza, a través de sistema de liofilización (procedimiento mediante el cual se crea un preparado estable de cierta sustancia, en este caso mediante su rápida congelación a más de 10 grados centígrados bajo cero) y presión extrema para que dichos microorganismos no mueran, logrando que al final del procedimiento sobrevivan cantidades muy superiores a los que se encuentran, por ejemplo, en el yogurt. Además, al ser de origen vegetal y no de pescado, dichos ácidos grasos se agregan directamente en la formulación. Permaneciendo sin cambio en beneficio del organismo”.

Tips nutritivos

Lula Martín del Campo, chef ejecutiva del Hotel Habita Ciudad de México, aporta las siguientes ideas para hacer de las carnes frías algo más que simple bocadillo:

Rollitos botaderos

Ingredientes:

  • 6 rebanadas medianas de jamón de pierna.
  • 2 zanahorias.
  • 2 calabacitas.
  • 1 cebolla blanca.
  • 1 cucharada de salsa para sazonar.
  • 1 cucharada de aceite vegetal.
  • 1/4 de cucharada de salsa Tabasco.
  • 1/2 taza de germen de alfalfa.

Preparación:

Se cortan la zanahoria y calabazas en tiras delgadas y se filetea finamente la cebolla. Cocina en sartén con teflón usando el aceite, las salsas para sazonar y Tabasco, hasta que tomen color oscuro. Rellena con esta mezcla las rebanadas de jamón, enrollándolas de manera que queden apretadas y delgadas.

Se recortan las orillas y, después, cada rollo se parte en tres porciones iguales para que queden del tamaño de un bocadillo. Se sirven en platón alargado, decorando con el germen de alfalfa.

Medallón glaseado con salsa teriyaki y arroz jazmín

Ingredientes:

  • 1 kg de pechuga de pavo sin rebanar (en trozo).
  • 2 tazas de salsa de soya.
  • 1/2 taza de Jerez seco.
  • 1 taza de jugo de naranja.
  • 4 cucharadas de jengibre fresco picado.
  • 1 taza de azúcar.
  • 4 cucharadas de fécula de maíz.
  • 2 tazas de arroz jazmín.
  • 2 tazas de agua.

Preparación:

  1. Se corta la pechuga de pavo en seis cuadrados gruesos (de 8 por 8 cm, aproximadamente), y cada uno diagonalmente para formar 12 triángulos más pequeños. Se cocinan en un sartén con teflón (para evitar cocinar con grasa) hasta que se observen con costra dorada.
  2. El arroz se enjuaga, se escurre y se hierve en las 2 tazas de agua, a fuego medio, hasta que absorba el líquido.
  3. Se elabora la salsa teriyaki mezclando los ingredientes restantes, a excepción de la fécula de maíz, durante 30 minutos. En recipiente a parte con agua, se diluye la fécula de maíz y se agrega la salsa, moviendo hasta que la mezcla espese, cuidando que no se pegue.
  4. Finalmente, con ayuda de un molde se hace un timbal de arroz, sobre el cual se colocan los triángulos de pavo. Se baña con suficiente salsa teriyaki, aunque no demasiada para no reblandecer los triángulos y conservar elegante forma de alta cocina internacional.

SyM - Paola Jiménez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Alimentos crudos, para mejorar la digestión


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore