Intolerancia a la lactosa en la población mexicana - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Leche que no has de beber

Miércoles 21 de junio del 2017, 04:34 pm, última actualización

Si consumes leche, mantequilla, crema o alimentos que los incluyan, y al poco tiempo sufres dolores abdominales, diarrea y malestar, puede que padezcas intolerancia a la lactosa, trastorno hereditario común en aproximadamente 30% de la población mexicana.

Leche, Intolerancia a la lactosa

Recordemos que los alimentos que consumimos deben ser fraccionados en moléculas más simples y específicas durante su paso por el aparato digestivo para ser absorbidas por los intestinos e integradas al flujo sanguíneo; de esta forma los nutrientes llegan a cada tejido y órgano que los requiere. Para que se realice este proceso es indispensable la participación de varias sustancias, como ácidos y enzimas, que permiten realizar dicha transformación.

Sin embargo, hay ocasiones en que alteraciones en el intestino y sus mucosas impiden la formación de enzimas, con lo que es imposible la digestión de elementos que normalmente son útiles. Este es el caso de la intolerancia a la lactosa, ocasionada por la falta de una enzima (lactasa) necesaria para asimilar el azúcar de los productos lácteos (lactosa) debido a un error en el código genético que sirve como "molde" para formar tal sustancia y, en menor medida, por lesiones en el intestino delgado.

Los malestares ocasionados por este desequilibrio pueden variar dependiendo de la persona, e incluir calambres estomacales, cansancio, gases, diarrea y náuseas, que se presentan entre 30 minutos y 2 horas después de comer o beber alimentos con lactosa. La intensidad de los síntomas se relaciona con la cantidad de dicha sustancia que cada individuo pueda tolerar, pero cuando el problema es excesivo pueden presentarse pérdida de peso y desnutrición.

Lo anterior se debe a que las bacterias que habitan en el colon (parte final del intestino grueso) se dedican a consumir la lactosa que el organismo fue incapaz de asimilar, y como resultado de esto generan grandes cantidades de gas que estiran la pared abdominal.

¿Qué hacer?

El médico establecerá si una persona tiene insuficiencia de lactasa, basándose en la historia clínica y pruebas de laboratorio, como las de tolerancia a la lactosa, de hidrógeno en aliento y de acidez en el excremento. Son muy sencillas de practicar.

Es raro que este padecimiento afecte a los recién nacidos (si acaso se comienza a manifestar a partir de los 2 años, es decir, cuando ya se ha superado la etapa de lactancia), aunque de presentarse es común que el pediatra recomiende fórmulas alimenticias vegetales.

Sin embargo, puede decirse en términos generales que este conjunto de padecimientos es relativamente fácil de tratar, ya que algunas personas sí producen la enzima, sólo que en pequeñas cantidades, por lo que basta con reducir las porciones de productos lácteos para no sufrir ninguna molestia.

Algunos de los consejos más recurrentes son:

  • Consumir leche en porciones de una taza o menos, o preferir fórmulas deslactosadas que se venden en cualquier supermercado.
  • Cuando tome leche, hágalo con alimentos.
  • Consume productos con poca lactosa, como leche descremada o requesón, así como yogurt y helados con bajo contenido graso que estén enriquecidos con calcio.
  • Toma tabletas de enzima lactasa, recetadas por tu médico, antes de comer productos lácteos.

Toma en cuenta que también algunos alimentos que no son lácteos pueden incluir lactosa entre sus ingredientes; por ello lee siempre la lista de ingredientes en la etiqueta para saber cuáles son más convenientes, y considera:

  • Algunos alimentos procesados u horneados que no son lácteos contienen pequeñas cantidades de lactosa, como pan y cereales para el desayuno.
  • Puré de papas, sopas (cremas) y bebidas instantáneas pueden incluir esta azúcar.
  • También algunos caramelos, cajeta y otros bocadillos, así como postres, helados y malteadas, además de harinas para pasteles, galletas o hot cakes.
  • Ten cuidado con margarina, carnes frías y aderezos para ensaladas.

La lactosa también se usa como base para muchos fármacos, por lo que debe consultar a su médico si los medicamentos que le recete la contienen. Se incluye en muchos tipos de pastillas anticonceptivas, así como en antiácidas.

Una de las principales preocupaciones de quienes no toleran la lactosa es que pierden la oportunidad de consumir calcio. Por eso presentamos una lista de alimentos ricos en este mineral a fin de sustituir el que proviene de los productos derivados de la leche:

  • Hortalizas de hoja verde, como brócoli o col.
  • Sardinas enlatadas con espinas.
  • Semillas de ajonjolí.
  • Perejil.
  • Charales
  • Panes enriquecidos con calcio.
  • Queso duro de soya.

Recuerda que aunque las dolencias producidas por la insuficiencia de lactasa generalmente no son peligrosas, sí son molestas, por lo que una visita al médico le ahorrará sinsabores a cambio de digestiones tranquilas.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Alimentos crudos, para mejorar la digestión


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore