Lo que debes saber sobre bebidas energéticas - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lo que debes saber sobre bebidas energéticas

Miércoles 21 de junio del 2017, 07:29 pm, última actualización

El consumo de bebidas energéticas inunda los mercados latinoamericanos, después de haberlo hecho en los europeos y estadounidenses, por la gran aceptación entre la juventud, pues sus propiedades brindan vigor y ayudan a combatir la fatiga. Sin embargo, los expertos recomiendan no abusar de ellas.

Bebidas energéticas

Uno de los empresarios más exitosos que comercializan bebidas energéticas descubrió, en 1980, que eran muy populares en Asia, lo que hizo que llevara esta novedad al mercado occidental. Empezó a venderlas en su propio lugar de origen, Austria, y para 1987 prácticamente toda Europa consumía este tipo de productos.

Quizá, tal éxito se deba a que las también llamadas energy drinks incrementan la resistencia física, ayudan a reaccionar en forma más rápida y otorgan al consumidor un estado de mayor concentración; asimismo, proporcionan sensación de bienestar, estimulan el metabolismo y colaboran a eliminar sustancias nocivas para el cuerpo.

La mercadotecnia en torno a estos concentrados recomienda que se ingieran en periodos de arduo trabajo y estrés, cuando se requiera atención extrema para solucionar algún problema o al momento en que haya disminución de energía para emprender alguna actividad.

¿Qué tipo de bebida son?

Las bebidas energéticas, que tienen como antepasados a las ya célebres smart drinks (bebidas inteligentes), se promueven en algunos países como gaseosas refrescantes, aunque en otros son presentadas como suplementos alimenticios debido a que contienen vitaminas y carbohidratos en su fórmula.

Lo que sí debe quedar claro es que no son bebidas hidratantes, como las que consumen deportistas para que su organismo se recupere tras una deshidratación, pues no contienen los electrolitos y sodio necesarios para ese fin. Se trata de una combinación de sustancias que teóricamente reponen la energía gastada, por cualquier tipo de actividad, pero no son sustitutas de agua.

Los fabricantes afirman que existen estudios médicos que avalan que sus componentes no causan daño a la salud, y aseguran que no tienen ningún tipo de efecto secundario, siempre que los usuarios se hidraten continuamente bebiendo agua, ya que, al igual que el alcohol, se trata de bebidas diuréticas que promueven la pérdida de fluidos en el cuerpo. Pero, ¿a qué se deben tantas virtudes?; los siguientes son sus principales ingredientes:

  • Taurina. Aminoácido esencial que el cuerpo fabrica; el ser humano la consume a través de la leche materna. Funciona como antioxidante, ya que ayuda a la regeneración de membranas celulares, así como a la disminución de secreción de ácido láctico en los músculos, lo que reduce el cansancio en momentos de desgaste físico. Se sabe también que en baja medida acelera las contracciones del corazón.
  • Cafeína. Es un vasodilatador, es decir, mantiene los vasos sanguíneos abiertos, de manera que hay mejor irrigación, principalmente en el cerebro, y a pesar de que el efecto es temporal, hace sentir al consumidor más energizado. No obstante, a algunos las dosis elevadas de este compuesto les producen cefaleas (dolor de cabeza) leves, efectos laxantes (motiva la evacuación) o diuréticos (incita a orinar).
  • Glucuronolactona. Esta sustancia también la origina el cuerpo humano y tiene funciones antioxidantes, además de que neutraliza los elementos nocivos producidos por el propio organismo en situaciones de tensión.
  • Aminoácidos. Algunos ingredientes en las energy drinks incluyen glutamina, arginina, leucina, isoleucina y valina, los cuales retardan la fatiga y mejoran el rendimiento.
  • Vitaminas. Principalmente contienen complejo B, útil para mantener las funciones corporales normales y para aliviar la tensión muscular provocada por largas horas de actividad física; en combinación con la cafeína producen estado de alerta.
  • Guaraná. Algunas bebidas contienen extracto de esta planta, originaria de Brasil, de la cual se obtiene la cafeína, no del café. También es la que proporciona el sabor ligeramente cítrico tan peculiar en algunos productos de este tipo.
  • Hierbas. Se afirma que plantas como astragalus, shizandrae y echinacea, que forman parte de algunas bebidas energéticas, mejoran el desempeño del sistema inmunológico (que defiende de infecciones). A veces también se incluyen compuestos que ayudan a la memoria, como ginkgo biloba y ginseng, o que producen tranquilidad, como la hierba de San Juan y la kava-kava.
  • Piruvato. Es una sal obtenida del ácido pirúvico y se agrega a las bebidas energéticas para combatir la fatiga y como quemador de grasa, cualidad que aún no ha sido probada científicamente.
  • Pantotenato. Aumenta la resistencia de las mucosas previniendo infecciones y regula los tejidos cutáneos.
  • Oxígeno. Este gas disuelto en la bebida ayuda a que el acumulado en las arterias de manera natural sea exhalado más rápidamente, lo cual se refleja en la mejoría del rendimiento.
  • Carbohidratos. Se sabe que son los proveedores de energía al organismo, vienen en forma de sacarosa y glucosa (azúcares), además de sucrosa, maltodextrina, fructosa y galactosa.

Efectos 

Como se ha visto, este innovador producto ha encontrado en poco tiempo gran aceptación, por lo que el mercado se encuentra lleno de competidores, al grado que en la actualidad se conocen bebidas de este tipo fabricadas en Brasil, México y Estados Unidos, país en el se presume existen 7.5 millones de consumidores.

Las bebidas energéticas probaron en primera instancia gran efectividad para días de arduo trabajo o estudio, o para situaciones de atención extrema, por lo que encontraron gran mercado en estudiantes y ejecutivos, para posteriormente dirigirse a trasnochadores con necesidad de recuperar energía y después a deportistas de alto rendimiento. Por cierto, para éstos que se desempeñan en el ámbito profesional es importante sugerir que revisen muy bien la etiqueta antes de su consumo, pues algunos de los compuestos son motivo de sanción por algunos órganos reguladores del deporte a nivel mundial.

Ahora bien, las mismas etiquetas deben advertir que su ingestión tiene que ser restringida en aquellas personas susceptibles a la cafeína, como hipertensos o con problemas de corazón, quienes pueden sufrir alteraciones en el ritmo cardiaco. Incluso en una persona sin este tipo de problemas una sobredosis de cafeína podría producirle taquicardia, temblores, insomnio, náuseas, diarrea, alucinaciones y vómito, entre otros síntomas, de manera que no hay que excederse en su consumo.

Igualmente, los pacientes con diabetes deben cuidar su empleo, ya que como parte de sus saborizantes se emplea dextrosa, azúcar de fruta que no siempre es bien tolerada.

No se puede ocultar que las bebidas energéticas han generado controversia sobre los efectos que producen cuando se combinan con alcohol, pero debemos reconocer que su promoción no esta ligada con este aspecto y que difícilmente podrían hacerlo, pues la autoridad sanitaria no lo aceptaría. Es por ello que la responsabilidad recae directamente en el consumidor y, yendo un poco más lejos, en los padres que tienen hijos adolescentes y no los alertan, en general, sobre los posibles peligros de sustancias estimulantes.

Pese a lo anterior, hay sitios donde se venden como cocteles, por ejemplo, el llamado "fuego sagrado", el cual es resultado de mezclar cualquiera de ellas con vodka, o el "volador", que incluye champán, cointreau y whisky. Se sabe que también hay quien las combina con drogas sintéticas que trastornan al sistema nervioso central, como el éxtasis, lo que resulta aun más peligroso, ya que puede alterar el estado de conciencia.

Lo cierto es que las bebidas energéticas tienen efectos positivos en quien se desvela para estudiar o requiere de vigor para salir a bailar, pero limitando su consumo a no más de dos latas, y teniendo muy en cuenta que no deben ser combinadas nunca con drogas ni alcohol.

SyM - Domingo de la Mora

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Qué comer de acuerdo al grupo sanguíneo


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore