Receta de pollo con ciruelas preparado en microondas - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Pollo con ciruelas preparado en microondas

Jueves 20 de abril del 2017, 01:00 pm, última actualización

El horno de microondas llegó para quedarse, pues ha mostrado que no sólo descongela o calienta alimentos, sino que también sirve para preparar suculentos platillos en poco tiempo. Sirva esta receta de pollo con ciruelas para comprobar sus bondades, acordes con las necesidades de hoy.

Pollo con ciruelas

La cocina ha cambiado desde que se introdujo en ella el horno de microondas, tanto así que para muchas personas es impensable la ausencia de este aparato que combina comodidad, sencillez de uso y notable rapidez para preparar y calentar platillos. A pesar de que en un principio contó con detractores que basaban sus objeciones en que pudiera alterar las propiedades de los alimentos o representar algún riesgo por sus emisiones, en la actualidad son cada vez menos debido a que ha demostrado con creces su funcionalidad y eficiencia.

En efecto, con el tiempo se ha demostrado que la preparación de alimentos en horno de microondas no reduce el valor nutricional y, al contrario, contribuye a conservar mejor las vitaminas y minerales. Esto se debe a que los alimentos se cocinan más rápido y sin la necesidad de grandes cantidades de agua, como cuando se hierven, de modo que el sabor y propiedades de un platillo no sufren mayor alteración.

Por lo que respecta a las radiaciones del microondas, cabe decir que éstas son ondas electromagnéticas que penetran sólo 1 ó 2 cm a partir de la superficie y provocan el movimiento o “fricción” de las moléculas de agua contenidas al interior del alimento, con lo cual se genera calor que se difunde por contacto al resto del alimento. En otras palabras, las microondas actúan principalmente sobre los fluidos y no modifican las estructuras sólidas de la mayoría de los alimentos, sin dejar de mencionar que su velocidad de calentamiento es hasta cuatro veces superior a la de otros sistemas convencionales.

Las microondas son una forma de energía confiable, ya que desaparecen al apagar el aparato y no permanecen en los alimentos una vez cocinados, a la vez que es muy difícil que escapen hacia el exterior mientras se usa el horno, debido a que el cristal de la puerta tiene una malla de metal que impide su salida.

Asimismo, se ha comprobado que este sistema rara vez interfiere con el marcapasos (aparato electrónico que se inserta bajo la piel para ayudar a que el corazón lata de manera apropiada), ya que ambos instrumentos han sufrido considerables mejorías que hacen más eficiente y menos vulnerable su funcionamiento, aunque en última instancia será el cardiólogo quien determine si el paciente con marcapasos puede hacer o no uso de este tipo de hornos.

Platillo nutritivo y fácil de digerir

La receta de pollo con ciruelas que presentamos a continuación es rica fuente de proteínas, minerales, vitaminas y fibra que se obtienen de sus ingredientes principales.

En cuanto a la carne del ave, cabe señalar que se trata de un alimento consumido en grandes cantidades por el ser humano, debido a que el pollo es una especie animal adaptable y fácil de criar, tanto así que su domesticación inició hace aproximadamente 4,500 años en la región del Indo, importante río de Asia meridional (India, Pakistán, Bangladesh, Nepal, Sri Lanka).

Se trata, además, de un alimento con gran versatilidad para ser cocinado, fácil de digerir (incluso más que el pavo o guajolote) y que resulta muy adecuado en dietas de control de peso, siempre y cuando se elimine la piel, se elijan las piezas del animal con menos grasa, como la pechuga, y se prepare con poco aceite. Asimismo, su contenido de purinas es bajo (sustancia que contribuye a la formación de ácido úrico), por lo que en cantidades moderadas puede ser parte de la dieta de personas con problemas reumáticos y gota.

Por lo que respecta a otros nutrientes, su aporte de proteínas es equiparable al de la carne roja (cerdo, res, cordero) y destaca su alto valor de vitaminas A, B3 (niacina) y B9 (ácido fólico), así como de potasio, fósforo, calcio, magnesio y sodio entre los minerales. También vale mencionar que, además de su consumo directo, la carne de pollo se emplea para la elaboración de derivados como embutidos, pastas finas tipo paté o platos precocidos.

En cuanto a la ciruela podemos decir que aporta hidratos de carbono, azúcares y fibra, los cuales son necesarios para la movilización intestinal y para que el organismo cuente con energía. Además, brinda importantes cantidades de vitaminas A y C, que benefician el funcionamiento de vista, músculos y sistema inmunológico (aquél que protege contra enfermedades), sin olvidar que son sustancias antioxidantes que detienen el envejecimiento celular y protegen contra varios tipos de tumores cancerígenos.

Por si fuera poco, la pulpa de este pequeño fruto es rico en minerales como potasio, calcio y magnesio, en tanto que la cascarilla es considerable fuente de carotenoides y flavonoides, potentes sustancias que impiden que el “colesterol malo” se deposite en la paredes de los vasos sanguíneos y, por tanto, previenen el surgimiento y evolución de enfermedades circulatorias degenerativas (reducen gradualmente la capacidad de venas, arterias y corazón), como aterosclerosis, en la que se forman depósitos de grasa en las paredes de las vías sanguíneas.

Una vez presentadas las propiedades de los principales alimentos contenidos en esta receta, le indicamos el proceso a seguir para su elaboración.

Pollo relleno con ciruelas

Ingredientes:

  • 1 pollo entero y sin vísceras, de aproximadamente 1.250 kg
  • 6 ciruelas grandes, sin hueso y partidas en pedazos medianos (prefiera las tipo Claudia o reina).
  • 1/2 kg de carne de res molida.
  • 1 diente de ajo picado.
  • 2 ramitas de perejil fresco picado.
  • 4 cucharadas de agua.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

Preparación:

Coloca en un platón la carne molida, trozos de ciruela, ajo y perejil, añadiéndoles una pizca de sal y un poco de aceite de oliva. Introduce esta preparación en el microondas durante 6 minutos a una potencia media, haciendo una pausa a la mitad de la cocción para remover la mezcla, dejándola reposar posteriormente a temperatura ambiente.

En tanto, lava el pollo por dentro y por fuera, quitando el exceso de grasa que pudiera tener, y sécalo ligeramente con papel absorbente de cocina. Una vez que la carne molida con las ciruelas esté a temperatura ambiente, rellena el pollo.

A continuación, pon en el microondas una bandeja para dorar (utiliza una diseñada específicamente para usar en este tipo de aparatos) con el agua y aceite, y tápala. Hornea durante 5 minutos a temperatura máxima.

Después incorpora el pollo, cerciorándote de que se encuentre bien colocado, y hornea durante 20 minutos a la misma potencia anterior, con el recipiente destapado. Concluido este tiempo, dale la vuelta, tápalo y vuelve a hornearlo 5 minutos más. Déjalo reposar 2 o 3 minutos y sírvelo.

Sólo nos resta hacer algunas observaciones en el uso del microondas que pueden ser de gran utilidad al preparar éste y otros platillos:

  • Para que los alimentos se calienten, las ondas electromagnéticas deben atravesar los recipientes que contienen a los alimentos, y para tal fin son adecuados materiales como vidrio, porcelana, loza, cerámica y las de plástico que indican explícitamente su compatibilidad con las microondas.
  • Sirven como materiales auxiliares el plástico adherible, las bolsas de cocción para horno e incluso los moldes de papel, aunque con cierta precaución, ya que se pueden quemar.
  • Nunca se deben utilizar metales, incluido el papel aluminio, ya que reflejan las microondas contra las paredes del horno y éste puede averiarse. Ocurre lo mismo con las vajillas de cerámica con dibujos o adornos con algún elemento metálico.
  • Algunos plásticos, al calentarse, llegan a desprender parte de sus componentes, los cuales pueden resultar tóxicos, por lo que se deben utilizar sólo aquellos recipientes que hayan sido fabricados especialmente para ser usados en hornos de microondas (llevan una etiqueta o símbolo que así lo indica).
  • Es imprescindible vigilar la cocción a través de la ventanilla, y si un alimento se derrama o se cuece excesivamente se debe detener el proceso para tratar de solucionar el problema. Recuerda que este tipo de hornos se apaga automáticamente al abrir la puerta, con el fin de evitar accidentes.
  • Nunca sirvas o consumas un alimento recién salido del microondas, ya que su temperatura no es uniforme (puede encontrarse más caliente en la superficie o en el interior). Es necesario dejarlo reposar unos minutos para que el calor se distribuya y no haya riesgo de quemaduras en boca y garganta.

Esperamos que esta receta sea del agrado de toda tu familia y que sea un buen principio para adentrarse en las ventajas que ofrece el horno de microondas a la cocina actual.

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Qué comer de acuerdo al grupo sanguíneo


Ver más...

El ponche mexicano contiene tantos nutrientes (minerales, vitaminas y calorías), que se ha incluido en la dieta de los astronautas que habitan la Estación Espacial Internacional.




Comscore