Receta para preparar sopa campesina en poco tiempo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Sopa campesina, representativa de la cocina mexicana

Martes 20 de junio del 2017, 12:22 pm, última actualización

A nivel internacional la Gastronomía se renueva constantemente, se incorporan exóticos productos y otros se mezclan gracias a ideas que en otro tiempo hubieran sido descabelladas. No obstante, la sopa ha trascendido a la historia y sigue siendo platillo indispensable en cualquier mesa; conoce esta receta para preparar sopa campesina, originaria del México rural.

Sopa campesina

Unas de las primeras utilidades que dio el hombre al fuego en cuanto logró su domino fue ablandar las duras carnes de los animales que cazaba, y poco a poco supo que éstas adquirían mejor sabor al cocerlas con agua y diversas hierbas. El caldo obtenido es el primer indicio de la sopa, misma que se incorporó a la civilización para no abandonarla jamás.

Así, no podemos dejar de pensar que este platillo ha sido a lo largo de la Historia el alimento que ha salvado a muchas personas del hambre, a veces sólo hechos de pan y agua, otras con verduras y cereales, y en ocasiones con carne. Por otra parte, los países occidentales han cultivado especialmente la tradición de la sopa como primer e importante plato de toda la comida.

Aunque la tradición de la sopa como plato caliente procede de países fríos, los habitantes de regiones cálidas han ideado recetas de preparación templada. Lo cierto es que siempre es reconocida como nutritiva, reconfortante y reconstituyente, al grado de que en gran número de ocasiones ha sido el único alimento de un enfermo.

Vale la pena mencionar que la palabra sopa proviene de latín suppe, cuya primera acepción es “pedazo de pan que se moja en un líquido”, la cual se popularizó en Europa en la Edad Media (siglos XVI a XVI).

Sopa en épocas de austeridad

Si bien se ha mencionado que la este platillo ha sido el sustento del hombre en momentos apremiantes, queremos hacer hincapié en ello, ya que situaciones de economía precaria en todo el mundo han llevado a crear recetas de sopa que aun en nuestros días son del gusto de miles de comensales.

La misma Historia cuenta en repetidas ocasiones de reuniones de habitantes de poblados en época de guerra en las que cada familia aportaba el producto que estuviera a su alcance para crear el platillo más inesperado, pero que pudiera cubrir el hambre y los nutrientes de la localidad. ¿Sabes cuántas recetas trascendieron esos momentos difíciles y sobreviven a nuestros días? ¡Miles! Y cada país da cuenta de ellas.

México no es la excepción a la regla y aunque la receta que ahora presentamos no procede de un momento de guerra, sí lo es de la población rural que ha vivido restricciones económicas de consideración. Así, puedes ver la combinación de ingredientes, pero para reconocer el aporte nutricional de los ingredientes de la sopa te lo explicaremos en seguida de manera detallada:

  • Ajo. Aporta proteínas, azufre, calcio, fósforo, hierro, sodio, potasio y vitaminas A, B1, B2, B3 y C. Uno de sus componentes más importantes es la alicina, capaz de eliminar bacterias y hongos.
  • Calabacitas. Importante fuente de potasio, magnesio y calcio, así como de vitaminas A, E, y B9 (ácido fólico); ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, mejora el estado de los tejidos que cubren al sistema respiratorio (mucosas), colabora en la eliminación de toxinas en sangre y contribuye a la buena visión.
  • Caldo de pollo o res. Cualquiera que sea su elección, su principal aporte nutricional será las proteínas que ambas carnes proporcionan.
  • Cebolla. Previene enfermedades respiratorias, evita estreñimiento y se considera importante antioxidante que retrasa el envejecimiento celular; además, proporciona minerales como azufre, hierro, potasio, calcio, magnesio, sodio y fósforo.
  • Chile poblano. Importante fuente de vitaminas A y C, por lo que su consumo ayuda a la formación de tejidos, optimiza el funcionamiento de la vista, disminuye el riesgo de padecer enfermedades respiratorias y reduce el envejecimiento celular. También incluye potasio, mineral que ayuda al riñón en su tarea de filtrar la sangre.
  • Elote. Incluyamos en este apartado a las tortillas elaboradas de maíz, de manera que nos proporcionan vitaminas A, K, B1, calorías, proteínas, hierro, fósforo, hidratos de carbono y grasas en una mínima proporción (3% a 5%), además de oligoelementos (sobre todo flúor), así como agua y celulosa que ayuda notablemente en el proceso digestivo.
  • Epazote. En forma tradicional se ha utilizado en infusiones calientes para controlar padecimientos digestivos (diarrea y dolor de estómago, principalmente) y trastornos menstruales (dolor o cólicos); no obstante, se le relaciona también en la eliminación de parásitos o lombrices intestinales.
  • Flor de calabaza. Se obtiene de la planta que produce este fruto, de manera que nos brinda considerables aportes nutricionales como vitamina A y C, importantes para el óptimo crecimiento y el funcionamiento de las mucosas y la vista. Asimismo, aporta minerales como sodio, potasio, hierro, calcio y zinc.
  • Queso. Aporta proteínas, grasas que proporcionan energía, fósforo y ante todo calcio, mineral básico para el desarrollo óseo de los seres humanos, por lo que se recomienda su consumo a niños en crecimiento, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad para evitar la pérdida de calcio en los huesos.

¿No te parece nutritiva?, en seguida te guiaremos en la forma de prepararla para 4 o 5 comensales.

Sopa campesina

Ingredientes:

  • 500 g de flor de calabaza.
  • 500 g de calabacitas.
  • 3 elotes.
  • 4 chiles poblanos.
  • 1 ramo de epazote.
  • 4 tortillas.
  • 125 g de queso rallado.
  • 125 g de queso fresco cortado en cuadritos.
  • 1 cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 2 litros de caldo de pollo o res.

Preparación:

Tuesta los chiles poblanos en un comal y córtalos en tiras (rajas); parte en cuadritos la calabacita, desgrana los elotes, corta la flor de calabaza en rajas sin quitar el corazón y pica finamente la cebolla. Corta en finas tiras (julianas) las tortillas y fríe en aceite vegetal (la receta original sugiere manteca de cerdo, pero puede complicar la digestión de algunos comensales), hasta llegar al punto de dorado.

Calabacitas, granos de elote, cebolla y ajo se fríen a punto de transparencia (acitronar). Agrega, poco a poco, el caldo de pollo o de res y después las flores de calabaza y las rajas de chiles; incorpora las hojas de epazote y deja hervir 15 a 20 minutos.

Sirve la sopa campesina en platos hondos o tazones, agrega el queso rallado, las tortillas doradas y crema al gusto.

Es importante hacer mención que en algunas regiones de nuestro país la receta cambia en algún ingrediente, por ejemplo, hay quien incorpora hongos o tocino, pero la tradicional es la que le hemos presentado. ¡Buen provecho!

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Alimentos crudos, para mejorar la digestión


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore