Efectos del consumo de refresco de cola con ciclamato de sodio - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Zero refresco de cola?

Miércoles 19 de abril del 2017, 04:06 pm, última actualización

Se ha creado fuerte polémica respecto al refresco Zero, ya que se dice que contiene sustancias que podrían ser nocivas. Mientras nuevos estudios ofrecen pruebas para ratificar o descartar estas sospechas, las autoridades piden a la población que modere su consumo.

Edulcorantes en refrescos de cola

El mercado de las gaseosas es una verdadera guerra en la que no hay tregua posible. Desde siempre, los mexicanos hemos tenido en el refresco a un invitado distinguido que nunca falta a las comidas, reuniones navideñas, bautizos y demás celebraciones, con y sin alcohol de por medio.

Desde hace casi 25 años se ha instaurado en el mundo entero la cultura light, la cual busca crear productos con reducido aporte de calorías y presumiblemente más saludables. Las embotelladoras más importantes del planeta no han sido indiferentes a este hecho, por lo que en 1983 fuimos testigo del lanzamiento de Coca Cola Light, cuya innovación consistió en el uso de un edulcorante (endulzante) sintético, llamado aspartame, para reducir su contenido de azúcar.

En 2007, la multinacional ha dado a conocer una nueva estrategia comercial basada en el lanzamiento de Coca Cola Zero, la cual promete al consumidor el mismo sabor que la bebida regular, pero sin una sola caloría. Sin embargo, al poco tiempo la prensa informó que la gaseosa contiene ciclamato de sodio, sustancia que fue prohibida en Estados Unidos desde 1969 por su posible participación en la generación de cáncer y su relación con problemas de esterilidad.

En México, no obstante, el agente mencionado ingresó a la lista de coadyuvantes para alimentos, bebidas y suplementos alimenticios permitidos por la Secretaría de Salud en julio de 2006, según un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación. Desde entonces, estamos en espera de que las autoridades ofrezcan datos concluyentes sobre la presunta peligrosidad de la bebida en cuestión.

¿Chispa de la vida?

Las opiniones se suceden en cascada para advertir a la población de los posibles riesgos en relación con la ingesta continua de este refresco. Por ejemplo, la licenciada Laura Olguín, catedrática de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, en la Ciudad de México, ha explicado que el ciclamato de sodio puede provocar cáncer cuando se consume exageradamente, pero no sólo a través de los refrescos, sino gracias a la suma de todos los productos dietéticos que se encuentran al alcance de los consumidores.

Al respecto, vale la pena mencionar que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un ser humano no debe consumir al día más de 11 miligramos de ciclamato de sodio por cada kilo de su peso corporal. La presencia del compuesto está controlada en productos como Coca Cola Zero, que contiene 25 miligramos sobre 100 gramos en cada una de sus latas de 355 mililitros.

Una crítica más es la de quienes culpan a la refresquera de no colocar advertencias en los envases de la bebida para evitar que la consuman quienes sufren hipertensión arterial (presión sanguínea elevada) o padecen daño renal. De cualquier forma, lo más recomendable para personas que se precien de estar sanas es consumir, como máximo, una lata de este tipo de bebida al día.

En el mismo sentido se ha manifestado la organización civil El poder del consumidor, la cual sugiere que Coca Cola Zero incluya una advertencia para que no sea consumida por mujeres embarazadas. El organismo afirma que dicha sustancia es nociva y puede cruzar la barrera de la placenta, por lo que el feto, presumiblemente, podría presentar una concentración de una cuarta parte del ciclamato de sodio que tenga la madre.

La representación ciudadana solicitó a la Secretaría de Salud que, si mantiene la autorización para el uso de ciclamato de sodio como endulzante, se incluya en el envase una leyenda que señale que la bebida tampoco debe ser ingerida por niñas, niños, jóvenes y personas de bajo peso. Los consumidores, asegura un comunicado emitido por El poder del consumidor, "tenemos derecho a estar informados de estos riesgos y, cuando hay incertidumbre, debe aplicarse el principio precautorio".

Alejandro Calvillo, director del organismo citado, enfatizó que no existe la certeza de que el ciclamato de sodio sea inofensivo para el feto y que tampoco se han hecho estudios para evaluar los efectos de varios aditivos combinados (la mayor parte de ellos tienen la cualidad de cruzar la placenta) en aquellos bebés que todavía se encuentren en formación dentro del vientre de la madre.

"Los aditivos se han convertido en un problema de salud pública y existe un caos en cuanto a su regulación. En Europa, varios edulcorantes están prohibidos para ser utilizados en productos dirigidos a niñas, niños o mujeres embarazadas", advirtió el ombdusman del consumidor.

Moderar el consumo

La Secretaría de Salud analizará si el ciclamato de sodio, endulzante utilizado en la elaboración del refresco que nos compete, causa daños a la salud; en caso de ser así, se le retirará el permiso a la empresa para su comercialización. Así lo estableció hace unos días el secretario de Salud, José Ángel Córdova, quien señaló, además, que mientras se obtienen los resultados del nuevo análisis no se debe suministrar este producto a niños o personas con bajo peso.

El funcionario reconoció que la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó en 2006 el consumo de ciclamato de sodio, debido a que cumplía con las normas mexicanas. Sin embargo, esta instancia realizará un nuevo estudio para determinar si la sustancia es dañina o no. En unas semanas se tendrán los resultados y entonces, dijo, se determinará lo que procede.

“Tal vez sería necesaria una etiqueta con la advertencia de su consumo para niños, jóvenes y, sobre todo, personas con bajo peso, porque serían las más afectadas. Por lo pronto, es preferible que la población no abuse de la bebida”, concluyó.

Al día de hoy…

Ante la controversia, la compañía refresquera reformuló la Coca Zero para retirar el aditivo ciclamato de sodio.

La fórmula, que asegura ser sin calorías, hoy está endulzada con aspartame y acesulfame K, edulcorantes artificiales admitidos por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para consumo humano, en la elaboración de alimentos y bebidas, en julio de 2006.

El aspartame es el resultado de la combinación de dos aminoácidos (ácido aspártico y fenilalanina). La Agencia de Alimento y Drogas de Estados Unidos (FDA, por su siglas en inglés) indica que el consumo seguro de este endulzante es de 0.50 miligramos por kilogramo corporal, es decir, un adulto con un peso de 70 kilos tendría que tomar 17 latas de refresco de 355 mililitros para pasar la cantidad diaria aceptable.

El acesulfame K, unas 200 veces más dulce que el azúcar, no es metabolizado por el cuerpo por lo que sale de él sin sufrir cambios.

Al final, tú decides: ¿tomarla o no?

SyM - Manuel Tarres

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Alimentos crudos, para mejorar la digestión


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore