Alimentos light: en exceso pueden ocasionar daño renal - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Alimentos light: en exceso pueden ocasionar daño renal

Jueves 20 de abril del 2017, 11:28 am, última actualización

Los productos bajos en calorías son parte de la vida cotidiana, y es posible que los utilices para mantener peso ideal o reducir el colesterol. No obstante, debes saber que su consumo excesivo puede generar problemas de salud debido a los aditivos que contienen.

Alimentos light: en exceso pueden ocasionar daño renal

Llamamos aditivo a toda sustancia, principalmente obtenida en un laboratorio, que se utiliza durante el procesamiento de un producto alimenticio para darle determinado valor nutrimental o propiedad. En efecto, dichos ingredientes modifican las características organolépticas (que se perciben a través de los sentidos) para, por ejemplo, aromatizar un yogurt, acentuar el color de una mermelada, endulzar un refresco light o mejorar un proceso de conservación.

Así, estos componentes químicos pueden ser saborizantes, endulzantes (edulcorantes), colorantes, emulsificantes (que permiten unir agua y aceite) y conservadores, principalmente. Algunos de los más utilizados son: sacarina, aspartame, conservadores de sodio (benzoato de sodio, ciclamato monosódico, glutamato monosódico), ácido benzoico, goma, ceras y almidón de maíz.

“Son aditivos desde el momento en que de forma intencionada sirven para modificar las características de algún alimento, por lo que cuando lo consume el ser humano en exceso y durante un tiempo prolongado pueden afectar su salud”, asegura Rebeca Castro Leyva, nutricionista y exjefa de Nutrición y Dietética del Hospital General de Zona 2-A Troncoso del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la Ciudad de México.

Peligro latente

La especialista señala que los riesgos de estas sustancias se relacionan con la cantidad de aditivos empleados en el alimento, además de la frecuencia con que se consumen. Por ello, quienes los ingieren regularmente están más expuestos a sufrir efectos adversos en su salud que quien los toma de vez en cuando.

“Estos productos deben consumirse con moderación y no son recomendables en las etapas de crecimiento (infancia, adolescencia, embarazo y lactancia), ya que son periodos en los que se requiere mayor aporte de carbohidratos, grasas y proteínas”, reconoce la entrevistada, quien actualmente se dedica a la consulta privada y forma parte de la asociación civil Compasión, que se enfoca a la investigación y asesoría en temas de nutrición infantil.

La nutricionista explica que en ningún momento puede considerarse que la inclusión de alimentos light en la dieta permitirá bajar de peso pues, si bien es cierto que contienen en promedio 30% menos calorías, grasas, sodio y azúcares que los productos normales, una baja ingesta de estos componentes podría traducirse en hipertensión (presión arterial elevada), desórdenes gástricos o afecciones renales.

De esta forma, explica que el riñón se sobrecarga cuando se abusa en el consumo de aditivos, ya que estas sustancias no son naturales; fueron creadas para dar mejor sabor, olor, color o consistencia, pero el organismo no puede procesarlas por completo porque no está capacitado para ello.

“En mi práctica no recomiendo alimentos light como parte de los planes de alimentación, ni para sustituir otros productos naturales ni para consumir en forma común, debido a las cargas osmolares (cantidad de partículas por filtrar) que el riñón debe procesar con los aditivos”, reconoce la entrevistada.

Asimismo, explica que muchas personas consideran que su salud mejorará en caso de consumir únicamente productos light o sin colesterol, pero aclara que esto no es verdad y que, incluso, pueden caer en trampas publicitarias. En este sentido, la experta señala que el empaque de algunos panes de caja tiene la leyenda “libre de colesterol”, siendo que el pan, por definición, no contiene esta sustancia porque no se elabora con grasas de origen animal. Más bien, lo que el fabricante busca con esta etiqueta es mejorar la percepción de su producto y encarecerlo.

“Es vital que los consumidores sepan que basta con tomar mayor cantidad de agua y fibra a través de frutas y verduras para que nuestro organismo se lleve el colesterol malo; además, de esta forma hasta es posible prevenir la aparición de cáncer de colon”, apunta la nutricionista.

Recomendaciones

Rebeca Castro nos brinda varios consejos para evitar los aditivos y disfrutar de una alimentación saludable:

  • Debemos hacer un consumo responsable no sólo de los alimentos light, sino de todos en general. Lo más adecuado es tener una dieta sana, basada en productos naturales y de preferencia sin aditivos.
  • Tenemos que leer las etiquetas para conocer los valores nutrimentales de cada producto, como cantidad de grasa, azúcar y otros nutrientes. Esto nos permitirá saber si nos conviene consumirlo, más aún si se padece diabetes (elevada concentración de azúcar en la sangre), obesidad o presión arterial elevada. También es importante saber qué tipo de grasas contiene, y recordar que debemos evitar las saturadas o hidrogenadas.
  • Podemos tomar ocasionalmente alimentos light, como en algunas reuniones donde sirven refrescos de este tipo, pero sólo en tales circunstancias.
  • Quienes ya padecen algún mal renal deben evitar los conservadores para no dañar más sus riñones.
  • Las personas sanas deben ingerir 2 litros de agua natural al día, y no sustituirla por refrescos. Por desgracia, debemos recordar que México tiene el mayor índice de consumo a nivel mundial por persona de estas bebidas, lo cual ha sido perjudicial.
  • Es importante desterrar malos hábitos alimenticios, como comer mal. Por ejemplo, hay personas que consumen una torta con un refresco light, pensando que con esto no engordarán, a pesar de los azúcares incluidos en el pan o la mayonesa.
  • Otra mala costumbre por desterrar es no desayunar. Además de que saltarse esta comida hace que el organismo no funcione óptimamente, pasar largos periodos sin alimentos favorece la aparición de gastritis (inflamación estomacal). Lo más conveniente es preparar algo en casa, a fin de garantizar su higiene.
  • En la actualidad contamos con una guía adecuada para nuestra alimentación: el Plato del buen comer. Éste nos recomienda consumir mayor cantidad de fibra a través de frutas y verduras, menos cantidad de cereales y mucho menos azúcares refinados.
  • Debemos empezar la educación alimenticia en casa. No es suficiente con que se prohíba la comida chatarra en las escuelas cuando la alimentación en los hogares consiste en refrescos, hamburguesas, pizza y jugos envasados.
  • Siempre será importante favorecer la actividad física constante, 30 minutos de ejercicio al día son suficientes.

Finalmente, puntualiza Rebeca Castro, “en México existe una norma sobre el uso de aditivos en los alimentos, pero en la actualidad no se aplica con el mismo rigor que en otros países. Por suerte se está trabajando en este tema y esperamos que pronto tengamos resultados positivos”.

SyM - Adriana Nolasco

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Alimentos crudos, para mejorar la digestión


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore