Ácido fólico para la prevención de defectos congénitos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Contra defectos congénitos, ácido fólico

Viernes 16 de junio del 2017, 02:03 pm, última actualización

Si estás planeando embarazarte considera que el consumo de ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es recomendable antes y durante el primer trimestre de la gestación, ya que ayuda a reducir el riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento, hasta en 70%.

Contra defectos congénitos, ácido fólico

Para tener un hijo sano y un embarazo sin problemas es importante que las mujeres verifiquen que su estado de salud es óptimo, que se apliquen vacunas contra la rubéola, tétanos y difteria, y se vitaminen, lo cual puede realizarse cuando las gestaciones son planificadas.

Antes y durante el primer trimestre de gravidez es indispensable que la dieta sea rica en nutrientes, entre los esenciales se encuentran calcio, hierro y ácido fólico, pues de esta manera se protege al embrión, ya que en la etapa mencionada se desarrollan todos sus órganos.

Diversas investigaciones han demostrado que la vitamina B9 tiene la capacidad de reducir el riesgo de procrear un bebé con defectos o malformaciones congénitas, término que se refiere a las alteraciones que se presentan en la forma, localización y función de las distintas partes y órganos del cuerpo; se clasifican en físicas o psíquicas, y pueden manifestarse en el momento del nacimiento o durante la infancia.

¿De qué manera el ácido fólico previene los problemas congénitos? Esta vitamina participa en la construcción del ADN (ácido desoxirribonucleico), proteína que se encarga de recoger el material genético y regir el metabolismo de las células. Entonces, cuando una mujer embarazada lo consume, el nivel del nutriente se incrementa en la sangre y, por tanto, reduce la probabilidad de tener un bebé enfermo.

Pero eso no es todo, además cumple otra función importante durante el periodo de gravidez, pues una mujer encinta necesita vitamina B9 para producir los glóbulos rojos adicionales que requiere tanto ella como el bebé, lo cual permite rápido crecimiento de la placenta y feto.

Por otra parte, se sabe que el nutriente antes citado es básico para incrementar la cantidad de leche materna, prevenir anemia y úlceras bucales, favorecer el buen estado del cutis, retardar la aparición de canas y proteger contra el ataque de parásitos intestinales.

Malformaciones congénitas

El ácido fólico previene, principalmente, las deformaciones que dañan al tubo neural, que es la estructura embriónica que al desarrollarse forma el cerebro y médula espinal. Dicha parte se origina a partir de una capa plana de células que posteriormente da lugar a un órgano en forma de cilindro, proceso que ocurre antes del día 29 de gestación; cuando esa estructura anatómica no se cierra completamente, se considera que el feto tiene un defecto, lo que puede derivar en aborto espontáneo.

Esta situación también puede ocasionarles a los pequeños un padecimiento llamado espina bífida, problema que produce parálisis en la parte inferior del cuerpo debido a que la columna vertebral está dañada, asimismo, se corre el riesgo de que presenten anencefalia, que se refiere a la ausencia parcial o total del cerebro. Otros defectos de nacimiento que el ácido fólico puede ayudar a prevenir son labio leporino (también se le conoce como paladar hendido), malformaciones cardiacas y en el aparato urinario.

Las causas por las que se desarrollan este tipo de problemas son múltiples, entre las más comunes se encuentran: factores hereditarios, exposición a radiación o sustancias tóxicas, consumo de medicamentos durante los tres primeros meses de embarazo y edad de los padres, por ejemplo, cuando la mujer tiene 35 años o más y el hombre 45, existe mayor riesgo de engendrar a su primer bebé con alguno de los problemas descritos.

Si una pareja experimenta una o varias de las condiciones anteriores o ya tuvo un hijo con defectos congénitos, es muy importante que acuda con el genetista, especialista médico que le proporcionará asesoría y tratamientos para lograr un embarazo sano, o bien, le aconsejará evitar la gestación.

Por tanto, se recomienda que todas las mujeres en edad fértil sigan una dieta que incluya alimentos ricos en ácido fólico, como leche, queso, huevo, hígado, riñón, carne, vegetales con hojas verdes y lentejas, lo cual puede apoyarse con multivitamínicos o complementos alimenticios.

La ventaja que brindan los productos antes citados es que contienen una forma sintética de ácido fólico que el cuerpo puede absorber con mayor facilidad que cuando se encuentra en su forma natural; esto se debe a que la cocción y el almacenamiento de alimentos puede destruir parte del nutriente que contienen, pero ello no significa que tengan que hacerse a un lado, sino que ambos deben complementarse.

SyM - Roberto Guzmán

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Nutrición

Alimentos crudos, para mejorar la digestión


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore