Centro de Nutrición / Prevención

Dieta anticelulitis: pequeños sacrificios, grandes resultados

La celulitis es un padecimiento que no hace distinción entre las mujeres a las que afecta, pues hace presa a jóvenes o de mediana edad, delgadas o con exceso de peso, en otras palabras, ¡a prácticamente todas! Combatirla está en tus manos, o debo decir en las nuestras, y sólo requiere un poco de disciplina y voluntad.

En primera instancia es importante recordar que la celulitis es un padecimiento que se caracteriza por formar grumos y depósitos grandes e irregulares de grasa en cadera, nalgas y muslos, debido a que las venas ubicadas en estas regiones pierden tonicidad y elasticidad, lo que ocasiona que la sangre no circule adecuadamente y que las células no sean nutridas como debe ser, teniendo como consecuencia que la grasa se vaya acumulando en forma anormal y que se formen toxinas que destruyen colágeno y elastina (componentes que ayudan a mantener la piel suave y firme), provocando flacidez.

La también llamada "piel de naranja" es un problema que empeora con los años, principalmente si se lleva vida sedentaria (poca actividad física) y dieta desequilibrada. Es así que si se enfrentan estos dos factores, la celulitis puede ser controlada.

Debido a que los alimentos que ingerimos juegan papel esencial en la generación de este padecimiento, pon especial atención en los siguientes aspectos y los resultados se verán en unas semanas:

Si tiendes a retener líquidos considera beber agua de jamaica hervida con perejil y cabellos de elote, pues ayuda a eliminar sustancias tóxicas de los tejidos; el mismo objetivo se cumple al tomar tés después de cada comida, como el verde o de salvia.

Menú

El siguiente régimen alimenticio tiene la finalidad de librar al organismo de ciertas impurezas que contribuyen a la aparición de celulitis; puedes empezar a ver resultados en tan sólo tres semanas.

Lunes

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Martes

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Miércoles

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Jueves

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Viernes

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Sábado

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Domingo

Desayuno:

Almuerzo:

Comida:

Merienda:

Cena:

Ejercicio como complemento

Ciertas actividades físicas pueden activar la circulación sanguínea, como correr sin hacer esfuerzo excesivo, nadar o andar en bicicleta; con solo 30 minutos al día lograrás, además, tonificar tus músculos. Finalmente, te aconsejamos no utilizar ropa muy ajustada, ya que esto impide la buena circulación y favorece la retención de líquidos.

Recuerda, todo depende de tu constancia, pues los resultados pueden ser espectaculares.