Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Perfil tiroideo

Martes 08 de abril del 2014, 12:30 pm, última actualización.

Prueba que permite valorar la funcionalidad de la glándula tiroides, ubicada en el cuello, justo por delante de la tráquea. Esta estructura tiene la función de producir hormonas que regulan el metabolismo del cuerpo (forma en que se obtiene energía de los alimentos ingeridos), crecimiento, desarrollo (en especial en el niño y el feto) y respiración, entre otros.

Perfil tiroideo, Funcionalidad de la glándula tiroides

El perfil tiroideo es fundamental para descartar o determinar padecimientos de la tiroides, en concreto hipotiroidismo (liberación hormonal insuficiente: genera sensibilidad al frío, estreñimiento, depresión, cansancio, dolor muscular y articular, cabello y uñas quebradizos, menstruación abundante y aumento de peso involuntario) e hipertiroidismo (producción excesiva de hormonas: ocasiona fatiga, deposiciones frecuentes, intolerancia al calor, aumento de apetito, sudoración abundante, nerviosismo, menstruación irregular y pérdida de peso).

Para qué sirve la prueba de perfil tiroideo

Además de comprobar o descartar la sospecha de enfermedad de la tiroides, ofrece al especialista tratante (médico general, endocrinólogo) las bases del tratamiento a seguir, en caso de que se confirme la existencia de alguna anormalidad.

En concreto, se basa en la medición de cuatro hormonas:

  • Triyodotironina (T3). Desempeña papel importante en el control corporal del metabolismo; por ejemplo, regula el consumo de oxígeno, la degradación de grasas o la formación de músculos.
  • Tiroxina (T4). La tiroides secreta esta hormona para que se distribuya por todo el organismo y los tejidos la conviertan en T3 por acción de una enzima especial (5’-desyodasa). Sus funciones son idénticas a las ya mencionadas.
  • T3 reversa (rT3). Es la forma inactiva de las hormonas tiroideas, que normalmente se genera en los tejidos (por acción de la 5-desyodasa) cuando hay aumento del metabolismo basal (valor normal de energía necesaria para que las células subsistan), con el fin de disminuirlo. Dicha sustancia es de desecho y no tiene beneficio para el organismo.
  • T4 libre. Es hormona T4 que se ha liberado de aquellas proteínas que le permiten viajar hacia los distintos tejidos del cuerpo; puede ser aprovechada para transformarse en T3 y cumplir sus funciones.

La prueba de perfil tiroideo también sirve para dar seguimiento a pacientes con hipertiroidismo e hipotiroidismo diagnosticado, así como para vigilar la actividad de las glándulas hipófisis e hipotálamo, localizadas en la base del cráneo.

En qué consiste

Es necesario tomar muestra sanguínea, cuya extracción se obtiene de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio donde se realizará la punción se asea con antiséptico y luego se coloca banda elástica en la región superior del brazo, a fin de aplicar presión en el área y hacer que la vena se llene.

A continuación se introduce aguja en la vía sanguínea y se deposita el fluido en frasco hermético o tubo pegado a la cánula. La liga se retira del brazo y se cubre el sitio con algodón para detener cualquier sangrado.

En bebés o en niños pequeños se puede utilizar instrumento puntiagudo, llamado lanceta, para punzar la piel y hacerla sangrar. Este líquido se recoge en tubo pequeño de vidrio conocido como pipeta o en portaobjetos.

Las muestras de sangre se llevan al laboratorio para estudiarse con ayuda de reactivos especiales. Por lo general, los resultados se obtienen en poco tiempo, aunque esto dependerá del lugar en que se realice el análisis.

Preparación del paciente

Salvo alguna indicación especial del médico tratante, sólo es necesario acudir en ayunas.

Riesgos del perfil tiroideo

Algunas secuelas relacionadas con la extracción de sangre son leves y pueden incluir hemorragia, desmayo, mareo, hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel) o infección (puede ocurrir cada vez que se presenta ruptura de la piel). Ello dependerá de las características de las vías sanguíneas del paciente, ya que su tamaño y resistencia varían en cada persona, y hay casos en los que pueden producirse lesiones con facilidad.

Asimismo, es importante recordar que la aguja utilizada siempre debe ser estéril y desechable, a fin de evitar la propagación de infecciones como las causadas por los virus de inmunodeficiencia humana (VIH, que ocasiona el sida) o de la hepatitis B y C (generan daño en el hígado y condicionan la formación de cáncer).

Resultados

En el caso de la T3, el rango para los valores normales es de 100 a 200 ng/dl (nanogramos por decilitro).

Los niveles por encima de lo normal de esta hormona pueden indicar:

  • Alta concentración de proteína que transporta T3 en la sangre (puede ocurrir normalmente con el embarazo, uso de anticonceptivo hormonal, enfermedad hepática, o a causa de una afección hereditaria).
  • Hipertiroidismo.
  • Cáncer tiroideo.

Cifras inferiores a las esperadas podrían indicar:

  • Padecer alguna enfermedad prolongada.
  • Hipotiroidismo.
  • Inanición (consecuencia de prolongada insuficiencia alimentaria).

Por lo que respecta a la hormona T4, el rango normal va de 4.5 a 11.2 mcg/dl (microgramos por decilitro). Una concentración superior a ésta puede deberse a afecciones como:

  • Enfermedad de Graves (causante de hipertiroidismo).
  • Tumoraciones.
  • Elevación en el nivel de proteínas que transportan T4 en sangre (debido a embarazo, uso de anticonceptivos hormonales, enfermedades hereditarias o afección del hígado).
  • Hipertiroidismo inducido por yodo.
  • Tiroiditis (inflamación de la tiroides) subaguda o crónica.
  • Bocio multinodular tóxico (agrandamiento de la glándula tiroides debido a la presencia de tumor o tumores redondos y pequeños, llamados nódulos).
  • Enfermedad trofoblástica (crecimiento de tumores dentro del útero o matriz).

A su vez, las cifras de T4 pueden ser inferiores a lo esperado por:

  • Hipotiroidismo.
  • Desnutrición o ayuno.
  • Uso de ciertos medicamentos.
  • Padecer alguna enfermedad.

Los resultados de esta prueba serán interpretados por el endocrinólogo o médico general, quien se encargará de establecer el tratamiento a seguir, siempre que los valores sean anormales.

Fuentes:

  • Varela da Costa, César, et al. Endocrinología y Nutrición. Guía Terapéutica. Madrid: Edika Med; 2007.
  • Harrison, Tinsley Randolph, Fauci, Anthony, et al. Harrison. Principios de Medicina Interna. 16ª Edición. España: Editorial McGraw-Hill; 2005.
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos / Institutos Nacionales de Salud (NIH). Examen de T3. Portal MedlinePlus [en línea]. 20 de abril de 2010 [fecha de acceso: 24 de noviembre de 2010]. URL disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003687.htm
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos / Institutos Nacionales de Salud (NIH). Examen de T4. Portal MedlinePlus [en línea]. 20 de abril de 2010 [fecha de acceso: 24 de noviembre de 2010]. URL disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003517.htm

SyM

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Obesidad

Sobrepeso


Ver más...

Logo Comscore