Prevención del cáncer, paradigma mundial - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cáncer, paradigma mundial

Martes 21 de febrero del 2017, 05:29 pm, última actualización

De acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa), el cáncer representa la segunda causa de muerte en México, pues cada año se registran aproximadamente 100 mil casos nuevos y 60 mil defunciones por esta enfermedad.

Cáncer

El cáncer ha alcanzado grandes magnitudes en todo el mundo y su incidencia sigue en aumento, “lo cual se asocia a mayor esperanza de vida (el pico de la enfermedad se ubica entre los 40 y 60 años), predisposición genética y factores de riesgo como tabaquismo, obesidad, falta de actividad física y tipo de alimentación (alta en grasas)”, comenta el Dr. Alejandro Mohar Betancourt, director del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) de la Secretaría de Salud (Ssa), localizado en la Ciudad de México.

En la actualidad, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 24.6 millones de personas padecen cáncer y se calcula que en el año 2020 habrá 30 millones de casos. Para ese entonces podría haber causado ya 10 millones de decesos.

“En México dicha enfermedad afecta a 1 de cada 3 personas, y se calcula que 1 de cada 3 hombres y 1 de cada 4 mujeres lo sufrirán”, refiere el directivo del Incan.

Problema del siglo

A principios del siglo XX la mortalidad por cáncer se ubicaba en el séptimo lugar en los países desarrollados. “Ahora ocupa el segundo, tras las enfermedades cardiovasculares, pero en algunos lugares comienza a situarse en el primero. Genera más fallecimientos que la tuberculosis, VIH-Sida y paludismo juntos, y se estima que 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres de aquellas naciones lo padecerán”, advierte en conferencia el Dr. David Khayat, presidente del Instituto Nacional de Cáncer en París, Francia.

Podría decirse que el cáncer acaba con 30% de la población mundial; los accidentes cardiovasculares son responsables de otro 30% de fallecimientos y del resto se encargan las demás enfermedades. ¿A qué se debe este ritmo de aceleración en poco más 100 años? El Dr. Khayat coincide con los factores citados por el director del Incan, y agrega a la lista la contaminación ambiental, exposición excesiva al Sol a causa de la moda del bronceado e infecciones por ciertos microorganismos (en especial, virus).

Tal incremento conlleva elevado costo en los ámbitos personal, familiar y laboral, mismo que pudiera ser menor si se previniera o tratara a tiempo. “En este sentido, la investigación y hospitales como el Incan son sabias inversiones que en el largo plazo ahorrarán sufrimiento y gastos a los pacientes, familia y sistemas de salud”, señala el Dr. Stephen Peter Tomasovic, vicepresidente mayor para Asuntos Académicos del Centro del Cáncer de la Universidad de Texas M. D. Anderson, en Estados Unidos.

Sin embargo, advierte el Dr. Mohar Betancourt, una de las mayores dificultades es que 80% de los pacientes que llegan a atenderse al Incan por primera vez, presentan la enfermedad en fases avanzadas. “Ello minimiza las posibilidades de curación y sólo es posible brindarles tratamientos paliativos (calmantes); además, el servicio está saturado al grado de que en las instalaciones ya no hay lugar ni para estar de pie”.

El más mortal

Si bien hablar de cáncer conlleva referir por lo menos 100 enfermedades distintas, sólo algunos tipos se presentan con mayor frecuencia. En el caso de México se fusiona la existencia de tumores propios de las sociedades desarrolladas (como el de mama) y de los países en vías de desarrollo, como gástricos, hepáticos y cérvico-uterinos. Otros de alta frecuencia son el de próstata, pulmón y colon.

Sin duda, entre los más graves destaca el de pulmón, “pues su mortalidad es aproximadamente de 95%; no obstante 1 de cada 3 de estos tumores diagnosticados en el mundo pudieron haberse prevenido al evitar el tabaquismo”, asevera el director del Incan.

Al respecto, el Dr. Khayat enfatiza que el cáncer pulmonar es uno de los de peor pronóstico y asegura que en algunos años constituirá la primera causa de muerte por tumor maligno en población femenina. Cabe recordar que en Estados Unidos las mujeres adquirieron el hábito de fumar después de la Segunda Guerra Mundial, mientras que en Europa iniciaron en el decenio 1960-70.

A la vanguardia

Hace algunos años el principal objetivo del tratamiento del cáncer consistía en elevar la supervivencia del paciente y, de ser posible, lograr su curación. Sin embargo, el manejo del enfermo oncológico ha cambiado y ahora tiene un lugar importante la calidad de vida.

Y como muestra de lo anterior tenemos que en alto porcentaje es posible mantener bajo control dos de los síntomas más frecuentes y menos tolerados, como dolor y cansancio. Asimismo, vómito, náusea y alopecia o calvicie pueden minimizarse.

Otros avances incluyen métodos de diagnóstico más precisos, atención por parte de equipo multidisciplinario constituido por oncólogo, cirujano y radioterapeuta, entre otros y, por último, podemos citar los tratamientos capaces de destruir específicamente células cancerosas, conocidos como terapias biológicas o dirigidas.

En la última década, destacan las contribuciones de la Biología Molecular en cuanto al conocimiento de la fisiopatología del cáncer y apertura de nuevas vías terapéuticas. El Dr. David Khayat explica que ello aplica a la radioterapia y medicamentos; es posible reproducir en laboratorio algunas sustancias y elementos del sistema de defensas humano para usarlos en el tratamiento.

“El objetivo es matar las células cancerosas sin dañar a las sanas. Distintos fármacos realizan esta función y algunos de ellos se encuentran en fases de investigación avanzadas”, detalla el especialista parisino.

A su vez, el director del Incan resalta que en los últimos años se han tenido avances en la infraestructura del instituto; entre ellos destaca un sistema de radioterapia que lanza un rayo capaz de combatir al tumor maligno sin dañar tejidos sanos.

Tales avances no hubieran sido posibles sin la estrecha relación entre investigación básica y aplicada. “En los últimos 20 años se ha comprendido cómo viven las células cancerosas dentro de un tejido, y todo este conocimiento ha permitido el desarrollo de nuevos tratamientos para combatirlas”, resalta el Dr. Alejandro Sweet-Cordero, profesor de la Escuela de Medicina de Stanford, Estados Unidos.

A vencer

El cáncer es uno de los grandes paradigmas médicos, pues los expertos todavía tienen que trabajar sobre distintos puntos. Al respecto, el Dr. Sweet-Cordero destaca que hace falta una cultura de prevención, a lo que se suma la detección tardía de la enfermedad. “Se ha demostrado que gran parte de la población mundial presenta tasas cada vez más elevadas de morbilidad (porcentaje de individuos que contrae la enfermedad) y mortalidad (número de fallecimientos) por cáncer, debido a que no tienen acceso a buena atención médica”.

A nivel nacional, pese a existir tratamientos efectivos, su alto costo impide a muchos pacientes tener acceso a ellos. “Es crucial impulsar las campañas de prevención y diagnóstico temprano, así como lograr que los medicamentos se distribuyan en forma gratuita”, indica el especialista.

Para el Dr. David Khayat, uno de los retos en el manejo del cáncer es el creciente envejecimiento de la población. “Desgraciadamente, la mayoría de los estudios realizados hasta ahora excluye a la gente mayor. Y, por otra parte, es fundamental luchar para que el paciente tenga bienestar físico, psíquico y social, se logre o no su curación”.

Las terapias dirigidas también generarán nuevos retos a la comunidad científica y médica. “Tendremos más sobrevivientes de la enfermedad, lo que implica pensar en la salud de aquellos que pudieran vivir con un cáncer bajo control, o bien, en un futuro es probable que se presenten problemas secundarios como resultado de los tratamientos”, puntualizó el Dr. Stephen Peter Tomasovic.

En materia de cáncer falta mucho por hacer e investigar, pero la responsabilidad no sólo recae en científicos y médicos, sino en toda la población. De ahí la importancia de tomar conciencia sobre los factores de riesgo y, ante todo, iniciar medidas preventivas desde ahora para no lamentarnos después.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Obesidad

¡Programa a tu cerebro para perder peso!


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore