Gota en jóvenes por acumulación de ácido úrico - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Hoy la gota ataca a edades más tempranas

Martes 21 de febrero del 2017, 05:20 pm, última actualización

Hasta hace poco se consideraba que este problema articular sólo afectaba a adultos mayores; ahora, la gota, que aparece como consecuencia del desequilibrio general del organismo, se observa en edades más tempranas, debido a mala alimentación e inactividad física.

Gota, Ácido úrico, Obesidad

Es probable que la gota, enfermedad inflamatoria de las articulaciones producida por acumulación de ácido úrico (sustancia de desecho del organismo), no te sea muy familiar de primera intención. Sin embargo, lo más seguro es que cambies de opinión si te decimos que la imagen clásica de este mal es la de una persona que debe encontrarse con la pierna inmóvil, muchas veces en alto, para protegerse de sufrir un golpe en el primer ortejo o “dedo gordo” del pie.

Hasta hace unos cuantos años la gota se consideraba exclusiva de la tercera edad, pero hoy cobra especial notoriedad, ya que se ha comprobado que está “tocando a la puerta” a individuos con edad entre 40 y 50 años, los cuales, lamentablemente, también pertenecen a la población que padece alguna enfermedad crónica.

De acuerdo con estimaciones epidemiológicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 1% de la población general padece gota, en una relación de 20 a 1 a favor del hombre, situación que tiende a equilibrarse cuando las integrantes del sexo femenino llegan a la menopausia.

Alimentación a juicio

De acuerdo con el reumatólogo Miguel Ángel Saavedra Salinas, adscrito al Centro Médico Nacional La Raza, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (en la Ciudad de México), la gota ataca cada vez con más frecuencia a la población menor de 40 años, lo que se debe en gran medida a las altas concentraciones de ácido úrico que poseen los alimentos que consumimos habitualmente.

Claro está que cuando una persona posee factores de riesgo genéticos, dice el médico egresado de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, “tendrá mayor posibilidad de que la enfermedad aparezca en etapas tempranas de la vida, entre los 20 y 25 años, pero cuando no es así debemos pensar en individuos mayores que sufren obesidad, presión arterial elevada, diabetes (índice elevado de azúcar en sangre), hiperlipidemia (alta concentración de grasa sanguínea) y problemas cardiovasculares (del sistema circulatorio). La mala noticia es que quienes sufren estas enfermedades crónicas (de larga duración) son cada vez más jóvenes”.

Un gran segmento de la población mexicana consume carne y grasa en exceso, y está acostumbrado a ingerir bebidas alcohólicas con mucha frecuencia. Este régimen alimenticio hace que cierta clase de proteínas, llamadas purinas, se acumulen en algunas articulaciones, sobre todo rodillas y tobillos.

La gota frecuenta el dedo gordo del pie porque dicha articulación es la más alejada del calor en el organismo, pues el ácido úrico “se siente más a gusto” en zonas “frescas”, por llamarles de algún modo. En contraparte, no puede adherirse a la columna vertebral o cadera, y difícilmente lo hará en codos o muñecas, explica el miembro del Colegio Mexicano de Reumatología.

¿Estadísticas ciertas?

Si asumimos como verdaderas las estimaciones actuales, debemos aceptar que en México hay más de un millón de personas que sufren este padecimiento.

No obstante, el Dr. Saavedra Salinas pide que se analicen las cifras con calma, toda vez que en México no se puede hablar de estadísticas confiables en relación con la gota; si acaso, dice el experimentado reumatólogo, deberíamos creer más en los datos que hablan de la artritis porque dicha enfermedad es mucho más frecuente y, por ende, mejor estudiada. “De cualquier manera, no me sorprendería que hubiera ese porcentaje de enfermos”, asevera.

Al comentarle lo extraña que resulta la asimetría de la enfermedad entre uno y otro género, la respuesta surge de inmediato: “Se cree que los estrógenos actúan en el organismo femenino como un ‘dique’ contra el ácido úrico, es decir, que las hormonas femeninas tienen una especie de efecto depurador de esta sustancia y, por ello, las mujeres no enferman tanto como los hombres”.

Sin embargo, abunda el galeno en su explicación, cuando llega la menopausia todo cambia y las mujeres empiezan a tener el mismo riesgo que el hombre, porque las concentraciones de ácido úrico se elevan en el cuerpo, sobre todo si la persona es hipertensa y toma algún diurético, ya que dicho medicamento provoca la eliminación de agua y sodio, pero  también retiene el ácido úrico en el riñón y promueve que se eleve en grandes cantidades en el torrente sanguíneo.

Prevenir es posible

Como ya se estableció, el exceso de ácido úrico en el cuerpo es en la mayoría de los casos responsabilidad de cada persona, pues quienes desarrollan la enfermedad de manera congénita (desde antes de nacer) pertenecen a un sector minoritario. Por tal razón, dice el Dr. Saavedra Salinas, lo primero que hay que hacer es identificar los factores de riesgo y convencernos de que muchos son modificables.

“Hablamos de evitar la obesidad, controlar estrictamente la diabetes y  presión elevada, así como consumir dieta baja en grasas. Es fundamental, asimismo, acudir con un especialista si sospechamos de algún padecimiento renal y que tratemos de evitar el consumo exagerado de bebidas alcohólicas”.

Atender el problema en sus etapas tempranas es importantísimo, ya que en esta fase no hay destrucción articular y lo más seguro es que el tratamiento tenga éxito y permita al enfermo reintegrarse rápidamente a sus actividades cotidianas.

Sin embargo y aunque parezca contradictorio, muchas veces el paciente piensa que lo que le pasa no es grave y continúa comportándose de la misma forma. En dichas circunstancias, su principal enemigo es él mismo, ya que es muy difícil hacerle comprender que debe cambiar sus hábitos y los factores que le llevaron a padecer la enfermedad”, enfatiza el especialista.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Obesidad

¡Programa a tu cerebro para perder peso!


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore