Taquicardias, aceleración del ritmo cardiaco - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Taquicardias, cuando el corazón cambia de ritmo

Martes 28 de marzo del 2017, 03:23 pm, última actualización

Muchas personas sienten que su ritmo cardiaco se acelera cuando están nerviosos o tienen miedo. Si esta condición se presenta con frecuencia, puede deberse a enfermedades como hipertiroidismo, anemia, obesidad o hipertensión, las cuales provocan que el corazón corra en lugar de caminar.

Taquicardia

Símbolo del amor, y en muchas culturas materia prima de sacrificios a diferentes deidades, el corazón es uno de los órganos fundamentales del cuerpo humano. Anatómicamente hablando, es un músculo que tiene cuatro cavidades diseñadas para trabajar de manera eficiente y continua durante toda la vida, pues las paredes musculares de cada hueco (aurículas y ventrículos) se contraen en una secuencia precisa para que, durante cada latido, expulsen la mayor cantidad de sangre con el menor esfuerzo posible.

Es preciso comentar que la contracción de las fibras musculares del corazón está controlada por una descarga eléctrica que lo recorre por completo, siguiendo distintas trayectorias y una velocidad determinada. La "chispa" rítmica con la que inicia cada latido se origina en el marcapasos del corazón (nódulo sinoauricular), que se encuentra en la pared de la aurícula derecha; es también conveniente especificar que la velocidad de dicho "empujón" depende en parte de los impulsos nerviosos y de la cantidad de ciertas hormonas, lo cual explica que algunas enfermedades o estados alterados causen taquicardias, es decir, la aceleración del ritmo cardiaco.

Ahora bien, el llamado sistema nervioso autónomo es responsable de regular automáticamente la frecuencia cardiaca, la cual se rige directamente por los segmentos simpático y parasimpático. El primero acelera el ritmo de trabajo y proporciona al corazón una red de nervios, mientras que el segundo disminuye la cadencia y llega al órgano vital a través de un solo nervio, llamado vago o neumogástrico.

Por otro lado, se sabe que los neurotransmisores del sistema simpático (adrenalina y noradrenalina), que se exaltan en situaciones de peligro -tensión o miedo, por ejemplo-, igualmente aumentan la frecuencia cardiaca, tal como sucede con la hormona tiroidea, que al presentarse en gran cantidad provoca que el corazón lata con excesiva rapidez, mientras que si es poca, lo hace con lentitud.

Despacio, que tengo prisa

Poca gente acude con regularidad a practicarse un chequeo médico, desconoce los hábitos preventivos básicos para mantenerse en buen estado de salud y, por supuesto, ignora cuál debe ser el comportamiento normal del corazón. Por ello, es conveniente saber que la frecuencia cardiaca en reposo es de 60 a 80 latidos por minuto, aunque los expertos reconocen que pueden ser catalogadas como normales velocidades considerablemente menores en adultos jóvenes, sobre todo en aquellos que se encuentran en buenas condiciones físicas.

Pero ojo, si el ritmo es inadecuadamente rápido (taquicardia) o lento (bradicardia) o los impulsos eléctricos siguen vías o trayectos anómalos, se considera que el corazón tiene un ritmo anormal, lo que se conoce como arritmia, la cual puede ser catalogada como regular o irregular.

Otras taquicardias

La taquicardia auricular paroxística tiene una frecuencia cardiaca uniforme y rápida (de 160 a 200 latidos por minuto), que se presenta de modo repentino y se inicia en las aurículas (las dos cavidades del corazón); suele tener inicio y fin repentinos y puede durar desde pocos minutos a varias horas. Se percibe en la mayoría de los casos como una palpitación molesta, y a menudo se acompaña de otros síntomas, como debilidad. Generalmente, el corazón se encuentra bien y estos episodios son más desagradables que peligrosos.

Los momentos de taquicardia pueden ser a menudo interrumpidos mediante una o varias maniobras que estimulan el nervio vago y que, en consecuencia, reducen la frecuencia cardiaca. Dicho procedimiento, que debe ser supervisado por un médico, consiste en hacer que el paciente simule los esfuerzos de evacuación, así como frotar el cuello debajo del ángulo de la mandíbula (lo que estimula una zona sensible sobre la arteria carótida llamada seno carotídeo) o sumergir la cara dentro de un recipiente con agua muy fría. Los expertos señalan que esta técnica es más eficaz si se efectúa poco tiempo después de que empiece el malestar.

Por otra parte, los especialistas médicos responsables de la salud del corazón (cardiólogos) reconocen a la taquicardia ventricular por el ritmo cardiaco de por lo menos 120 latidos por minuto, considerándola sostenida cuando tiene una duración de por lo menos 30 segundos; se debe generalmente a enfermedades cardíacas que causan lesiones graves a los ventrículos. Lo más común es que se manifieste varias semanas o meses después de un infarto.

Este malestar casi siempre se acompaña de palpitaciones, suele ser peligroso y requiere tratamiento de emergencia, debido a que los ventrículos no pueden llenarse adecuadamente ni ejercer su función de bombeo. La presión arterial tiende a descender y se presenta insuficiencia cardiaca; asimismo, existe el riesgo de que se agrave y se transforme en fibrilación ventricular (forma de paro cardíaco). Aunque la taquicardia ventricular puede producir pocos síntomas, incluso a frecuencias de hasta 200 latidos por minuto, es extremadamente peligrosa. El electrocardiograma es el método diagnóstico más efectivo para este problema.

Síndrome de Wolffe-Parkinson-White (WPW)

En esta arritmia cardiaca los impulsos eléctricos son conducidos a lo largo de una vía accesoria (alterna) desde las aurículas a los ventrículos, lo que provoca episodios repentinos de taquicardia con palpitaciones.

Este síndrome es el más frecuente de los trastornos que afectan a las vías mencionadas y se puede manifestar de forma precoz, durante el primer año de edad o tardíamente, por ejemplo, a los 60 años. En el primer caso, los bebés pueden empezar a mostrar síntomas de insuficiencia cardiaca si el evento es prolongado. A veces, parecen quedarse sin aliento o aletargados, dejan de comer bien o tienen pulsaciones rápidas y visibles en el pecho.

No es raro que las primeras manifestaciones se produzcan entre los 10 y 25 años, y que comiencen en forma repentina, a menudo durante la práctica de ejercicio; pueden durar sólo unos segundos o persistir por varias horas (casi nunca más de 12). En una persona joven con buen estado de salud los ataques producen pocos síntomas, pero las taquicardias son molestas y estresantes, y pueden causar desvanecimiento o insuficiencia cardiaca. Es importante destacar que el diagnóstico del WPW se efectúa mediante electrocardiograma.

Afina y verifica tu corazón

Si padeces alguna alteración en el ritmo del corazón puedes recurrir a fármacos especializados y, en grado extremo, a la implantación de un marcapasos.

Este dispositivo electrónico se utiliza, sobre todo, en el tratamiento de frecuencias cardiacas demasiado lentas, pero en casos excepcionales es eficiente para enviar una serie de impulsos que detengan un ritmo anormalmente rápido, siempre y cuando este problema se origine en las aurículas.

No obstante, la mejor manera de mantenerse libre de problemas cardiacos es siguiendo una dieta saludable, un programa de ejercicio y una vida sin estrés y sobresaltos, sin olvidar la importancia de un chequeo médico al menos una vez al año o cuando aparezcan síntomas sospechosos.

Es conveniente, además, alejarse del tabaquismo, cuidar el aumento de peso (obesidad) y la presión arterial, pues estos padecimientos condicionan que el músculo encargado de bombear la sangre al organismo trabaje horas extra.

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Obesidad

¡Programa a tu cerebro para perder peso!


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore